ÁLBUM DE IMAGENES DE "MIRANDO HACIA ADENTRO"

Todas las imágenes originales producidas por "Mirando hacia adentro" han sido publicadas en un blog satélite llamado "Mirando hacia adentro. Álbum de imágenes".

DEUDA EXTERNA ARGENTINA ON LINE

La página norteamericana "usdebtclock.org" informa segundo a segundo la evolución de las deudas de los países. Vea online y en directo el REENDEUDAMIENTO ARGENTINO presionando AQUÍ.

Translate

lunes, 10 de diciembre de 2018

Axel Kicillof: “Los tres años de Macri rompieron todo, la inflación acumulada es del 156% y hubo un industricidio”, por "Actor Político" del 10-12-18


10 dic - 

El diputado nacional kirchnerista dijo que la estrategia de Macri es evitar que se hable de economía, aunque aclaró que la situación es crítica en ese plano.” Hubo mucho marketing pero malos diagnósticos y mala praxis”, señaló.

  
En declaraciones a Radio 10, el ex Ministro de Economía sostuvo que hay un intento “desesperado” de Macri para que no se hable de la economía y afirmó que el nuevo protocolo de seguridad impulsado por Bullrich tiene que ver con eso.
Pese a ello, planteó que las consecuencias del modelo macrista son evidentes. “Los tres años de Macri rompieron todo: los empleos de calidad, la deuda se duplicó y una inflación acumulada del 156%. Hubo mucho marketing pero malos diagnósticos y mala praxis”, sentenció.
Para Kicillof, la gente “gana muy mal y la inflación sigue aumentando”. “El diagnostico fue malo y también mala la ejecución”, añadió.
Además, el diputado nacional habló de un “industricidio”, en referencia a la situación crítica que vive fundamentalmente el sector Pyme en Argentina.

Publicado en:
http://actorpolitico.com/nota/8994/axel_kicillof_los_tres_anos_de_macri_rompieron_todo_la_inflacion_acumulada_es_del_156_y_hubo_un_industricidio/

Negocios de familia: por el pago de coimas, Franco y Gianfranco Macri deberán declarar ante la justicia, por "Info135" del 10-12-18


10 diciembre, 2018 

Llamativamente, el juez federal Claudio Bonadio citó para el próximo jueves a Franco y a Gianfranco Macri, padre y hermano del presidente de la Nación respectivamente, en una investigación derivada de la causa de las fotocopias de los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.



La indagatoria será por el pago de coimas para mantener las concesiones asignadas a Autopistas del Sol, empresa que el holding de la familia presidencial vendió después de la asunción de Mauricio Macri.

En la resolución se detalla que a Franco y Gianfranco Macri se los cita además por la firma Acceso Norte. A ellos también se les imputa haber pagado coimas por el acceso Oeste a través del grupo concesionario Oeste SA. Por eso también se llamó a indagatoria para el 14 de diciembre a otros integrantes de la firma como Manuel Socasau, José Luis Giménez Sevilla y Miguel Ángel Gutiérrez.

Las declaraciones indagatorias del próximo jueves también alcanzarán a otros empresarios viales y a funcionarios de la gestión kirchnerista.

La familia Macri vendió en 2017 las acciones que tenía en Autopistas del Sol, que mantiene la concesión de la autopista Panamericana, por un total de 20 millones de dólares. La transacción fue denunciada ante la Justicia Federal por la ex diputada Margarita Stolbizer para investigar si el presidente no benefició a su familia al habilitar aumentos en los precios de los peajes, que valorizan más las acciones de la firma.

El hermano de Macri ya había recibido un beneficio directo por parte del presidente, cuando por decreto permitió que los familiares de los funcionarios de Gobierno pudieran ingresar al blanqueo de capitales votado por el Congreso en 2016. Gracias al decreto presidencial, Gianfranco blanqueó $ 63,5 millones.

Publicado en:
https://info135.com.ar/2018/12/10/negocios-de-familia-por-el-pago-de-coimas-franco-y-gianfranco-macri-deberan-declarar-ante-la-justicia/

Proponen precios de gas más caros en invierno para impulsar más Vaca Muerta, por Santiago Spaltro (para "El Cronista" del 10-12-18)






PROPONEN PRECIOS DE GAS MÁS CAROS EN INVIERNO PARA IMPULSAR MÁS VACA MUERTA
Por  SANTIAGO SPALTRO

10/12/2018 

La baja en los precios del gas que obtuvo el Gobierno mediante licitaciones competitivas podría no mantenerse estable en el tiempo. De acuerdo con el análisis que hizo la consultora internacional Wood Mackenzie, una buena señal para las inversiones en Vaca Muerta sería tener un precio mucho más alto en invierno que en verano, a fin de estimular la producción solamente en los picos de demanda.

Mauro Chávez Rodríguez, analista principal de Gas Natural y LNG para América Latina en Wood Mackenzie, explicó a El Cronista que "la competencia logró que se consiguiera gas a u$s 3,40 por millón de BTU para las centrales termoeléctricas en verano".

Sin embargo, planteó que las autoridades energéticas argentinas deberían olvidarse de ponerle un tope a los precios y que en invierno se licite el gas a valores similares a la paridad de importación del Gas Natural Licuado (LNG import parity, en inglés).

De esta forma, se podría incentivar la producción en Vaca Muerta, pero a un costo de que el gas invernal esté entre u$s 8 y u$s 9 por millón de BTU, al menos un 100% más caro que en el período estival.

La razón que esgrime Chávez es que esos valores harían rentables la producción de pozos solamente dedicados a abastecer la demanda interna en junio, julio y agosto, cuando salta de entre 120 y 130 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d) a más de 150 o 160 MMm3/d. En lo que resta del año, los pozos se mantendrían cerrados.

Para el analista de Wood Mackenzie, eso implicará un mayor break-even (umbral de rentabilidad), pero sería preferible impulsar la producción local antes que seguir importando GNL o quemar combustibles fósiles, que es más caro y le quita más dólares al Estado nacional.

Esta idea respondería a una estrategia de Argentina first (Argentina primero, al estilo de la retórica del presidente de Estados Unidos, Donald Trump), es decir privilegiar el trabajo local en los pozos petroleros y la construcción de gasoductos antes que seguir comprando gas en el exterior.

No obstante, resulta complicado que el Gobierno pueda licitar el gas un 100% más caro en el próximoinvierno y que lo paguen los consumidores en sus facturas, estando a solo dos meses de las elecciones presidenciales.

Una forma de evitar la llegada de boletas muy difíciles de pagar para los hogares sería cobrar lo mismo en verano que en invierno, en base al promedio de consumo anual de cada cliente.

El análisis de Chávez coincide con las preocupaciones de los responsables de la venta de gas de las principales petroleras del país. Según constató este medio en las mesas de competitividad de Vaca Muerta, realizadas la semana pasada, los gerentes de dos empresas con importante producción en Neuquén sostuvieron en el Palacio de Hacienda que la posibilidad de tener un tope en los precios del gas inquieta al sector y sería "una muy mala señal" para los inversores del resto del mundo que buscan ingresar.


Publicado en:
https://www.cronista.com/amp/economiapolitica/Proponen-precios-de-gas-mas-caros-en-invierno-para-impulsar-mas-Vaca-Muerta-20181209-0032.html?__twitter_impression=true

Mercados dudan del déficit cero para 2019, por Jorge G. Herrera (para "Ámbito" del 10-12-18)



Varios elementos jugaron a favor en 2018. El próximo año no lo harán. Por el lado del gasto, es clave el previsional y social, ya que cuanto mayor sea el aumento mayor ajuste habrá que hacer en el resto.


Por Jorge G. Herrera

Por lo visto en los primeros diez meses del 2018 la performance fiscal se perfila a mostrar un cumplimiento, con creces, de las metas pactadas con el FMI. Que incluso hasta le permitiría adelantar pagos correspondientes al próximo año, en lugar de la clásica picardía de aumentar el stock de libramientos impagos. O bien, como algunos sospechan, mejorar los haberes de estatales y jubilados y algún plus para planes sociales para fin de año.

Claro que hubo una serie de artilugios y factores que coadyuvaron para hacer posible esta performance y que, lamentablemente, no estarían presentes en 2019, tanto por el lado de los ingresos como del gasto. Esto es lo que hace dudar a los analistas que la meta fiscal de “déficit cero”, que algunos descuentan como un hecho, se presente por demás desafiante.

Ocurre que en los primeros 10 meses del 2018, el déficit primario cayó 33% interanual, llegando a contraerse casi un 50% en términos reales. Este retroceso del déficit primario se logró a partir de ingresos que mostraron un incremento superior al gasto primario (31,4% vs. 22,6%). Sin embargo, “el buen desempeño de los ingresos fiscales no se debió a la buena performance recaudatoria, sino al fuerte aumento de las rentas de la propiedad debido a los ingresos por intereses obtenidos de los depósitos a plazo fijo del Tesoro en el Banco Nación”, advierte el Estudio Broda. Además, por el lado del gasto se registró una caída de 6,6% interanual en términos reales. Las partidas de gasto que registraron los mayores retrocesos fueron: la obra pública, las transferencias a provincias, el déficit de empresas públicas y los salarios estatales. Si se analiza el comportamiento del gasto por su característica de inflexible y flexible, o sea, entre el que está atado a algún esquema indexatorio y el que no, se observa que hubo un “devastador” ajuste en el gasto en jubilaciones y pensiones (cayó casi 16% real interanual en octubre pasado) y otro tanto en asignaciones familiares, pensiones no contributivas y PAMI. Mientras que en el gasto flexible la mayor caída en octubre pasado corresponde a salarios y transferencias a provincias con el 17% y 11% respectivamente.

Ahora bien, con vistas a lo que viene hay que tener en cuenta, principalmente, cinco desafíos que conspiran con el cumplimiento del “déficit cero”, según el Estudio Broda.

La caída real de la recaudación tributaria podría tender a acentuarse en los próximos meses por la recesión. Esto es clave, dada la alta correlación entre el nivel de actividad y la recaudación tributaria real.

El Tesoro no contará con el “boom” de las rentas de la propiedad de 2018. Ya que una buena parte de sus depósitos en el BNA deberán utilizarse para cancelar sus obligaciones en pesos en este último mes del año. Cabe recordar que Luis “Toto” Caputo había colocado deuda en enero pasado por u$s9.000 millones y con esos fondos, pasados a pesos vía el BCRA, se colocaron a plazo fijo en el BNA. En 2019 no solo se espera que los depósitos oficiales sean menores sino que además las tasas de interés también retrocederán.

El gasto primario se viene acelerando en los últimos meses del 2018 (entre abril-octubre creció 29% interanual vs. 12.9% de 2017). Incluso el gasto devengado viene creciendo por encima del de caja.

Es casi imposible que el gasto en subsidios económicos muestre una caída real en 2019 como la proyectada por el Gobierno (el FMI espera bajar el % de la tarifa subsidiada al 30%). En el mejor de los casos, este gasto se mantendrá constante en términos reales. Y aún así, para que esto último sea factible, la tarifa de electricidad debería aumentar al menos un 60%.

El gasto previsional y social tenderá a acelerarse porque se indexa por la inflación pasada (de 6 meses atrás) y la reciente suba de los precios hará que esta partida tienda a aumentar más. Cuanto mayor sea la suba del gasto previsional y social, por la baja de la inflación, más habrá que ajuste el resto del gasto para lograr el “déficit cero”.

Publicado en:
https://www.ambito.com/mercados-dudan-del-deficit-cero-2019-n5004356

Tercera carta pública al presidente Macri, por Mempo Giardinelli (para "Página 12" del 10-12-18)

Arriba: El inquilino de la Casa Rosada

Pçagina 12, 10 de diciembre de 2018
Opinión


Arriba: El señor Mempo Giardinelli

Sr. Presidente: hoy cumple usted tres años en el máximo cargo republicano, y aunque seguramente no leerá estas líneas (es fácil deducir que usted no lee) yo quiero decirle que en mi opinión es usted un traidor a la Patria y un inepto absoluto. 

Los demócratas, que somos mayoría de este país, aceptamos los resultados de 2015 con serenidad, y muchos –aunque no fue mi caso– con esperanza. E incluso los que sospechamos que hubo fraude, no alzamos la voz. Por la paz de la república. Y porque jamás pensamos que el cinismo y el racismo, el robo empresarial y la vocación colonialista serían tan enormes como fueron en estos tres años. Hubiese yo querido empezar estas líneas acusándolo de políticas equivocadas, pero la realidad me supera: usted ha arruinado a conciencia este país. Ha condenado a millones de compatriotas a una vida miserable y encima los pisotea a diario con su repertorio inagotable de mentiras y de medidas antipopulares, antisociales, violentas y embrutecedoras. 

Hoy en la Argentina más del 50% de la población vive en la pobreza. Son millones de personas, de todas las edades. Y la mitad son niños con hambre, y carentes, además y vertiginosamente, de un buen futuro escolar y sanitario.  

Ni sus publicistas y encuestadores lo pueden ocultar. Y por eso los repugnantes ejércitos de trolls que ustedes mantienen –y niegan cobardemente– hacen silencio al respecto. 

Los pobres absolutos, los marginados, los sin trabajo, los sin casa, están constituyendo el paisaje más infame de este país que usted y su funcionariado ocultó a los mandatarios del G–20, que por supuesto aceptaron gustosos el engaño, circunscriptos a 30 manzanas del centro porteño, glamorosas y vacías. 

Yo digo que no se dio cuenta, usted que no se da cuenta de nada que no sean sus negocios y sus intereses, de la farsa que fue esa reunión que costó una absurda millonada de dólares y no sirvió para absolutamente nada. Y al contrario, agravó dramáticamente las condiciones de la neocolonización que usted gerencia.En todo el país, en todas las ciudades colmadas de pordioseros y linyeras que duermen en veredas y defecan en los parques, la vida fue y es otra cosa. Y por eso a quienes tenemos ojos y corazón, y vemos y nos duele lo que sucede en las calles porque las caminamos sin temores ni prejuicios, nos impactaron las estupideces de su gente, sus diarios y su tele: desfiles de modas de primeras damas tan machistas como usted, comilonas en palacetes fastuosos, careteos y una militarización feroz en las calles porteñas. Por eso todo el vasto interior del país, sépalo, pasó olímpicamente del G–20. Y mucho más de la mitad de la ciudadanía acordándose ominosamente, si bien cantando, de su señora madre.

Su gobierno, en sólo tres años, ya es considerado por la prensa mundial y lo que queda de la verdaderamente nacional, como el peor de toda la Historia Argentina, genocidio dictatorial aparte, desde luego, si bien es repudiable que usted y los suyos protegen a asesinos, ladrones y apropiadores de niñ@s.

Y digo el peor gobierno de la historia en términos institucionales, económicos y sociales. Porque usted ha destruído a conciencia la industria argentina, que casi no existe más. Usted protege a los destructores del agro, los que arrasan bosques nativos, los sojeros que queman la tierra, envenenan el agua e inundan los mejores campos de este país que fue envidiado en el mundo. Usted protege a los que se apoderaron de todos los puertos argentinos, y a los que ahora monopolizan hasta las semillas. Su gobierno viene privatizando velozmente la educación y la salud, cerrando escuelas e institutos, y no hay certezas de que continúen las 60 universidades públicas argentinas gratuitas, ejemplares y de calidad, y productoras de talentos apreciados en el mundo entero.

Y por si fuera poco usted terminó de arruinar la confianza en la Justicia, y es fácil sospechar que lo hizo con dinero, espías y amenazas.

Y dejo para el final la corrupción de su gobierno. Tod@s sabemos que la dictadura cívico–militar–empresarial–eclesiástica que se llamó a sí misma “Proceso” fue la madre de la corrupción consustancial al sistema político y económico argentino. Pero le diré dos cosas, señor: una es que comparados con estos tres años de su gobierno, todos los otros casos de corrupción –desde Alfonsín al kirchnerismo y pasando por el menemismo y la Alianza– fueron, dicho sea irónicamente, juegos de niños en comparación con el robo, el nepotismo, la naturalización de la inmoralidad, los usos y costumbres arbitrarios e incontrolados, el acomodo, el sistema de coimas y el cinismo y la podredumbre moral que imperan en su gobierno. Que además terminó de pudrir lo que llamábamos Justicia y arrasó con lo que se llamaba libertad de prensa, de expresión, de libre comunicación o como fuera. 

Señor: su gobierno, sus amigos, sus familiares, empatotados cual infame caterva sin patria, sin honores, sin historia, sin afectos sinceros y creíbles, puestos a hacer negocios y a sacar fortunas del país (que muchos no dudamos que guardan en Panamá, Bahamas, Suiza y quién sabe dónde más) lo que han hecho en tres años es destruir lo mejor de nuestro pueblo: el trabajo y la investigación tecnológica y científica, la educación, la salud, la previsión social, la soberanía y la autodeterminación, la solidaridad, las tradiciones y la historia nacional, e incluso nuestro territorio que hoy es entregado a manos extranjeras junto con los restos de toda moral y esperanza. Usted encabeza un gobierno que desprecia y castiga a los que menos recursos tienen. La criminalización de la pobreza es para ustedes política de Estado. Y la entrega de los fabulosos recursos naturales de la Argentina son el peaje que ustedes pagan por el aplauso de imperios y ricachones y por la impunidad que ellos les garantizan.

A nosotros nos llevará un tiempo todavía recuperar el gobierno. Hombres y mujeres honrad@s, trabajador@s, estudios@s y con renovado espíritu patriótico recuperaremos el gobierno. Ya lo va a ver. Y el Sol de nuestra bandera volverá a sonreir, cuando ustedes se vayan para no regresar jamás.

He escrito todo esto cuidándome de las consecuencias de mi propio, inmenso dolor. Lo saludo, por eso, con el menor de mis respetos.

Publicado en:
https://www.pagina12.com.ar/161102-tercera-carta-publica-al-presidente-macri

Arte de magia, máquinas de apariencias, por Daniel Rosso (para "Motor Económico" del 10-12-18)



Por Daniel Rosso 

Nuevos procedimientos “de producción de verdades” atraviesan los lenguajes judiciales y mediáticos. Son tecnologías discursivas que generan cápsulas de sentidos de reproducción masiva.

Podemos sintetizar la primera de ellas del siguiente modo: un objeto que no existe deviene existente por otro que, a la vez, tampoco existe.

El dinero clandestino que no aparece “existe” a través de bolsas, valijas y bóvedas que tampoco aparecen.

Por lo cual, a través de esta tecnología discursiva, lo que no existe es creado por lo que no existe. Es decir: las cosas no existentes se dan “estatuto de existencia” entre sí. Dinero, valijas y bóvedas toman materialidad en el vacío de referencias. Es una epistemología del vacío: la producción repetida de hechos y de datos sin existencia adquieren el estatuto de “reales”. Son maquinarias de producción de apariencias.

La cadena de pruebas, entonces, es una serie evanescente de palabras que nunca encuentran su objeto: bóvedas, valijas, dinero oculto son términos que mayoritariamente existen en el discurso pero no terminan de encontrar sus referencias materiales. Son simulacros cuya fuerza de verdad proviene del ensamblaje artificial de operaciones judiciales y mediáticas. Incluso se ha intentado –con un nivel de éxito apreciable- que estos objetos existan por desaparición: las bóvedas “estaban pero han dejado de estar”. Se trata de un nuevo lenguaje que funciona sólo en interioridad: en la cadena relacional que hace “existente lo inexistente”.

En el principio fue la palabra El lenguaje de algunos jueces y de los grandes medios, entonces, invierte la lógica moderna según la cual “las palabras nombran a las cosas.” Aquí, en un relativismo extremo, asistimos a lo opuesto: las cosas tienden a ser integralmente creadas por las palabras. En la mayoría de los casos, son discursos que sueltan amarras del mundo y construyen por sí mismos los hechos y sus pruebas.

No se trata sólo de discursos basados en referentes materiales que no aparecen: también hay otros que se basan en referentes que han desaparecido. Un caso evidente es el de los cuadernos. Éstos, como sabemos, “existen” a través de sus fotocopias pero no como objetos originales.

En este caso, la existencia de los cuadernos originales tiende a resolverse a través de la narración de su desaparición: “existen” a través de la historia que nos cuentan de cómo desaparecieron (en este caso, quemados en la parrilla del fondo de la casa del chofer Oscar Centeno). El relato de los medios produce existencia. El itinerario historizado del discurso produce verdad. Además, por el poder de estos discursos repetitivos, las cosas existen no cuando se las encuentra sino cuando se las busca.

Es la repetición de lo que permanece en estado de búsqueda lo que hace a las cosas “existentes”. Más aún: mientras más se las busca más existen. Por eso, la paradoja consiste en que cuanto más tardan en aparecer “las pruebas” más existencia tienen los hechos. Y si no aparecen nunca, la misma búsqueda ya ha producido la “realidad” de lo que no se encontró.

En esta perspectiva, las contradicciones entre los relatos de los arrepentidos no importan porque la verdad no deviene del cotejo de los discursos entre sí, sino de la elección de aquellos que incriminan a los funcionarios que previamente se ha decidido culpabilizar. Por eso, las declaraciones de los arrepentidos cuentan con “zonas liberadas”: como no requieren el contraste con los hechos o con otros discursos, son pruebas en sí mismas. Además, se genera un mercado informal de relatos donde las declaraciones adquieren valor si incriminan directamente a los funcionarios que se ha decidido culpabilizar.

Paradójicamente, mientras se han grabado y puestos a circular ilegalmente diálogos privados de la ex presidenta con colaboradores, y se ha incriminado a diputados opositores por su supuesta participación en disturbios callejeros durante el debate por el Presupuesto a través de imágenes tomadas por numerosas cámaras, las declaraciones de los arrepentidos no fueron grabadas ni filmadas.

Todo existe… excepto

Todo es filmado menos los discursos de los “arrepentidos”. Son discursos sin retaguardia: sin posibilidad de contrastación directa. De los cuadernos no están los originales. Del discurso de los arrepentidos están sólo los originales.

Esa epistemología del vacío empalma con una metodología de la falta.

De este modo, una inmensa maquinaria de producción de apariencias genera una serie de discursos sin pruebas que, sin embargo, aparecen en los medios concentrados como discursos probados.



Otro ejemplo: “la ruta del dinero k” hace referencia a billetes permanentemente en tránsito pero sin lugar visible de acopio o acumulación. Están presentes en los relatos de los que dicen haberlos visto circular pero, en ningún caso, existe como dinero detenido. Su existencia deviene de su continuo andar. Es un existencialismo del movimiento.

Nada por aquí, nada por allá: ¡la bóveda!

Otra de esas tecnologías discursivas consiste en desplazar el relato por una cadena de falsos sinónimos. En estos casos, el objeto que no existe –por ejemplo, la bóveda – se transforma, a lo largo del texto, en otro objeto que se coloca artificialmente como sinónimo: una caja fuerte.

Sucedió en una nota aparecida en el diario Clarín el domingo 25 de noviembre titulada “La Justicia detectó que Muñoz tenía una oficina con un baño blindado y una bóveda”. La palabra bóveda del título se transforma en caja fuerte en el copete, luego en caja de seguridad en otra parte del texto, posteriormente en bóveda “pequeña”, para apostar definitivamente por el término caja fuerte en la medida que el lector se acerca a la foto donde, efectivamente, aparece una caja fuerte pequeña.

Lo que le da existencia a la bóveda que no existe es un objeto que sí existe – la caja fuerte – colocada en una relación de falsa sinonimia.

Estos falsos sinónimos tienen una lógica de sustitución decreciente: mientras más nos alejamos del título más se nombra al objeto real. En las zonas más visibles de las notas, preferentemente en los títulos, se colocan las “capsulas de sentido” que alimentan el relato transversal de la corrupción (la ruta del dinero k, las bóvedas, los bolsos, etc.) y luego, en las zonas menos visibles, se sustituye ese objeto inexistente por objetos existentes utilizados como falsos sinónimos.

Las máquinas de apariencias actúan en el interior de los procesos de producción de “verdades”. Por ello, utilizan en muchos casos el género de investigación periodística: buscando allí la “verdad”, la sustituyen por sus simulacros.

Sociólogo y mega conocedor de asuntos ligados a la comunicación política. Este texto forma parte de la intervención del autor en un debate abierto sobre Tecnopolítica, Redes Sociales y de Poder en las que participaron también el sociólogo y consultor Gerardo Adrogué, el experto en telecomunicaciones, nuevas tecnologías y delegado de ARSAT, Alfredo Moreno y el ex ministro de Trabajo, Carlos Tomada.
(*) Fuente: Socompa

Publicado en:
http://www.motoreconomico.com.ar/opinion/arte-de-magia-mquinas-de-apariencias

El modelo neoliberal-financiero esta terminado, por Santiago Fraschina (para "Ámbito" del 07-12-18)



La economía atraviesa una profunda crisis, de la cual llevará años recuperarse.

Por Santiago Fraschina

Al igual que en 2001, presenciamos el desarrollo de la lenta agonía de un modelo político que ya está terminado. Una categorización simplificada del proceso que volvió a instaurarse desde fines de 2015 es la de “neoliberal financiero”. No es el único rasgo en el cuál puede expresarse el neoliberalismo como doctrina, pero sí el que produce transformaciones más dramáticas y aceleradas sobre la estructura productiva argentina. La restauración de un modelo económico sustentado en el sector financiero como factor de acumulación predominante, dejará marcas permanentes en el plano interno. A escasos días de cumplirse tres años de la gestión macrista, la economía atraviesa una profunda crisis, de la cual llevará años recuperarse.

Uno de los aspectos distintivos de este proceso es la velocidad con que el actual programa económico llegó a un punto de no retorno, es decir, en donde las medidas adoptadas solo sirven para estirar la agonía de lo que, a todas luces, está agotado. La aceleración del proceso puede deberse, entre otras razones, a las experiencias otrora vividas, que van formando las expectativas de los agentes económicos como un acto reflejo, sumado al hecho de que el contexto internacional, signado por la vuelta al proteccionismo de las grandes potencias, claramente juega en contra de este modelo.

Desde el arranque de la actual gestión el conjunto de la política económica mostró el linaje ideológico neoliberal de quienes nos gobiernan, desregulando los mercados de bienes y servicios y la triada de mercados cambiario-monetario-financiero, permitiendo la libre entrada y salida de capitales y compra de divisas por parte de los agentes. En lo retórico, la liberalización de la economía conduciría a la asignación eficiente de los recursos, cosa que abunda en la economía mundial, y solo debíamos sentarnos a esperar la “lluvia de inversiones” que traería prosperidad, crecimiento y desarrollo.

Pero lo que ocurrió fue todo lo contrario. La liberación financiera disparó enormemente la fuga de capitales, incluso a niveles superiores a los peores momentos del kirchnerismo. Así, por ejemplo, la Formación de Activos Externos entre enero 2016 y junio 2018 llegó a 45.700 millones de dólares. En un sentido amplio de requerimiento de divisas, el déficit de cuenta corriente en 2016 llegó a u$s 15.024 millones; en 2017 se duplicó a u$s 30.792 millones, un 4,8% del PBI. El primer semestre de 2018 subió al 5,3% del PBI, unos u$s 17.855 millones, para desacelerarse después de la devaluación y contracción económica de la segunda mitad del año.

La contracara de semejantes desbalances fue el retorno al ciclo de endeudamiento externo por parte del estado nacional, haciendo que los argentinos financien la fuga. Así, en el segundo trimestre de 2018 la deuda externa bruta total llegó a u$s 261.483 millones, un incremento del 27,6% respecto de 2017; entre enero de 2016 y marzo de 2018, el gobierno aumentó su endeudamiento en moneda extranjera en más de u$s 83.000 millones. Hoy la deuda pública por todo concepto asciende a u$s 330.000 millones, o el 80% del PBI y sin tener en cuenta la última devaluación, que agregaría 20 puntos. Estos guarismos muestran que el proceso no puede extenderse mucho más en el tiempo.

A mediados de 2018 ya se percibía la fragilidad del modelo. Los mercados internacionales de créditos cerraron las puertas del financiamiento de Argentina y el dólar pegó un salto en su cotización en más de un 100%, superando los $ 40. El riesgo país se disparó, tocando los 800 puntos, la corrida no se frenaba y el gobierno entró en pánico, tomando la decisión de recurrir al FMI como prestamista de última instancia que garantice el pago de la deuda externa. El primer acuerdo duro muy poco, ya que los 15.000 millones de dólares que depositó el Fondo se fugaron en unas pocas semanas. La revisión de lo firmado permitió a las autoridades disponer de más recursos y acelerar las entregas, un total de u$s 57.000 millones que deberán ser devueltos en el próximo gobierno. Pero la sangría de divisas no se detuvo, con una caída de las reservas del BCRA de u$s 3.000 millones en poca más de un mes, hasta los u$s 51.250 millones. La contención del dólar esta sustentada en la elevadísima tasa de interés que ofrece la autoridad monetaria, que llegó a superar el 72% y solo bajó poco más de 10 puntos. El comportamiento en manada de los inversores hizo reflotar la bicicleta financiera y cualquier intento de baja sustancial de la tasa implica un enorme riesgo para el dólar, la inflación y la economía en general. A su vez, esto se complementa con una política restrictiva en cuanto a la emisión monetaria (la base no crece en términos reales) y un muy fuerte ajuste del gasto público primario, nuevamente para buscar generar confianza.

Pasan los meses y la crisis se sostiene en el tiempo. La economía real muestra una proliferación pasmosa de índices en rojo y la expectativa de recuperación ha quedado muy lejos en el tiempo. El Ejecutivo tiene una obcecación ideológica en sostener un rumbo económico que se mostró incapaz de solucionar uno sólo de los problemas que venían a superar con facilidad. El laberinto en el que ha terminado no es más que el reflejo de un modelo agotado. La única alternativa a esta debacle es el retorno a un modelo justicialista económico, que es el único que puede garantizar el empleo y la inclusión, cimentado en base al sostenimiento del poder adquisitivo de los salarios.

(*) Director de la Licenciatura en Economía (UNdAv) e integrante del colectivo Economía Política para la Argentina (EPPA).

Publicado en:
https://www.ambito.com/el-modelo-neoliberal-financiero-esta-terminado-n5004074