ÁLBUM DE IMAGENES DE "MIRANDO HACIA ADENTRO"

Todas las imágenes originales producidas por "Mirando hacia adentro" han sido publicadas en un blog satélite llamado "Mirando hacia adentro. Álbum de imágenes".

DEUDA EXTERNA ARGENTINA ON LINE

La página norteamericana "usdebtclock.org" informa segundo a segundo la evolución de las deudas de los países. Vea online y en directo el DESENDEUDAMIENTO ARGENTINO presionando AQUÍ.

Translate

jueves, 27 de abril de 2017

CRISTINA COMO RESPUESTA A TODO, por Gustavo Vera (para "Revista PPV" del 27-04-17)



Se acercan las elecciones de medio tiempo y el gran interrogante sigue siendo si la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner competirá por una banca en el Senado Nacional por la provincia de Buenos Aires. Cristina sigue siendo la gran electora que tiene el Peronismo y según las encuestas, desde las más afines al Gobierno Nacional hasta las más proclives al Kirchnerismo, le dan un intención de voto que va desde los 32 puntos hasta los 45, llegando a superar los 50 puntos en lugares populosos como La Matanza o Lomas de Zamora.

De la misma forma, toda la discusión política, toda la rosca, y hasta la mayoría de los editoriales por izquierda o por derecha, hablan de dos escenarios; uno si Cristina es candidata y otro si no lo es. Desde el Peronismo no Kirchnerista -en el que podemos incluir a Randazzo, el Movimiento Evita, y ciertos dirigentes e intendentes desencantados de “la gran avenida del centro” que propone el Frente Renovador y su líder Sergio Massa- sueñan con que CFK no compita y poder encabezar una lista que ponga a uno de sus dirigentes en el Senado. Es cierto que en los últimos días el propio Randazzo viene solicitando primarias en el Peronismo de la provincia como una forma de mostrarse confiado y poder reclutar tropa, pero la realidad, y la saben todos estos dirigentes, es que ninguno tendría chances reales de ganarle una interna a la ex presidenta, y el mejor escenario para ellos es que ella no juegue.

Por su parte, Cambiemos parece decidido a llevar adelante su campaña política confrontando y polarizando con el Kichnerismo y dejando de lado ese espíritu new age con el que ganó las elecciones. Desde todo los medios de comunicación afines al gobierno (que son la inmensa mayoría), le pidieron/exigieron al Gobierno durante los últimos meses que empiece a gobernar desde lo discursivo para su núcleo duro. Y el Macrismo lo aceptó. Envalentonados con la marcha del 1 de abril, en el que fueron más personas de las que pensaba el propio gobierno (la Policía Metropolitana calculó 25 mil manifestantes en Plaza de Mayo), el discurso del gobierno se radicalizó y el tímido “unir a los argentinos” con el que habían empezado a gobernar se convirtió en una afrenta directa hacía todo lo que ocurrió durante los doce años del Kirchnerismo. Y que azuzado por los grandes medios de comunicación parece ser el gran discurso oficial.


En este marco, parece obvio que el Macrismo necesita a Cristina candidata para poder llevar a cabo toda su campaña política diferenciándose de la década Kirchnerista. Como decíamos esto parece ser lo que quiere su núcleo duro y su sostén ideológico, que son los medios, ávidos de ver a la ex presidenta presa y poder consumar así su venganza. Sin embargo, hay un problema con esta estrategia política que ya advierten algunos dirigentes del gobierno: el núcleo duro del Macrismo solo representa un 20% del electorado y eso no alcanza ni por asomo para ganar la elección. Otra discusión es si hay una posición unificada dentro de la Alianza Cambiemos sobre si ganar la elección es de vital importancia. En algunos ámbitos se sostiene que a “los halcones” del gobierno poco le importa ganar o perder las elecciones y que su único objetivo es recuperar la tasa de ganancia que perdieron en la década anterior, sin importar que la política y el presidente tengan que irse en helicóptero. Tal vez sea así, aunque es una discusión para otra crónica.

El Kichnerismo duro también tiene sus contrapuntos sobre la candidatura de Cristina. Nadie puede dudar de cuál es la terminal política del ex Ministro de Economía Axel Kicillof. Sin embargo, a contra mano de lo que parece ser la voz hegemónica dentro del espacio que comanda CFK, Axel planteó, no sin sentido político, que si Cristina es candidata, el Macrismo direccionará su campaña sólo en atacarla a ella y en plebiscitar su gobierno, cuando es el gobierno de Cambiemos el que debe ser legitimado o no en las elecciones. Y como bien dijo Kicillof, no tienen una sola medida que haya beneficiado a la inmensa mayoría del pueblo en un año y medio de gestión.

Este marco demuestra que Cristina Fernández de Kirchner sigue siendo la figura más importante de la política nacional y que, muy a pesar del intento de apagar su aura, esta se encuentra más viva que nunca. La humilde opinión de este cronista militante es que Cristina debe ser candidata a senadora nacional solo si considera que sin ella en las listas su entramado político y sus compañeros no van a poder sostener lo armado. Pero si ella considera que todos los que están debajo de ella pueden aguantar dos años más, sin dudas, debería esperar al 2019 y entonces sí lanzarse a recuperar la Patria, encabezando una gran lista de unidad que represente a todo el Movimiento Nacional, como sólo ella es capaz de hacerlo.


Publicado en:
http://revistappv.com.ar/2017/04/27/3704/

No hay comentarios: