ÁLBUM DE IMAGENES DE "MIRANDO HACIA ADENTRO"

Todas las imágenes originales producidas por "Mirando hacia adentro" han sido publicadas en un blog satélite llamado "Mirando hacia adentro. Álbum de imágenes".

DEUDA EXTERNA ARGENTINA ON LINE

La página norteamericana "usdebtclock.org" informa segundo a segundo la evolución de las deudas de los países. Vea online y en directo el DESENDEUDAMIENTO ARGENTINO presionando AQUÍ.

Translate

domingo, 9 de abril de 2017

“El problema de la Argentina no es CFK, sino Macri con sus lógicas políticas”, entrevista para "Letra P" del 07-04-17


ENTREVISTA. ALBERTO FERNÁNDEZ

Quiere ser diputado nacional por la Ciudad. Apuesta a unir al peronismo y al FpV para “frenar” al PRO. Dice que "Cristina debería ser candidata" y critica duro a Lousteau. Lanza Reencuentro Peronista.


Por Gonzalo Palese

Alberto Ángel Fernández recibe a Letra P en su oficina de la Avenida Callao, tras la “tortura” de atravesar el centro porteño. Es miércoles y, nuevamente, el centro es un caos: la Avenida 9 de Julio está cortada por un piquete de la agrupación “Resistencia Popular” y el Bajo, colapsado por las demoradas obras del Metrobús de Paseo Colón y por el Mini Davos.

Mientras define los últimos detalles del acto que protagonizará este sábado en Boedo, hace una pausa para comenzar la entrevista, que se extenderá por casi una hora. El fin de semana presentará un nuevo espacio dentro del peronismo porteño que buscará medirse dentro del Frente para la Victoria. Será en el café Esquina Homero Manzi junto a “amigos que, por distintas circunstancias, nos separamos y ahora nos volvimos a encontrar”. Los “amigos” son quienes integraron su equipo histórico y lo acompañaron cuando era el jefe del kirchnerismo en la Ciudad: Raúl Garré, Carlos Montero, Guillermo Oliveri, Jorge Argüello, Julio Vitobello y Claudio Ferreño. También, se los podía agrupar como el kirchnerismo más apegado al ex presidente Néstor Kirchner. En ese grupo, entra también la ex embajadora argentina en México y ex diputada nacional Patricia Vaca Narvaja, integrante clave del armado que debuta este sábado y que también participa de la entrevista con este medio.

Alejado del Frente para la Victoria desde hace años, el jefe de Gabinete de Kirchner y de Cristina Fernández entiende que hay “una necesidad” de “buscar puntos de unión” y olvidar viejas rencillas del pasado. “Yo he sido muy crítico del FpV durante estos años”, reconoce y aclara: “No estoy en instancia de criticar, sino de construir”. Tras esa ruptura, quiere volver a edificar desde la Ciudad y con los dirigentes del peronismo, el kirchnerismo y el progresismo que integran el FpV local, que por estos días se encuentra en una interna entre La Cámpora y sectores del peronismo clásico capitalino.

Durante la charla con este portal, ambos brindarán definiciones sobre la fragmentación del peronismo, las “claves” para su unificación y las razones de la formación del armado que, por ahora, denominaron Reencuentro Peronista. “Cuando estoy convencido de lo que tengo que hacer, no le pregunto a nadie”, afirmará Fernández, que admite que en esta construcción no cuenta con el apoyo de Sergio Massa y que nace para “frenar” al gobierno de Mauricio Macri. Al Presidente le endilgará la implementación de políticas “nocivas” para el país y advertirá: “Si seguimos separados, gana”. “La ciudadanía nos está interpelando para que demos respuestas ante la situación de retrocesos de sus derechos”, completará Vaca Narvaja.

A su vez, Fernández admitirá su intención de competir y afirmará que Florencio Randazzo está dispuesto a ser candidato este año en la provincia de Buenos Aires. “Es un tipo con mucho futuro”, sostendrá. Pero también dirá que "en el peronismo hay una figura central, que es Cristina", y que la ex mandataria "debería ser candidata".





-¿Qué es Reencuentro Peronista?

AF: El peronismo ha tenido una serie de planteos internos en los últimos años que hizo que muchos de nosotros tomáramos distancia de lo que hoy es el peronismo. Esa dispersión de peronistas genera hoy en día una ventaja para el Gobierno. Reencuentro Peronista es volver a reencontrarnos muchos a quienes las circunstancias de los últimos años nos separaron y volvemos a advertir la necesidad de estar juntos ante un gobierno que practica políticas muy nocivas para el desarrollo social y económico de la Argentina. Lo que más nos importa es el futuro de la Argentina y, para eso, el peronismo tiene que buscar puntos de unión. Por eso, en Reencuentro Peronista, tenemos la idea de convocar a una corriente amplia que vincule a muchos otros que no son peronistas. Los peronistas tenemos que entender que somos muy importantes y los otros, que ven con preocupación lo que está pasando hoy en día, tienen que entender que hace falta el peronismo para poder construir un espacio más amplio.

-¿Es un armado porteño que busca discutir la política nacional?

PVN: Estamos planteando la creación de un espacio no solamente como una cuestión coyuntural para este 2017, sino algo a mediano y largo plazo en lo que hace a la Ciudad. Si podemos ser ejemplo de la unidad del peronismo y de la convocatoria a espacios más amplios y podemos contagiar que esto suceda en el resto del país, encantados, pero en principio estamos abocados a la construcción de una corriente amplia por Buenos Aires.

AF: El 2017 es una buena excusa para empezar a construir para 2019. Porque el problema no es solamente ganar unas elecciones intermedias; el secreto es volver a recuperar la voluntad de la gente para que nos acompañe a hacer algo distinto y eso lo vamos a dirimir en 2019. Y para eso no basta la Ciudad de Buenos Aires, sino un movimiento que va más allá de las fronteras de la Ciudad.

-¿Qué lectura hace del rol del FpV como oposición al macrismo en la Ciudad durante estos últimos años?

AF: Yo he sido muy crítico del FpV durante estos años, pero la verdad es que no tengo ganas de volver a discutir en qué se equivocó. No estoy acá como fiscal de nada. A la hora de construir, tengo que buscar los puntos de acuerdo y tratar de potenciarlos. No estoy en instancia de criticar, sino de construir.

-Esas críticas que usted hizo no fueron bien recibidas en el FpV. ¿Cree que ahora habrá una actitud distinta y más abierta?

AF: En el medio, pasaron cosas. Yo critiqué mucho los años en los que el debate se postergó y se frustró y donde, de algún modo, se quiso instalar el discurso único. Muchos compañeros del FpV saben que yo tenía razón en muchas cosas que decía y con eso me alcanza. No me interesa siquiera que me lo reconozcan.

PVN: Ése es el espíritu. Hay una realidad objetiva: la ciudadanía no está interpelando para que demos respuestas ante la situación que se está dando de retrocesos de sus derechos, desempleo, baja de poder adquisitivo, hambre en distintos lugares. Eso hace que el peronismo tenga que dar respuesta y no queremos volver a un 2001 porque estas políticas si se siguen profundizando van a traer esas consecuencias.

-Esta reflexión también se da en la provincia en torno a los liderazgos que se construyen hacia adelante. Y en torno a quién va a ser la figura en 2019 o en 2017.

AF: ¿Y quién va a ser el candidato de Macri si le va mal en el Gobierno? No se sabe. ¿Por qué vamos a resolver hoy lo que no sabe nadie? En el peronismo hay una figura central, que es Cristina. Respecto de ella algunos hemos tenido cuestionamientos muy severos e intuimos...

-¿Qué intuyen?

AF: No sabemos. Si vemos lo que está pasando hoy pienso que debería ser candidata. Es un análisis objetivo porque si acumula cierta cantidad de votos y, con esos votos, el peronismo pueda llegar a la victoria, deduzco que ella podría presentarse, después está su voluntad y su vocación.
Si Cristina no está, el liderazgo está en crisis, aunque ella lidera a una parte del peronismo, no todo.

Siento que, cuando los liderazgos están en crisis y no afloran tan contundentemente, uno tiene que empezar a pensar en la construcción colectiva y ahí empiezan a aparecer liderazgos. Pero los liderazgos no se decretan. Yo puedo tener ideas, como puede tener Florencio (Randazzo). Pero los liderazgos los dictamina la gente.

-¿Tiene diálogo con Randazzo?

AF: Sí, claro. El otro día hablamos dos horas y quedamos para vernos. Soy amigo.

-¿Cómo ve la posibilidad de que sea candidato?

AF: Bueno, él dice que va a ser candidato. Que quiere presentarse en la interna y quiere disputar. Es un tipo con mucho futuro, valioso. Todo eso hay que rescatarlo.

-¿Cree que puede ir a una interna con Cristina o se puede resolver de otra manera?

AF:No tengo idea. Ése es un tema mucho más complejo porque Cristina tiene una presencia electoral muy fuerte. De algún modo, Florencio está proponiendo lo mismo que nosotros, que es que debatamos. Y no lo está haciendo yendo él, sino entrando a la unidad del peronismo. Y esto me parece saludable.

Me encantaría que el peronismo olvidara los personalismos y empezara a construir con una lógica colectiva distinta, porque, cuando nos falla el líder, entramos todos en crisis. Los liderazgos están en crisis, pero admito que Cristina tiene una posición de liderazgo importante respecto de un sector importante de la sociedad.

-Pero también tiene una resistencia fuerte en el peronismo.

AF: Y en la sociedad también. La Cristina que yo conocí era muy inteligente y, si sigue siendo así, que no lo dudo, sabrá leer adecuadamente lo que está pasando. Será capaz de abrirse ella y no pedir que todos nos abramos a ella, sino abrirse un poco ella y escuchar otras voces.

-¿Cuál es el límite de este armado plural que plantean?

AF y PVN: Macri.





-¿Puede estar incluida La Cámpora entonces?

AF: En La Cámpora hay mucha gente valiosa y esto no quiere decir que yo no vea que en cierta dirigencia de La Cámpora hay una actitud sectaria, vanguardista que a mí no me gusta. En todo caso debatiremos en política.

-Pero desde hace años que en el FpV porteño hay una tensión entre el PJ y La Cámpora que en tiempos electorales se agrava…

AF: Yo cuando hago política trato de hablarle a la gente, no a Cristina. Lo que le pido a muchos es que por favor dejen de hablarle a Cristina para que los bendiga y le hablen a la gente. Yo no necesito la bendición de nadie.

-¿Este armado cuenta con la venia de Sergio Massa y el Frente Renovador?

AF: No. Cuando Duhalde me dijo a mí que el candidato a presidente tiene que ser (Carlos) Ruckauff, yo le dije que tenía que ser Kirchner y todos se me rieron. Yo lo seguí con mucha convicción y un día que advertí que el gobierno de Cristina estaba teniendo un sesgo que a mí no me gustaba y Kirchner me dijo ‘vos tenés que estar con Cristina’, yo le dije ‘hasta acá llegué, porque esto no me gusta’. Y después, en 2011, cuando me dijeron que tenía que volver a acercarme a Cristina, elegí la propuesta de Sergio, que me parecía la más racional que se estaba esbozando. ¿Qué quiero decir con esto? Que, cuando estoy convencido de lo que tengo que hacer, no le pregunto a nadie.

Si yo hubiera esperado que en el Frente Renovador avalaran lo que estoy haciendo, todavía estoy esperando. Pero creo que es lo que debo hacer y no estoy despotricando contra el Frente Renovador y yo ayer (por el martes) estuve con Sergio, hablé con él, lo aprecio y lo valoro, pero creo que, si somos dirigentes, debemos unir piezas y tratar de involucrar a todos.

Ésta es una decisión que yo he tomado y me reencuentro con amigos que tenemos en común la visión de que hace falta hacer algo superador. Eso significa que volvamos a unirnos y trabajar juntos porque, si seguimos separados, gana Macri. Y el problema de la Argentina no es Cristina, sino Macri con sus lógicas políticas.

-Dijo que nadie sabe lo que va a hacer Cristina y que sólo se puede intuir. ¿Habla con alguien del círculo de confianza de la ex presidenta?

AF: Hablo con Máximo y tengo el máximo respeto, valga la redundancia. Es un tipo muy razonable, muy sensato. Yo no tengo problemas en hablar con nadie. Y con Máximo me es grato porque lo conocí de pibe, siempre he tenido un buen trato con él y es el hijo de alguien a quien yo he querido mucho como Néstor. Hablo con Juan Cabandié también.
"¿Cómo se entiende que Martín (Lousteau) diga 'si me dejan entrar a Cambiemos, voy con Cambiemos y si no, voy solo'? Entonces, vos sos Cambiemos. No me hagas creer que sos un opositor."

-¿Cómo es su vínculo con el presidente del PJ porteño, Víctor Santa María? ¿Qué lectura hace de su gestión al frente del partido?

AF: Conducir el PJ en la Ciudad es una tarea compleja y en eso no tengo nada que reprochar. Víctor está, como nosotros, queriendo buscar puntos de unión y está muy bien.

Creo que Daniel Filmus, Jorge Taiana y Eduardo Valdés también están expresando esa voluntad. Nosotros lo único que estamos haciendo es tratar de llegar a esa unidad con nuestra propiedad identidad. Queremos ponernos de acuerdo pero no obedeciendo, sino debatiendo y poniendo las cartas sobre la mesa.

PVN: Estamos construyendo con ellos un programa conjunto para plantear la unidad en torno a qué, porque la unidad no es solamente escucharse, sino saber qué es lo que le vamos a proponer a la gente, a debatir y decir para explicitar y fidelizar esa propuesta. El gobierno de Macri va a tener una estrategia electoral y retórica con que lo mejor está por venir o que ellos son el cambio y que el último gobierno, los últimos 12 años y la pesada herencia. Y nosotros no queremos dar esa discusión. Vamos a dar la discusión en torno a qué queremos hacia adelante, qué queremos para el presente y las consecuencias de las políticas de Macri.

-¿Va a ser candidato a diputado nacional por la Ciudad?

AF: Yo lo que quiero es volver a recuperar el poder para cambiar el rumbo de la Argentina. No tengo ningún problema en ser candidato. Pero lo prioritario es que nos unamos, que convoquemos a los porteños y que ganemos y, si mi nombre sirve para ganar, entonces me pondré al frente, no tengo ningún problema.

PVN: Este espacio se lo ha pedido desde el primer momento. Para nosotros sería lo mejor que Alberto encabezara la lista de diputados. Es un cuadro político que entiende y conoce la Ciudad. Fue artífice del triunfo de (Aníbal) Ibarra y de lo que ha sido la reconstrucción en un momento muy difícil de la Argentina.

-¿Puede haber internas en el FpV porteño?

AF: Soy de los que piensa que tenemos que tratar de estar unidos para darnos un debate de cara a la gente y poder enamorar a la gente. También, hay que cambiar figuras. No podemos seguir repitiendo candidatos eternamente. Aquellos que vienen con una posición vanguardista, que se creen iluminados, que saben cómo se salen de esto, desoyendo al conjunto, yo les pediría que repiensen porque nos van a llevar a una derrota nuevamente.

-No parece haber esa discusión programática que usted plantea en el FpV… Se ve una pelea por el armado de listas en las que se tiran con fotos y se resaltan las ausencias y presencias que hay en las mismas…

AF: Los que se quejan hoy de que la lapicera la manejaba La Cámpora son los que dejaron que La Cámpora manejase esa lapicera. Yo nunca dejé que me manejen la lapicera. Esto de inventar al monstruo y luego quejarse de Frankestein es un mal método. Yo tampoco creo que La Cámpora sea un Frankestein.

-¿Cómo ve el panorama político de la Ciudad de cara a las elecciones?

AF: Si Carrió viene a la Ciudad, Cambiemos pierde su principal espada en la provincia de Buenos Aires. Así como cuando Cristina no es la candidata del peronismo en la provincia de Buenos Aires el peronismo se debilita, cuando Carrió no es la candidata de Cambiemos, se debilita Cambiemos. Y no tienen candidato de reemplazo como tampoco lo tiene Cristina. Ni Cristina ni Carrió trasladan todo su potencial electoral.

-¿Y Lousteau?

AF: ¿Cómo se entiende que Martín (Lousteau) diga 'si me dejan entrar a Cambiemos, voy con Cambiemos y si no, voy solo'? Entonces, vos sos Cambiemos. No me hagas creer que sos un opositor. Fue el embajador de Macri todo este tiempo. Siento que se van a dividir los votos entre ellos y que Martín tal vez saque algún voto de otro lugar.

Ya no es el Martín que nosotros conocemos. Es un Martín embajador de Macri, rodeado por Nosiglia y por lo más vetusto del radicalismo porteño. Es otro Martín. No es el pibe que irrumpió como una promesa.

El secreto es lo que podamos hacer nosotros en unirnos como fuerza y convocar a todo el progresismo. Está claro que Martín ya no está en condiciones de convocarlo y que Cambiemos nunca quiso. Si nosotros podemos construir un espacio progresista, amplio, podemos ser la expresión de un número importante de porteños en la capital nacional del macrismo.

Publicado en:
http://www.letrap.com.ar/nota/2017-4-7--el-problema-de-la-argentina-no-es-cristina-es-macri-con-sus-logicas-politicas

No hay comentarios: