ÁLBUM DE IMAGENES DE "MIRANDO HACIA ADENTRO"

Todas las imágenes originales producidas por "Mirando hacia adentro" han sido publicadas en un blog satélite llamado "Mirando hacia adentro. Álbum de imágenes".

DEUDA EXTERNA ARGENTINA ON LINE

La página norteamericana "usdebtclock.org" informa segundo a segundo la evolución de las deudas de los países. Vea online y en directo el REENDEUDAMIENTO ARGENTINO presionando AQUÍ.

Translate

viernes, 31 de octubre de 2014

Buitres: Cristina le pidió explicaciones a Obama por una funcionaria clave, por INFOnews del 31-10-14


La Presidenta se comunicó mediante un escrito para alertar sobre el cargo de la funcionaria Nancy Soderberg y sus vínculos con los buitres.


La presidenta Cristina Fernández de Kirchner envió hoy una carta a su par de Estados Unidos, Barack Obama, en la que le pidió que aclare si Nancy Soderberg, como presidenta del Public Interest Declassication Board (PIDB), “organismo bajo responsabilidad directa del Gobierno de los Estados Unidos”, es la misma que integra el grupo lobbista de los fondos buitre, American Task Force Argentina.
En la extensa misiva, de cinco carillas, difundida oficialmente en la Casa de Gobierno, Cristina expresa que Soderberg es a su vez “la copresidenta de la American Task Force Argentina (ATFA), entidad creada específicamente para atacar y difamar a la República Argentina y a su presidenta”, en beneficio de “un puñado de fondos buitre que pretenden obtener ganancias exorbitantes interrumpiendo el derecho soberano a la reestructuración de la deuda externa” Argentina.
En uno de los principales tramos del texto, la mandataria argentina señala: "Quisiera informarle que la señora Nancy Soderberg, copresidenta de ATFA, ha llevado a cabo una campaña difamatoria e injuriosa de proporciones inauditas contra el pueblo, las autoridades de mi país y mi persona en particular, con el propósito de perjudicar a la República Argentina en beneficio de un puñado de fondos buitre que pretenden obtener ganancias exorbitantes interrumpiendo el derecho soberano a la reestructuración de la deuda externa de mi país".
"Estas acciones incluyen el infame embargo a la Fragata Libertad, nave insignia de nuestra Armada, que motivó la decisión unánime del Tribunal del Derechos del Mar de las Naciones Unidas ordenando la anulación del embargo por ser violatorio del Derecho Internacional. También intentaron embargar un satélite que es parte de un programa conjunto con la NASA. Sería muy paradójico que la señora Soderberg de la Casa Blanca sea la misma que desde ATFA festejaba y promovía acciones que afectaban, también, a intereses de Estados Unidos", agrega.

CARTA DE CRISTINA A OBAMA
(COMPLETA)

Publicado en:
http://www.infonews.com/2014/10/31/politica-170174-buitres-cristina-le-pidio-explicaciones-a-obama-por-una-funcionaria-clave-fondos-buitre.php

Derogar para volver al neoliberalismo noventista, por Carlos Heller (para "INFOnews" del 19-10-14)

 

El verdadero propósito de la oposición es volver a instalar una amarga receta que hemos sufrido.

 

En un acto en Tecnópolis, donde realizó anuncios en materia de salud, desarrollo social y educación, la presidenta Cristina Fernández alertó que "el objetivo es muy claro: asustar para ajustar", ejemplificando con una  información capciosa de medios periodísticos que anunciaban que en nuestro país casi la mitad de los trabajadores está en la informalidad. Es capciosa porque los datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) toman la totalidad de empleados, incluyendo asalariados y cuentapropistas. Un cálculo totalmente distinto al que realiza el Ministerio de Trabajo argentino, que toma en cuenta el porcentaje de asalariados no registrados sobre el total de asalariados, cuya última medición arroja el 33,1%, la cifra más baja de estos últimos años, aunque debe reconocerse que aún es elevada.
En esa campaña de asuste, los candidatos opositores han salido al unísono, cual si fueran movidos por el mismo titiritero, a comentar que, de ser gobierno, derogarían la mayoría de las leyes que se votaron estos últimos años. En principio, tales propuestas tienen un claro sentido antidemocrático: esas normas han sido aprobadas por el Parlamento, cuyos integrantes fueron elegidos por voluntad popular, la cual se fortalece cuando se consiguen mayorías sólidas en el Congreso que permiten legislar. Cabe recordar que cuando el Grupo A tuvo esa mayoría, en 2010 y 2011, evidenció un desempeño legislativo paupérrimo.

Todos los candidatos opositores proponen derogar la Ley de Comunicación Audiovisual, buscando la complacencia de los grandes medios monopólicos, esencial para sus campañas marketineras. En la lista "derogadora" también se encuentran la ley de regulación de la producción y el consumo, conocida como ley de abastecimiento y la nueva normativa del mercado de capitales, que indica un gran avance en la organización de este mercado. Otra de las leyes en la picota es la reforma a la Carta Orgánica del Banco Central, que permitió un progreso significativo en las funciones de la autoridad monetaria y su relación con el gobierno. La anterior versión, a la cual se volvería con la derogación, es la votada en plena época neoliberal de los noventa.
Pero sucede que esta campaña de asuste logró su efecto con muchos potenciales votantes, que comenzaron a preguntarse qué sucedería con los importantes beneficios obtenidos en la década, como la vuelta al régimen de jubilación de reparto, las moratorias previsionales, la Asignación Universal por Hijo (AUH) o si habrá que volver a la vergüenza y el desasosiego de ver cómo las empresas privadas vacían nuevamente Aerolíneas Argentinas o YPF.
Los primeros en intentar desmarcarse fueron los diputados del PRO, seguidos por Mauricio Macri, quien salió a prometer que seguiría con la AUH, y comentó que "ya se perdió lo que se había hecho (añorando las AFJPs), ahora hay que lograr que funcione el sistema de reparto". Al referirse a YPF, Macri reiteró que no fue una expropiación ni una estatización sino que fue una "confiscación" de las acciones, pero aclaró que "no volvería atrás" con la medida (Ámbito Financiero 16.10.14), un enfoque a todas luces falaz ya que la ley habla de expropiación. Seguramente le hubiera pagado a Antonio Brufau los U$S 15 mil millones que solicitaba, "para no confiscarlo".
Cuando se recuerdan los 10 km de subte por año prometidos, o las más de 118 leyes aprobadas por la Legislatura de la CABA y vetadas por el alcalde, muchas de ellas promovidas por su propio partido, cuesta creer que pueda sostener sus actuales promesas, puesto que, además, van contra su propia naturaleza privatista y desreguladora, de la que ha dado sobradas muestras con su gestión en la CABA. Para muestra basta un botón, las declaraciones de Macri en septiembre pasado sobre el programa ARSAT-1: "Hay mucho despilfarro. Hacen empresas tecnológicas que no hacen falta, se generan empresas satelitales que no funcionan". Afirmaciones que colisionan con su posterior felicitación con un tuit a CFK, luego del exitoso lanzamiento y el amplio apoyo recibido por la presidenta de gran parte de la población, orgullosa de los logros tecnológicos de nuestro país.
La volatilidad de ciertas variables constituye un escenario propicio para la avanzada de planteos conservadores. Por caso, se llevó a cabo un seminario organizado por el Banco Ciudad, bajo el lema "Cómo Insertar a la Argentina en el Mundo", una definición muy emparentada al idioma de los años noventa, porque la inserción que ellos desean es la de las relaciones carnales y el Estado mínimo. El toque "académico y legitimante" de esta perspectiva la dio el ex ministro de Hacienda de Chile, Andrés Velasco, quien señaló (El Cronista 17.10.14) que "la política es nuestra principal falencia. Nuestros sistemas políticos son débiles, populistas, dominados por la consigna y por el afán de las cámaras. En los últimos tiempos hubo un común denominador en la región: el populismo, la demagogia y el cortoplacismo". Acto seguido, concluyó con una frase de colección, digna de ser expresada por cualquiera de los miembros más encumbrados de nuestra oposición, los "derogadores", al señalar: "Espero que esto esté tocando fin y podamos tener en Argentina el gobierno que se merece."
Por más que intenten recubrir sus políticas, el verdadero propósito de la oposición es volver a instalar el neoliberalismo, una amarga receta que hemos sufrido y que hoy están siguiendo los países desarrollados, que no logran salir de la crisis económica y social en que están inmersos.

UN MUNDO MENOS DINÁMICO. En su último informe de octubre, el FMI describe un panorama de mayor debilidad de la economía mundial, con una recuperación que se ve ensombrecida en las principales economías avanzadas, a la vez que los países emergentes se estarían “ajustando a tasas de crecimiento económico más bajas que las que habían alcanzado durante el boom previo a la crisis y la posterior recuperación”. Ante este panorama, el FMI ha vuelto ha reducir las proyecciones de crecimiento para 2014 (3,3%), por debajo del valor estimado a principios de año (3,7%).
La situación en la Eurozona sigue siendo delicada. Italia, por ejemplo, no crece desde 2011 y continúa evidenciando un deterioro de su frente fiscal; Grecia genera nuevas dudas, a la luz de la pronta finalización del paquete de rescate de la Troika. A éstos debe sumárseles la debilidad de la principal potencia de la zona, Alemania, que para ciertos analistas verificará una nueva caída del PIB en el tercer trimestre, tras el descenso del 0,2% del segundo trimestre, pudiendo entrar en recesión. De hecho, los datos de la producción industrial muestran que en agosto ésta se contrajo un 4% respecto de julio, la caída más pronunciada desde febrero de 2009.
En Estados Unidos, las proyecciones de enero del FMI del 2,8% de crecimiento en 2014 han sido derribadas por la propia Reserva Federal, al estimar recientemente un 2% de aumento del PIB para este año, considerando que en 11 de los 12 distritos que componen el esquema de la FED se ha verificado un crecimiento entre "modesto" y "moderado". No hay que perder de vista algunas de las causas que podrían explicar este pobre desempeño, entre ellas el profundo recorte del déficit presupuestario, que a septiembre de 2014, cierre del año fiscal, se situó en los US$ 483.400 millones, dos tercios por debajo del valor de 2009 (US$ 1.4 billones), y que opera como un factor contractivo del nivel de actividad.
Semejantes condiciones de contexto plantean importantes desafíos para los países de nuestra región, principalmente derivados del impacto en términos de crecimiento económico, a través del canal de las exportaciones, que para la CEPAL variarían apenas un 0,8% durante este año.
Ante ello, el FMI ha avanzado nuevamente con su prédica ortodoxa, señalando la necesidad de que "las principales economías de mercados emergentes emprendan importantes reformas estructurales para impulsar el crecimiento de una manera más robusta". En lo que respecta a América Latina, en caso que las transformaciones estructurales no se lleven a cabo, "el crecimiento podría seguir siendo decepcionante" y por lo tanto "poner en peligro los importantes avances sociales logrados en la región", una afirmación temeraria que esconde las verdaderas causas de la moderación actual del crecimiento global: las políticas conservadoras que ha impulsado el FMI. Esta visión fue criticada por el propio director general de la OIT, Guy Ryder, quien sostuvo que "las reformas estructurales no son una receta mágica para generar crecimiento y reducir el desempleo".
Ajustes a los cuales muchos opositores locales quieren llevarnos (y que algunos líderes sindicales acaban de definir como inevitables) con técnicas más elaboradas que los espejitos de colores, muchas veces con las mentiras más flagrantes, suficientemente edulcoradas y vagas, para intentar volver a una situación muy similar a la de la empobrecida Argentina de los noventa.

Publicado en:
 http://www.infonews.com/2014/10/19/economia-167839-derogar-para-volver-al-neoliberalismo-noventista.php

 

FIN AL NARCOGOBIERNO, por John M. Ackerman (para "La Jornada" del 13-10-14)


por John M. Ackerman
La execrable masacre de Iguala ha exhibido la enorme podredumbre de las instituciones políticas en todos los niveles de gobierno. Pero también ha reactivado redes de solidaridad locales, nacionales e internacionales, cuya fuerza podría finalmente poner fin a la ignominia del (neo)liberalismo despótico, en el poder desde la fundación del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1946.
Ha surgido un histórico concierto de voces coincidentes en favor de la renovación de la política nacional: desde el Parlamento Europeo (véase: http://ow.ly/CD3fn ) hasta los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional; desde Amnistía Internacional hasta el Partido Democrático Popular Revolucionario (PDPR-EPR) (véase: http://ow.ly/CD3cq ); desde la Organización de Naciones Unidas (ONU) hasta las autodefensas de Michoacán; desde los yaquis de Sonora hasta los policías comunitarios de Guerrero; desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hasta el Movimiento de Renovación Nacional, y desde París hasta Buenos Aires.
México es uno de los únicos países en América Latina que no han experimentado una transformación en su clase política durante las últimas décadas. A diferencia de países como Brasil, Ecuador, El Salvador, Uruguay, Colombia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Argentina y Chile, en México el proceso de supuesta democratización ha dejado totalmente intactas las redes de poder de los mismos de siempre. Los procesos de transformación en aquellos países no han estado libres de importantes contradicciones y grandes retos hacia el futuro, pero nuestro país ni siquiera ha iniciado el camino.
El crimen de Estado cometido en Iguala es el resultado natural de la conquista de la Presidencia de la República por un grupo de gobernadores feudales priístas que no cuentan con experiencia alguna en el ejercicio democrático del poder. Recordemos que Enrique Peña Nieto y cuatro de sus secretarios más importantes son ex gobernadores de estados que no han experimentado alternancia política alguna.Miguel Osorio Chong y Jesús Murillo Karam fueron gobernadores del estado de Hidalgo, estado bajo el férreo control de una mafia política local conocida por su corrupción y su intimidación a los rivales. Emilio Chuayffet y el mismo Peña Nieto son destacados representantes de la familia política de Atlacomulco fundada por Carlos Hank González, una de las redes de poder más perversas y retrógradas que han existido jamás en la historia de México. Y Pedro Joaquín Coldwell, el cuestionado Secretario de Energía actual, fue antecesor tanto del narcogobernador Mario Villanueva como del bebesaurio Beto Borge, quien actualmente despacha en el gobierno de Quintana Roo.
La forma en que opera este grupo político es por medio de la subordinación de las instituciones públicas a las redes informales de alianzas personales, políticas y de negocios. Por medio de pactos, prebendas e intercambios de la más diversa índole tejen una telaraña de control político, dominación social y enriquecimiento personal. El desplazamiento del Congreso de la Unión y la domesticación de la oposición política por medio del Pacto por México simbolizan la consolidación nacional de esta forma corrupta de gestión de poder. Y la masacre de Iguala exhibe la cara más sangrienta de esta misma descomposición institucional fomentada desde Los Pinos en todo el país.
Ángel Aguirre, gobernador de Gue­rrero, constituye el perfecto representante del putrefacto sistema que hoy nos malgobierna. Aguirre ya fue gobernador del mismo Estado, entre 1996 y 1999, bajo las siglas del PRI. Fue el remplazo elegido por el sistema autoritario, con Chauyffet como secretario de Gobernación, para cubrir la espalda al cacique Rubén Figueroa después del masacre de Aguas Blancas, un asesinato en masa de activistas sociales muy similar al ocurrido en Iguala el pasado 26 de septiembre. Aguirre hoy funge de nuevo como gobernador gracias a los buenos oficios del Partido de la Revolución Democrática (PRD), otro ejemplo de la pantomima en que se ha convertido este otrora partido de la oposición.
La defensa de Aguirre tanto por los líderes del PRD (Carlos Navarrete, Armando Ríos Piter, René Bejarano, entre otros) como por César Camacho, también ex gobernador del estado de México, no es gratuita. Aguirre encarna el sistema de corrupción estructural (Ir­ma Eréndira Sandoval dixit, véase: http://ow.ly/CD3Gw) que tiene postrada a la nación entera. Si cae Aguirre, podrían también caer rápidamente, como fichas de dominó, otros gobernadores igual de retrógrados, como Eruviel Ávila, Rafael Moreno Valle, Javier Duarte, César Duarte, Graco Ramírez, y Manuel Velasco, entre otros. En realidad, haría falta una radical renovación política en todos y cada uno de los 31 estados de la República, así como en el Distrito Federal. No hay un solo mandatario local honesto que defienda sin regateos las causas populares.
Evidentemente también hace falta transformar la política nacional. La abierta complicidad de los militares posicionados cerca de Iguala durante la masacre (denuncia de un testigo normalista aquí: http://ow.ly/CCLNJ ) revela que este crimen de lesa humanidad de ninguna manera puede ser atribuido solamente a factores locales.
En Bolivia, el retorno del antiguo dictador Hugo Bánzer a la presidencia en 1997 por la vía electoral dio un fuerte empuje al amplio movimiento popular que llevaría a Evo Morales al poder en 2006, y que a partir de los resultados electorales de ayer se mantendrá en el poder hasta 2019. De la misma manera, el retorno de los dinosaurios del PRI, como Peña Nieto, Aguirre y Chuayffet, también tendrá que desembocar tarde o temprano en una radical transformación de la política nacional.

www.johnackerman.blogspot.com

Twitter: @JohnMAckerman

Publicado en:
 http://www.jornada.unam.mx/2014/10/13/opinion/022a1pol

MÉXICO: UN ESTADO FALLIDO PLANIFICADO, por Raúl Zibechi (para "alainet" del 24-10-14)





El Estado se ha convertido en una institución criminaldonde se fusionan el narco y los políticos para controlar la sociedad. Un Estado fallido que ha sido construido en las dos últimas décadas para evitar la mayor pesadilla de las elites: una segunda revolución mexicana.
“Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, grita María Ester Contreras, mientras veinte puños en alto corean la consigna sobre el estrado de la Universidad Iberoamericana de Puebla, al recibir el premio Tata Vasco en nombre del colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (Fundem), por su trabajo contra las desapariciones forzadas. La escena es sobrecogedora, ya que los familiares, casi todas madres o hermanas, no pueden contener llantos y lágrimas cada vez que hablan en público en el XI Foro de Derechos Humanos.
Nada que ver con la genealogía de las desapariciones que conocemos en el Cono Sur. En México no se trata de reprimir, desaparecer y torturar militantes sino algo mucho más complejo y terrible. Una madre relató la desaparición de su hijo, un ingeniero en comunicaciones que trabajaba para IBM, secuestrado por el narco para forzarlo a construir una red de comunicaciones a su servicio. “Le puede tocar a cualquiera”, advierte, diciendo que toda la sociedad está en la mira y que, por lo tanto, nadie debería permanecer ajeno.
Fundem nace en 2009, en Coahuila, y ha logrado reunir a más de 120 familias que buscan a 423 personas desaparecidas, que a su vez trabajan con la Red Verdad y Justicia, que busca a 300 migrantes centroamericanos desaparecidos en territorio mexicano. “Daños colaterales” los llamó el expresidente Felipe Calderón, tratando de minimizar la tragedia de las desapariciones. “Son seres que nunca tuvieron que haber desaparecido”, replica Contreras.
Peor que el Estado Islámico
Un comunicado de Fundem, con motivo de la Tercera Marcha de la Dignidad celebrada en mayo, destaca que “según la Secretaría de Gobernación, hasta febrero de 2013, se contaban 26.121 personas desaparecidas”, desde que Calderón declaró la “guerra al narcotráfico” en 2006. En mayo de 2013, Christof Heyns, relator especial de ejecuciones extrajudiciales de las Naciones Unidas dijo que el gobierno reconoció 102.696 homicidios en el sexenio de Calderón (un promedio de 1.426 víctimas por mes). Pero en marzo pasado, tras 14 meses del actual gobierno de Peña Nieto, el semanario Zeta contabilizaba 23.640 homicidios (1.688 al mes).
La cadena informativa Al Jazeera difundió un análisis donde se comparan las muertes provocadas por el Estado Islámico (EI) con las masacres del narco mexicano. En Irak, en 2014, el EI ha acabado con la vida de 9.000 civiles, en tanto el número de víctimas de carteles mexicanos en 2013 sobrepasó las 16.000 (Russia Today, 21 de octubre de 2014). Los carteles llevan a cabo cientos decapitaciones todos los años. Han llegado a desmembrar y mutilar los cuerpos de las víctimas, para después exponerlos para atemorizar a la población. “Con el mismo propósito, los carteles también atacan a niños y mujeres, y, al igual que el EI, publican las imágenes gráficas de sus delitos en las redes sociales”.  
Muchos medios de comunicación han sido silenciados a través de sobornos o intimidaciones y desde 2006 los carteles han sido responsables del asesinato de 57 periodistas. El Estado Islámico asesinó dos estadounidenses, cuyos casos ganaron los grandes medios, pero pocos saben que los carteles mexicanos asesinaron 293 ciudadanos estadounidenses entre 2007 y 2010.
La pregunta no es, no debe ser, quiénes son más sanguinarios, sino porqué. Desde que sabemos que Al Qaeda y el Estado Islámico han sido creados por la inteligencia estadounidense, bien vale la pregunta sobre quiénes están detrás del narcotráfico.
Diversos estudios y artículos periodísticos de investigación destacan la fusión entre autoridades estatales y narcos en México. La revista Proceso destaca en su última edición que “desde el primer trimestre de 2013 el gobierno federal fue alertado por un grupo de legisladores, activistas sociales y funcionarios federales acerca del grado de penetración del crimen organizado en las áreas de seguridad de varios municipios de Guerrero”, sin obtener la menor repuesta (Proceso, 19 de octubre de 2014).
Analizando los vínculos detrás de la reciente masacre de los estudiantes de Ayotzinapa (seis muertos y 43 desaparecidos), el periodista Luis Hernández Navarro concluye que el hecho “ha destapado la cloaca de la narcopolítica guerrerense” (La Jornada, 21 de octubre de 2014). En ella participan miembros de todos los partidos, incluyendo al PRD, de centro izquierda, donde militaba el presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, directamente implicado en la masacre.
Raúl Vera fue obispo en San Cristóbal de las Casas cuando la jerarquía decidió apartar de esa ciudad a Samuel Ruiz. Pero Vera siguió el mismo camino de su antecesor y ahora ejerce en Saltillo, la ciudad del estado de Coahuila de donde provienen varias madres que integran Fundem. Ellas no tienen local propio y re reúnen en el Centro Diocesano para los Derechos Humanos. El obispo y las madres trabajan codo a codo.
En 1996 Vera denunció la masacre de Acteal, donde 45 indígenas tzotziles fueron asesinados mientras oraban en una iglesia de la comunidad, en el estado de Chiapas, entre ellas 16 niños y adolescentes y 20 mujeres. Pese a que la masacre fue perpetrada por paramilitares opuestos al EZLN, el gobierno intentó presentarlo como un conflicto étnico.
Controlar la sociedad
Por su larga experiencia, sostiene que la masacre de Ayotzinapa, “es un mensajito al pueblo, es decirnos: vean de lo que somos capaces”, como sucedió en San Salvador Atenco en 2006, cuando militantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, que participaban en La Otra Campaña zapatista, fueron brutalmente reprimidos con un saldo de dos muertos, más de 200 detenidos, 26 de ellas violadas. El gobernador a cargo del entuerto era Enrique Peña Nieto, el actual presidente.
Esos “mensajes” se repiten una y otra vez en la política mexicana. El padre Alejandro Solalinde, quien participó en el Foro de Derechos Humanos, coordina la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano y dirige un alberque para migrantes que pasan por México hacia Estados Unidos, asegura que recibió información de que los estudiantes fueron quemados vivos. Luego de ser ametrallados, los heridos fueron quemados, como le relataron policías que participaron en los sucesos y “reventaron por conciencia” (Proceso, 19 de octubre de 2014).
Si el modo de asesinar revela un claro mensaje mafioso, deben develarse los objetivos, hacia quiénes apuntan y porqué. La respuesta viene de la mano del obispo Vera. Destaca la íntima relación entre los carteles y las estructuras política, judicial y financiera del Estado, al punto que es imposible saber dónde comienza uno y acaba el otro. Constatar esa realidad lo lleva a asegurar que los dirigentes de su país “son el crimen organizado” y que, por lo tanto, “no estamos en democracia” (Proceso, 12 de octubre de 2014).
Pero el obispo enfoca su reflexión hacia un punto neurálgico que permite desatar el nudo. “El crimen organizado ha ayudado al control de la sociedad y por eso es socio de la clase política. Ellos han conseguido que el pueblo no se organice, no crezca”. Palabras más o menos, es lo mismo que ha señalado el subcomandante Marcos.
Por último, no se trata de una confluencia casual sino de una estrategia. Uno de sus constructores sobre el terreno, es el general Oscar Naranjo, quien fue uno de los más destacados “arquitectos de la actual narcodemocracia colombiana” bajo el gobierno de Álvaro Uribe, como lo denunciara Carlos Fazio (La Jornada, 30 de junio de 2012). Naranjo, un protegido de la DEA y “producto de exportación” de Estados Unidos para la región, se convirtió en asesor del gobierno de Peña Nieto.
Fazio destaca una información de The Washington Post donde el rotativo asegura que “siete mil policías y militares mexicanos fueron entrenados por asesores colombianos”. No hace falta hacer volar la imaginación para descubrir dónde se comenzó a fabricar el Estado fallido mexicano.
Pero hay más. “El gobierno de Estados Unidos ha ayudado a algunos cárteles a través de la Operación Rápido y Furioso”, por la cual “involuntariamente” dos mil armas fueron a parar a manos de los narcos, recuerda la página antiwar.com. Es posible, reflexionan sitios dedicados al análisis estratégico como el europeo dedefensa.org, que el caos mexicano sea favorecido por la creciente parálisis de Washington y la cacofonía que emiten sus diversos y contradictorios servicios. Sin embargo, todo indica que hay algo deliberado. Que pueda volverse boomerang a través de su extensa y porosa frontera, tampoco debería ponerse en duda.
Desde Puebla (México)
- Raúl Zibechi, periodista uruguayo, escribe en Brecha y La Jornada y es colaborador de ALAI. 

Publicado en:
http://alainet.org/active/78251


Documentos Relacionados:
Los desaparecidos en México y el ASPAN - Ugarteche Oscar [2014-10-24]
Han pasado 25 días… y nada - Rentería Arróyave Teodoro [2014-10-21]
Antes y después de Iguala - Castellanos Laura [2014-10-20]
Terrorismo de Estado, corresponsabilidad de la socialdemocracia - Blanco Cabrera Pável [2014-10-20]
Guerrero: la vena estallada de México - Quintana S. Víctor M. [2014-10-19]
Iguala: el “nuevo” PRI sin máscara - Proiettis Gianni [2014-10-27]

PEÑA ENTRE PIRRO Y CHÁVEZ, por John M. Ackerman (para "La Jornada" del 11-11-13)

Arriba: Chávez cantando rancheras... Ojalá surja pronto "un Chávez" en México
[Imagen y pie de la misma no figuran en la nota original de "La Jornada"]

por John M. Ackerman
En el año 279 aC, el rey Pirro superó al Ejército Romano en la batalla de Ásculo pero a un costo tan enorme para sus propias tropas que el líder se quejó de que otra victoria similar lo destruiría por completo. De allí la expresión victoria pírrica que significa, en pocas palabras, ganar una batalla para después perder la guerra. Este tipo de victorias no se celebran, sino que se sufren porque constituyen la antesala de una contundente derrota.
Así, una eventual victoria de Enrique Peña Nieto en el Congreso de la Unión en materia energética podría significar el principio del fin de la democracia simulada que hoy mantiene en sus cargos a la caduca clase política.
La terca imposición de una reforma privatizadora, diseñada en Washington y que derrumbaría los cimientos del moderno Estado mexicano, podría ser precisamente lo que se requiere para generar las condiciones para el surgimiento de nuevos liderazgos capaces de impulsar un verdadero cambio de régimen.
La elección de Hugo Chávez como presidente de Venezuela en 1999 se debe, en gran medida, a la apertura petrolera encabezada por sus antecesores Carlos Andrés Pérez (1989-1993) y Rafael Caldera (1994-1999).
La aplicación ciega de la ideología neoliberal al sector petrolero durante aquel periodo generó una transferencia masiva de la renta petrolera hacia las empresas trasnacionales. Este acontecimiento simultáneamente ahondó la crisis fiscal del Estado y minó la legitimidad de la democracia simulada que había gobernado el país durante más de 40 años desde el Pacto de Punto Fijo de 1958. Creció la indignación social y se generalizó la búsqueda de alternativas políticas, generando así el contexto propicio para la victoria de la Revolución Bolivariana de Chávez.
Como Peña Nieto, Pérez y Caldera simbolizaban lo peor de la vieja clase política. Ambos venezolanos ya habían sido presidentes anteriormente: Caldera entre 1969 y 1974 y Pérez entre 1974 y 1979, y en sus segundas vueltas al trono de Miraflores su soberbia no tenía límites.
Sobreconfiados en el respaldo de la oligarquía nacional y de sus aliados en Washington, los últimos presidentes neoliberales de Venezuela desdeñaron las protestas sociales y tercamente impusieron su voluntad a la población. Fue el paso definitivo hacia su derrota.
En México en 1995, en medio del desastre económico generado tanto por las políticas neoliberales de Carlos Salinas como por la descarada corrupción de Ernesto Zedillo, el diputado federal priísta Humberto Roque apretó los puños y bajó vigorosamente ambos brazos en una expresión de júbilo cantinero por la exitosa aprobación del aumento del IVA de 10 a 15 por ciento.
La infame Roqueseñal fue la antesala de la eventual e histórica barrida electoral del viejo partido de Estado, primero en las elecciones legislativas y para la jefatura de Gobierno en 1997 y, posteriormente en las elecciones presidenciales de 2000. La victoria otra vez devino derrota.
Pero ya se acabaron aquellos tiempos de inocencia democrática en que la población canalizaba sus esperanzas por la vía electoral y buscaba castigar a los malhechores con su voto. Nuestra inexistente transición democrática desde 2000 nos ha enseñado que no basta con alternar partidos, sino que hoy se requiere expulsar a la clase política entera. México es el país que sufre el mayor nivel de decepción democrática en toda América Latina.
De acuerdo con el más reciente Latinobarómetro 2013 (disponible aquí: http://ow.ly/qDj8e), solamente 21 por ciento de la población se encuentra satisfecha con el funcionamiento de la democracia. Asimismo, 37 por ciento de los encuestados –equivalente a 43 millones de mexicanos– señalan que a la gente como uno nos da lo mismo un régimen democrático, a uno no democrático. Esta es, al parecer, la cifra más elevada que se ha registrado para esta segunda pregunta en cualquier de los 18 países incluidos durante los 18 años de aplicación de este estudio.
México también registra la tasa de rechazo más elevada a los partidos políticos existentes. Un claro indicador del mismo es que 45 por ciento de la población está convencida de que la democracia puede funcionar sin partidos políticos. Solamente Colombia, Paraguay y Panamá se acercan a esta cifra con 43 por ciento, 39 por ciento y 38 por ciento, respectivamente.
Algunos analistas lamentan estos datos como indicadores de una supuesta débil cultura política en nuestro país. Interpretan la enorme decepción ciudadana como una señal de indiferencia hacia los procesos democráticos y el repudio generalizado a los partidos políticos como resultado de la ausencia de los valores necesarios para sustentar a las instituciones políticas.
En realidad, sin embargo, la situación es precisamente la inversa y estas cifras son profundamente esperanzadoras. Son reflejo fiel de la sofisticada conciencia crítica y las altas expectativas del pueblo mexicano con respecto al desempeño real del sistema político. La mayoría de los mexicanos se da cuenta de que efectivamente nuestra democracia no ha generado cambio alguno para gente como uno y añoran desde el fondo de sus almas un nuevo sistema político que realmente los tome en cuenta y resuelva sus necesidades básicas. En medio de tanta simulación e impunidad, lo preocupante sería que la ciudadanía aceptara las cosas como son y confiaran ciegamente en la clase política, no que manifestaran su insatisfacción y exigieran un mejor país.
Las condiciones están dadas para el surgimiento de nuevos liderazgos políticos que puedan encauzar pacíficamente la indignación y las expectativas populares. Como Pirro en Ásculo, la próxima victoria de Peña bien podría constituir el paso definitivo hacia la derrota histórica del renovado autoritarismo mexicano.

www.johnackerman.blogspot.com

Twitter: @JohnMAckerman

Publicado en:
http://www.jornada.unam.mx/2013/11/11/opinion/028a2pol

jueves, 30 de octubre de 2014

SON 331 LOS CUERPOS LOCALIZADOS EN FOSAS CLANDESTINAS EN DURANGO, por "Crónica.com.mex" del 11-02-13)

Foto: Archivo
 
La Fiscalía General del estado informó que en 14 fosas clandestinas ubicadas en la entidad han sido encontrados 331 cadáveres, de los cuales tan sólo en el municipio de Durango han sido exhumados 301 cuerpos.
La dependencia detalló que el 11 de abril de 2011 se encontró la primera fosa clandestina, en la colonia Constituyentes, y la última fue hallada el 19 diciembre en el poblado Cristóbal Colón, cercana a la capital de la entidad y donde se descubrieron restos de 50 personas.
En la capital del estado se localizaron nueve fosas clandestinas: las dos ya citadas, otra en la colonia Fuentes, una más en Valle Verde, dos en la Valle del Guadiana, una en el rancho El Consuelo, una en el fraccionamiento Caminos del Sol y una en Jardines de Durango.
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a través de la X Zona Militar, y la Secretaría de Seguridad Pública del estado informaron en su momento sobre el hallazgo de otras cuatro fosas ubicadas en los municipios de Lerdo, San Juan del Río, Santiago Papasquiaro y Cuencamé.
En Lerdo fueron localizados 10 cuerpos; en San Juan del Río, nueve; en Santiago Papasquiaro, ocho, y tres más en Cuecamé, lo que en total suman 30 cadáveres.
La dependencia destacó que dichos cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense y se les practicaron diversas pruebas para su identificación, entre ellas les tomaron muestra de ADN.
Hasta el momento la Fiscalía ha informado que de esos 331 cadáveres, sólo se han identificado a 37; por esos hechos se tienen detenidas a 10 personas: cinco de ellas fueron arrestadas en el municipio de Cuencamé y cinco en Lerdo.


Publicado en:
 http://www.cronica.com.mx/notas/2012/641050.html

martes, 28 de octubre de 2014

Adiós Mexican Moment: Washington Post y New York Times destrozan a Peña Nieto, por Jenaro Villamil (para "http://anonopspublico.blogspot.com" de octubre de 2014)


 The New York Times afirma que la crisis del crimen organizado en México durante el gobierno de Peña Nieto “podría ser peor de lo que han admitido las autoridades”

Por Jenaro Villamil | Homozapping

Del Mexican Moment al Mexico Murder. Así se pueden resumir los tres artículos más recientes de tres medios impresos de referencia entre las élites norteamericana y anglosajona frente a la crisis de las narcofosas, las matanzas de Tlatlaya e Iguala y la desaparición de los 43 normalistas. Primero, The New York Times publicó en su primera plana hace dos días que su mandato pasa por una crisis de decadencia en materia de derechos humanos. El viernes, The Economist fue más duro en un artículo titulado “Cuando la Crisis Sale de Control” en el que relaciona las matanzas de Tlatlaya e Iguala. The Washington Post hizo suya la frase de que ante la proliferación de fosas, el gobierno peñista vive el Mexico Murder.


“Las dos atrocidades –Tlataya e Iguala- parecen lo suficientemente serias para cambiar el rumbo del gobierno de dos años del presidente Enrique Peña Nieto quien ha priorizado las reformas económicas y subestimado la ley y el orden como manera de modernizar a México, sin reconocer que ambas son igual de importantes”, advirtió el artículo de The Economist.

La misma revista que publicó textos muy loables a su reforma energética, advirtió en este análisis que “al margen de los secuestros, lo que es especialmente aterrador son las afirmaciones de que el crimen organizado gobierna Iguala, al instalar a dos de los suyos –el alcalde y su esposa- quienes usan a la policía municipal para saldar cuentas violentamente con escaso temor de ser aprehendidos”.

“La falta de confianza de los mexicanos en las autoridades a cargo de la procuración de justicia significa que el número de crímenes no investigados, así como el total de delitos, es apabullante”, afirma The Economist.

El análisis viene acompañado de una gráfica donde demuestra que los delitos no investigados o no reportados en México crecieron de 92 a 93.8 por ciento entre 2010 y 2013.

En su remate, el análisis de The Economist no deja espacio para el optimismo: “tres cargadas palabras resumen el reto que ahora enfrenta Peña y México en su conjunto: impunidad, rendición de cuentas y gobernabilidad”.

Por su parte, The New York Times afirmó que la crisis del crimen organizado en México durante el gobierno de Peña Nieto “podría ser peor de lo que han admitido las autoridades”.

“La proliferación de fosas en Guerrero –incluidos 28 cuerpos humanos calcinados que resultaron no ser los normalistas- arroja nuevas dudas sobre el conteo del gobierno, potencialmente apuntando hacia un número más grande de muertos que no han sido contados”.

The Washington Post indicó que Iguala es conocido como un “basurero humano” y describió la crisis reciente como “una parada más en la rueda de la fortuna del horror, reforzando la creencia de que hay fosas clandestinas en todo el país donde se han esfumado un número incalculable de mexicanos”.

El diario de la capital norteamericana concluyó en su texto que las fosas no son las primeras pero “han destrozado la campaña de relaciones públicas de EPN para desviar la atención internacional de los fracasos en materia de seguridad”.

Lea la noticia completa en:
http://anonopspublico.blogspot.com/2014/10/adios-mexican-moment-destrozan.html#ixzz3HUFNPWyp 
 http://anonopspublico.blogspot.com/2014/10/adios-mexican-moment-destrozan.html#ixzz3HUFmUL4z
Gracias por enlazarnos.
Under Creative Commons License: Attribution Share Alike
Follow us: @anonopshispano on Twitter | anonopshispa on Facebookk

lunes, 27 de octubre de 2014

MÉXICO: NEOLIBERALISMO Y “TERCERIZACIÓN” DE LA REPRESIÓN SOCIAL, por Adrián Corbella




Los neoliberales piensan que el Estado debe reducirse a su mínima expresión, ya que las funciones que tradicionalmente hicieron los Estados pueden ser cumplidas en forma más eficiente por empresas privadas. Por eso privatizan los servicios públicos, la educación,  la explotación de los recursos naturales, el transporte y los sistemas viales. Incluso se privatiza parcialmente la seguridad, con la proliferación de empresas privadas ocupadas de esas tareas.

Los cultores más radicales del neoliberalismo, llamados anarcocapitalistas, cuestionan incluso el concepto de Estado como tal. El Estado regula, legisla, cobra impuestos, interviene; por ende, para estos peligrosos fanáticos, el Estado vulnera la “libertad”(1).

México es uno de los países que más se ha comprometido con el neoliberalismo. Ha firmado hace ya muchos años un TLC con los Estados Unidos, que lo consideran un aliado estratégico y parte de su zona de seguridad. Ha entregado PEMEX al capital privado, y tiene dos partidos políticos que se alternan en el poder, el PRI y el PAN, que están comprometidos con esta ideología.

México padece además, un oligopolio mediático (TELEVISA y AZTECA dominan todo el mercado) que sostiene e impulsa estas políticas neoliberales, la alineación con el Imperio norteamericano, hace vista gorda ante las graves irregularidades institucionales que hay en cada elección, e invisibiliza las frecuentes violaciones a los derechos humanos (2).

No es por eso casualidad que en México pase lo que pasa, que tenga un sistema político basado en el fraude, la corrupción, la intimidación y la violencia (3). La mexicana es una sociedad con un nivel de violencia difícil de imaginar para quienes se informan sobre ella en medios concentrados neoliberales. Los mexicanos padecen a los grupos narcos, fuerzas de seguridad represivas y violentas, grupos guerrilleros diversos, delincuencia común y organizaciones paramilitares “privadas” vinculadas al poder económico. Este combo no significa necesariamente un enfrentamiento de “buenos” contra “malos”, ya que todos estos sectores se entremezclan simbióticamente.

Sostiene el costarricense Rafael Cuevas Molina:


“Es el Estado, sin embargo, uno de los agentes causantes de la situación caótica y violenta. Como el caso de los estudiantes de Ayotzinapa deja ver, la diferencia entre crimen organizado y aparato estatal se encuentra totalmente desdibujada, y quien sufre directamente las consecuencias es la ciudadanía, que se encuentra en un verdadero estado de indefensión y acoso permanente.” (4)


La existencia de narcos y guerrilleros justifica la represión estatal, que muchas veces no se orienta contra estos grupos violentos sino contra luchadores sociales perfectamente pacíficos, como los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal de Ayotzinapa.

En una nota aparecida en el Süddeutsche Zeitung, John M. Ackerman sintetiza:


“Irónicamente, los estudiantes desarmados fueron balaceados después de haber organizado una colecta de fondos necesarios para viajar a la Ciudad de México para participar en la marcha anual en recuerdo de la histórica masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968. “(5)



En una nota anterior, el mismo periodista norteamericano señalaba:


“Y el artero fusilamiento en Iguala, de jóvenes normalistas de Ayotzinapa y de jugadores del equipo Los Avispones, confirma la política de limpieza social que sigue el régimen actual. Todos y todas los jóvenes son una amenaza para el sistema, y sobre todo los estudiantes conscientes de la inaceptable injusticia e impunidad pilares del statu quo.”(6)






Cuando las necesidades represivas del “Régimen” mexicano alcanzan niveles cuyo costo político es difícil de asumir, la represión se “terceriza”. Los narcos funcionan como un complemento del poder represivo del Estado: las adicciones que fomentan disminuyen la conflictividad de la población, y su poder de fuego irrestricto complementa y multiplica el poder coercitivo estatal.

Siguiendo una lógica neoliberal, inapelable desde esa ideología, el Estado mexicano ha privatizado el “monopolio de la violencia”, ha tercerizado la represión social.

No es casualidad que el otro gran aliado de Estados Unidos en América Latina, Colombia, presente rasgos tan semejantes. Ese es el modelo de dominación imperial del siglo XXI: políticos neoliberales venales que entregan el poder real a empresas privadas ( a “los mercados”), sociedades paralizadas por una violencia inimaginable, estatal, paraestatal y privada, países ahogados en sangre, transformados en cementerios a cielo abierto.  Ese caos genera una tabla rasa, una “zona liberada” en la cual los agentes imperiales actúan a su antojo.

Al respecto, afirma Fernando Buen Abad Domínguez en una nota reciente:


“Nada de este paisaje monstruoso se explica sin la mano del imperio yanqui metida en un territorio al que considera parte de su “zona de seguridad”. Nada se explica sin el consenso de Washington, sin el TLC y sin la Alianza del Pacífico como nuevaestrategia de narcoestados para garantizar a los yanquis terrenos liberados donde descargar su crisis de sobre-producción con todo genero de basura mediática, tecnológica, química, ideológica, narcótica y política.
Ayotzinapa es, pues el escenario micro de la barbarie más inimaginable.” (7)



Aquellos políticos neoliberales latinoamericanos que desean desregular los mercados, militarizar la sociedad para combatir la “inseguridad” y alinearse incondicionalmente con los Estados Unidos, bien pueden mirarse en el “espejo mexicano”, pues hacia allí se dirigen. (8)


El “Estado” proconsular mexicano, la Provincia Imperial de México, es el futuro hacia el que las oposiciones neoliberales latinoamericanas apuntan. El infierno mexicano no es una realidad lejana y oscuramente pintoresca; es una “Espada de Damocles” que pende sobre nuestras cabezas.



Adrián Corbella

27 de octubre de 2014

Las dos imagenes que aparecen ilustrando el texto han sido tomadas de medios mexicanos

NOTAS:

(1):   Sobre el anarcocapitalismo hay una clara y concisa nota en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Anarcocapitalismo

(2):   Sobre las recientes violaciones a los derechos humanos en México, puede consultarse:

-Gerardo Albarrán Alba: Buscan a los estudiantes en varias fosas, en “Página 12” del 06-10-14  http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-256889-2014-10-06.html

-John M. Ackerman: “Gefährliche Komplizenschaft”, en Süddeustche Zeitung del 23-10-14. http://www.sueddeutsche.de/politik/kooperation-mit-mexiko-gefaehrliche-komplizenschaft-1.2185299

-Yolisbeth Ruiz García: “Todo México es una fosa común”, en Periodistas en español.com del 22-10-14   http://periodistas-es.com/todo-mexico-es-una-fosa-comun-42933

-Sanjuana Martínez: “El plan de Osorio Chong contra Ayotzinapa”, en “Sin embargo.mx” del 20-10-14 http://www.sinembargo.mx/opinion/20-10-2014/28293

-La matanza de estudiantes en México, video en You Tube con la presencia de Fernando Buen Abad, Stella Calloni, Eduardo Anguita y Ricardo Ragendorfer http://linkis.com/youtu.be/Rq6Hw Fuente: CN23

-En los últimos dos años desaparecieron en México 8334 personas, por INFOnews del 20-10-14 http://www.infonews.com/2014/10/20/mundo-167986-en-los-ultimos-dos-anos-en-mexico-desaparecieron-8334-personas.php

-Fernando Camacho Servín: La desaparición forzada se ha invisibilizado, no va en descenso, en “La Jornada” del 11-06-14 http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/06/11/la-desaparicion-forzada-se-ha-invisibilizado-no-va-en-descenso-ong-2788.html 
-Luz Marina López Espinosa: "Los 43 de México. Las luces de un incendio", en "pacocol.org" del 16-10-14
http://www.pacocol.org/index.php/noticias/11417-los-43-de-mexico-las-luces-de-un-incendio

(3):   Ver por ejemplo John M. Ackerman: “La dictadura imperfecta”, en “La Jornada” del 29-09-14- http://www.jornada.unam.mx/2014/09/29/opinion/024a2pol

(4):   Rafael Cuevas Molina: “México : el caos, el miedo y la violencia como estrategias de dominación”, en “Con Nuestra América” del 13-10-14 http://connuestraamerica.blogspot.com.ar/2014/10/mexico-el-caos-el-miedo-y-la-violencia.html

(5):   John M. Ackerman: “Gefährliche Komplizenschaft”, en Süddeustche Zeitung del 23-10-14. http://www.sueddeutsche.de/politik/kooperation-mit-mexiko-gefaehrliche-komplizenschaft-1.2185299

(6):   John M. Ackerman: “La dictadura imperfecta”, en “La Jornada” del 29-09-14- http://www.jornada.unam.mx/2014/09/29/opinion/024a2pol

(7):   Fernando Buen Abad Domínguez:  “Ayotzinapa, un dolor que recorre las venas de la historia”, en “Regeneración” del 25-10-14  http://regeneracion.mx/opinion/ayotzinapa-un-dolor-que-recorre-las-venas-de-la-historia/

(8):   Hace  pocos días el ex presidente colombiano Álvaro Uribe estuvo en Argentina para asesorar a los precandidatos presidenciales Sergio Massa y Mauricio Macri acerca de la inseguridad y el narcotráfico –problemas que él no logró resolver en su país- http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-258255-2014-10-24.html



















NÉSTOR CARLOS KIRCHNER - 27 DE OCTUBRE (2010/2014)



Ayotzinapa, un dolor que recorre las venas de la Historia, por Fernando Buen Abad Domínguez (para "Regeneración.mx" del 25-10-14)

 
 
Regeneración, 25 de octubre de 2014.-Alertas todos. A estas horas están activados todos los mecanismos perversos para ahogar la matanza y “desaparición” de estudiantes en Ayotzinapa, en el lodazal del olvido, de la impunidad y de la barbarie que son parte del decorado macabro que tapiza la Historia de México. Pensar y rabiar por los hechos criminales en Ayotzinapa es en simultáneo pensar y rabiar por los asesinatos en Tlaltelolco en 1968. Décadas de impunidad, humillación y dolores por los que nadie carga juicio y castigo alguno. La furia de los pueblos suele tener raíces muy hondas.


El capitalismo es una fábrica de “Estados Fallidos”. El “gobierno” de México ha convertido al país en un “estado fallido”, en una bufonada grotesca de gerentes neoliberales con avaricias insaciables, dispuestos a cualquier crimen para mantener secuestrados los poderes que son del pueblo, de la clase trabajadora…de la mayoría. En las cúpulas de los partidos hegemónicos PRI, PAN y PRD no se encuentra otra cosa que peleles especialistas en componendas e ilegitimidades para ofertar los recursos naturales del país, subordinar la economía a los intereses yanquis, reprimir a los trabajadores para que reine a sus anchas la explotación, y ser súbditos voluntariosos de los monopolios mediáticos que son el Alma Mater política de donde emanan las instrucciones para “gobernar”. Un estado incapaz de garantizar la justicia. Incapaz de garantizar la paz. Incapaz de garantizar el desarrollo económico… un estado que falla una y otra vez porque para eso ha sido amaestrado.
Poco importa cómo se llamen los títeres en turno que se encaraman en los gobiernos gracias a fraudes y más fraudes electorales y seriales. Poco importa la jerarquía del cargo y poco importa qué banderas agita su demagogia para disfrazar con saliva chatarra el repertorio de sus tropelías. Reina la estulticia y el cinismo y se hacen los ofendidos cuando se los toca con el “pétalo” de la crítica. Así ha sido desde hace muchas décadas, muchas, muchas. Y cada día es peor. Los elementos que empeoran ese paisaje terrible han desarrollado la industria del “crimen organizado” que instaló un “doble poder” con base territorial muy fuerte y gran capacidad ofensiva en los campos anchurosos de la corrupción empresarial, militar y gubernamental.
Nada de este paisaje monstruoso se explica sin la mano del imperio yanqui metida en un territorio al que considera parte de su “zona de seguridad”. Nada se explica sin el consenso de Washington, sin el TLC y sin la Alianza del Pacífico como nuevaestrategia de narcoestados para garantizar a los yanquis terrenos liberados donde descargar su crisis de sobre-producción con todo genero de basura mediática, tecnológica, química, ideológica, narcótica y política.
Ayotzinapa es, pues el escenario micro de la barbarie más inimaginable. En el asesinato y desaparición de los estudiantes normalistas se expresa el capitalismo en toda su putrefacción sólo que interpretado a la manera vernácula de criminales territoriales puestos ahí para cumplir la doble función de saquear y reprimir a cualquier costo. Muchas fuentes expertas han caracterizado al estado de Guerrero y a sus latifundistas históricos, ya se ha hablado de las riquezas naturales y de la industria del turismo que son fuente inagotable de fortunas secuestradas por unos cuantos oligarcas que comparten trofeos con otros de fuero nacional. Ya se ha explicado la corrupción y ya se ha explicado de que artimañas se han valido para mantener el territorio militarizado haciendo su “trabajo” disuasivo a punta de bayoneta y sangre. Décadas y más décadas.
Por eso, entre otras cosas, es atronador el silencio de los siervos de la farándula y de los intelectuales dóciles a la burguesía que, con denuedo y pundonor en sus lenguas largas han acribillado a Venezuela, a Bolivia, a Ecuador, Argentina… pero están de lengua atada ante los crímenes y desapariciones de estudiantes, jóvenes e inocentes, en Ayotzinapa. Vargas Llosa, Willie Colón… y toda una serie de voceros del imperio a cual más han enrollado su vocación lenguaraz y, hasta hoy, se mantienen calladitos en un silencio que tiene tufo de TELEVISA, PRISA, CNN… ¿Estaremos equivocados? Es simple: Si no denuncian son cómplices.
Nada de lo ocurrido en Ayotzinapa encontrará justicia y castigo bajo las condiciones actuales. Es suicida pensar que los verdugos instrumentarán un juicio justo contra sí mismos y es impensable terminar con todas las muertes y los hurtos de que somos víctimas por los “cauces políticos” que hasta hoy han demostrado ser siervos del capitalismo más depredador. Es hora de que nos hablemos con sinceridad y crudeza, no hay tiempo que perder. Buena parte de lo que nos ocurre se debe a nuestra desorganización y a nuestra crisis de dirección revolucionaria estancadas desde hace mucho tiempo. De brazos cruzados somos un blanco muy fácil y, como no hay recetarios mágicos para superar este momento, es necesaria la movilización y el encuentro que sólo da la unidad de las fuerzas más honestas y desde las bases, garantizándonos democracia verdadera y acción consensuada desde abajo. Ni mesías ni mecenas. Ni iluminados ni reformistas. Basta ya de tanto engaño inoculado por los profesionales de la mentira que nos han traicionado siempre.
Una situación de lucha como la que vive México hoy dará de inmediato liderazgos nuevos y dará espacio para desarrollar pensamiento crítico capaz de advertirnos sobre las amenazas oportunistas que rondan deseando apropiarse de las expresiones sociales más avanzadas. Eso es lo que ordenan las cúpulas de TELEVISA, del Empresariado pro yanqui a sus sirvientes en el PRI, el PAN y el PRD. ¡Ni un voto a ellos, faltan 7 meses! Pero en las bases hay otra historia. Nuestro deber es no permitir que distraiga la “tele” con cataclismos de coyuntura o con marcianos. Que no nos embauquen los reformistas que dicen querer “cambios” pero despacito. Que dicen querer un mundo mejor pero para nuestros bisnietos. Nuestro deber es no permitir que jueguen electoralmente con nuestros muertos y con nuestros vivos. Que no usen la sangre derramada para ungirse como “salvadores” y que no nos asusten, que no nos distraigan, que no nos descarrilen ni nos descalabren. Nuestro deber es impedir que el asesino siga disponiendo de las armas con que nos ataca y derrotarlo de una vez y por todas. El único camino hacia la paz y la justicia lo sabe un pueblo en lucha y que triunfa en la batalla de las ideas. Hay que vacunarse contra los lenguaraces y contra los engaños. Al pueblo sólo lo salva el pueblo. ¡Se los llevaron vivos, vivos los queremos!

Publicado en:
 http://regeneracion.mx/opinion/ayotzinapa-un-dolor-que-recorre-las-venas-de-la-historia/

domingo, 26 de octubre de 2014

Dilma fue reelecta por leve diferencia en balotaje, POR INFOnews del 26-10-14

 

Obtuvo el 51,52 por ciento de los votos frente al 48,48 de Aécio Neves, de acuerdo a los resultados oficiales.

 

La actual mandataria y candidata a la reelección por el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Dilma Rousseff, fue reelecta con el 51,52 por ciento de los votos sobre su competidor, el socialdemócrata Aécio Neves, quien obtuvo el 48,48 por ciento en la segunda vuelta de los comicios presidenciales.
Los datos se desprenden de la información oficial, suministrada por el Tribunal Supremo Electoral de Brasil, tras un escrutinio del 95,58 por ciento de los votos.


Dilma Rousseff llega a su segundo mandato tras haber obtenido importantes avances en la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad en Brasil según reconocen organismos internacionales como la ONU.
En esta nueva etapa su gestión de gobierno se enfocará en:
Reforma del sistema político y electoral de Brasil para resolver las distorsiones del modelo representativo y ahondar la participación popular.
Descentralización de los servicios públicos. Fortalecimiento de los planes sociales “Bolsa Familia", "Luz para todos", "Más médicos" y "Mi casa, mi vida", en todo el territorio brasileño.
Mayor inversión en el área educativa y de salud con recursos provenientes de la redistribución de la renta petrolera con Petrobras como palanca de desarrollo social.

Rescate de la memoria histórica de los brasileños en su lucha contra la dictadura. Activación de la Comisión de la Verdad.
En materia de política exterior su prioridad continuará siendo América Latina, África, Asia y el mundo árabe.
Su programa recalca el impulso a la integración regional, a organismos como UNASUR, CELAC, MERCOSUR y los BRICS como eje fundamental en la construcción de un mundo multipolar a tono con las transformaciones económicas, políticas y sociales en el continente.

Publicado en:
http://www.infonews.com/2014/10/26/mundo-169139-dilma-fue-reelecta-por-leve-diferencia-en-balotaje-elecciones-en-brasil.php

 NOTA DEL EDITOR:

"Mirando hacia adentro" felicita a la Presidenta Rousseff

UNA "IDEA" DE DEMOCRACIA, por Edgardo Mocca (para "Página 12" del 26-10-14)


Por Edgardo Mocca

“El Gobierno no admite nunca que nadie le diga nada, no admite nunca una crítica. No aceptan la regla central de la democracia, que es que nadie tiene la verdad total.” Lo dijo Ernesto Sanz en el reciente Coloquio de Idea. Otros precandidatos presentes en el evento hicieron también consideraciones críticas del gobierno nacional, casi todas las cuales giraron en torno de un elogio al diálogo y un dolor por la crispación que hay en el país. Pero la de Sanz fue diferente; el radical hizo una moción fuerte desde el punto de vista político: dijo que la regla principal de la democracia es la carencia de verdades absolutas. Corresponde discutir la idea y tratar de percibir por qué se dijo.

No se sabe en qué sentido usó el senador la palabra “central”. Pero es de imaginar que central es aquello que hace que un determinado régimen pueda llamarse democrático, aun en el más laxo y liberal sentido del término. Naturalmente que el reconocimiento de que no existen verdades absolutas es un rasgo importante de las democracias modernas, pero no consiste en el rasgo específico de su diferenciación; puede haber regímenes en los que se reconozca que no hay verdades absolutas y que sin embargo no sean democráticos. Las monarquías parlamentarias liberales de Europa, que en los últimos siglos hicieron su tránsito hacia el régimen republicano, fueron no menos respetuosas del pluralismo cultural que muchas de nuestras democracias contemporáneas. Casi no hace falta demostrar la afirmación porque sin una concepción pluralista del mundo no existiría hoy en esos países la magnífica herencia literaria y artística en general de sus siglos modernos; no existirían tampoco las grandes ideas y tradiciones políticas contemporáneas; la democracia, sin ir más lejos, volvió a ser pensada en esos siglos. Si el pluralismo se piensa desde la perspectiva de la representación política, también hubo en esos siglos parlamentos de composición plural y diversa, desde el punto de vista político y social.
Entre los diversos regímenes pluralistas posibles y pensables, la democracia tiene su especificidad. Consiste en el carácter electivo del poder y en el principio de la mayoría para resolverlo. La electividad y el principio mayoritario pueden expresarse y de hecho se expresaron históricamente con alcances diferentes en cuanto a la evolución del derecho al sufragio, pero no puede llamarse democracia a un régimen que se guíe por otro principio central alternativo de legitimidad política. De eso se trata cuando nos preguntamos por las “reglas centrales”: de las que lo son en términos políticos, en los términos en los que se regula la lucha por el poder político. Una vasta literatura politológica se dedicó a clasificar y hasta a calificar las democracias contemporáneas según su rendimiento en un conjunto de variables concernientes a la vigencia en diferentes regímenes democráticos de un conjunto de derechos políticos y sociales; hasta se llegó a poner en discusión el carácter democrático de algunos regímenes estudiados y a establecer complejas taxonomías que incluían conceptos tales como democracias “restringidas”, “limitadas” y hasta “autoritarias”. Pero ninguno de los regímenes que se ponían a consideración del análisis tenía un modo de legitimación que no fuera el de la elección y su pronunciamiento mayoritario. Es decir, puede haber un régimen electivo y mayoritario cuyos títulos democráticos puedan ser discutidos, pero no hay régimen democrático sin elecciones que gane la mayoría.
Ahora volvamos a la realidad, a los dichos de Sanz, a su contexto y a sus presupuestos políticos. No es arbitraria la frase, dicha nada menos que en un evento cuya realización se piensa cada vez más como show político, y en los últimos tiempos como show político antikirchnerista. Está hablando con un sector que se piensa a sí mismo (o por lo menos así lo expresan los discursos de sus líderes) como perjudicado por el actual Gobierno. No es fácil saber qué significa ser “perjudicado” para los líderes de un sector cuyo objetivo constitutivo es la ganancia y que ha ganado más en estos últimos doce años que en ningún otro momento más o menos cercano de nuestra historia. Es evidente que ese sector considera un perjuicio (el perjuicio principal) el de no tener capacidades decisorias en la política nacional. Los representantes dicen que “no son escuchados”. Claro está que eso deben deducirlo del tipo de decisiones que se toman; nadie sabe si ha sido escuchado hasta que se decide aquello sobre lo que estuvo hablando. Las políticas públicas, en fin, no son las que quiere el sector. Como sector tiene todo el derecho del mundo a reclamar contra la política pública que se ejecuta y a proponer cualquier alternativa. De ahí a cuestionar la legitimidad de un gobierno, como de hecho hace casi todo el tiempo el Coloquio, hay una diferencia. Y la diferencia consiste justamente en lo que decía Sanz, pero interpretado de otra manera: en la democracia (tal vez debió haber dicho “en un régimen pluralista”) no hay una verdad absoluta. Los líderes de un determinado sector pueden tener el propio enfoque, la propia verdad y defenderla con todo entusiasmo pero no pueden pretender –hablando siempre de democracia– que esa verdad sea absoluta. Es ilustrativo para comprender la idea de democracia que tienen algunos de los grandes empresarios el texto del documento inaugural de la Convergencia Empresarial Argentina. Un fragmento dice: “Las propuestas de políticas de Estado en las que estamos trabajando podrían ser implementadas por cualquiera de las fuerzas políticas que gobierne el país. Se trata de propuestas de políticas que están vigentes en gran parte del mundo desarrollado y en vías de desarrollo, llevadas adelante con éxito por gobiernos de diferente signo ideológico”. Sin mucha malicia, es fácil deducir que esas “propuestas políticas” están por fuera de cualquier debate, solamente exigirían capacidad y honestidad para llevarlas a la práctica. Pues bien, eso no es la democracia. Justamente porque la democracia no tiene verdades que puedan ser válidas para todos, hacen falta partidos políticos, elecciones y mayorías: para que la verdad particular se someta a una “verdad” que no se construye con sabidurías particulares sino que es una verdad política y no se resuelve en ningún coloquio sino en las urnas.

Hubo muchos precandidatos en el Coloquio de Idea. Scioli asistió, aunque hizo su discurso a la manera de una moción de minoría. Muy llamativa resultó la ausencia de Macri, de la que no hubo explicación. El tono de todas sus intervenciones fue el de una curiosa unanimidad conceptual (con la excepción ya apuntada), algo así como un coro de rechazo al Gobierno y elogio de la “iniciativa privada”, expresión que dicha en el Coloquio parece más bien un eufemismo para designar y ensalzar a los anfitriones y rubricar sus posiciones. Una lectura inocente sugiere que los políticos van a esas reuniones a hacer conocer sus propuestas. Es muy claro que no es éste el caso: no hay tensión importante alguna entre el proyecto de quienes organizan y el discurso de estos invitados, lo que deja la fuerte impresión de que estos últimos asumieron el punto de vista de los primeros. En este caso, Scioli decidió expresar posiciones favorables al Gobierno, lo que introduce una cuota de pluralismo político, pero es totalmente claro que en el coloquio se expresa inequívocamente la voluntad estratégica de un bloque de poder en la Argentina. Y lo que está afuera del Coloquio es otro proyecto estratégico diferente.
Las oposiciones han decidido, en lo fundamental, encolumnarse en torno del programa de Idea y de la Convergencia. Ellos son los políticos lúcidos y desembarazados de lastres ideológicos que, cualquiera sea su partido y su ideología, están dispuestos a aplicar esos principios que se aplican en todo el mundo civilizado y solamente desconocen un puñado de caudillos latinoamericanos empeñados en acumular poder a costa de arruinar a sus países. Que todas las oposiciones –incluidos partidos de larga tradición popular como el radicalismo– hayan optado por ese programa ya es un hecho lamentable. Pero más lamentable todavía es que ese alineamiento incluya una práctica de alto riesgo político que consiste en postular la existencia en el país de un régimen no democrático. Esa negación de legitimidad fue la clave discursiva del golpismo desde 1930 hasta 1983 y siguió siendo usado por los poderes fácticos durante los años de democracia, para maniatar y voltear a Alfonsín, para disfrutar de la rendición incondicional de Menem, para someter, debilitar y facilitar el derrumbe de De la Rúa y para extorsionar –infructuosamente, en lo fundamental– a los gobiernos kirchneristas. Cuando se dice que estamos ante un régimen autoritario, como hizo, entre otros y desfachatadamente, el doctor Sabsay, se introduce claramente un modo de discusión perverso y antidemocrático. En primer lugar porque se pretende estimular un clima de miedo e incertidumbre política, favorable a los intentos desestabilizadores recurrentes en estos años. Pero también porque se construye un muro entre los habitantes de este país. Hay un porcentaje de argentinos que supo ser absolutamente mayoritario en la última elección presidencial y nunca bajó de una tercera parte del electorado que queda fuera de esos “grandes consensos nacionales” que suelen ser el nombre que adopta el programa político de los poderes económicos concentrados. Y eso se hace, irónicamente, en nombre de un discurso contra la crispación y el conflicto. Bajo el influjo de ese discurso, los congresales de oposición están quedando en la historia de modo casi unánime por su posición sistemática contra cambios y reformas con gran repercusión histórica y amplio respaldo popular. En algunos casos, no lo hacen siquiera con el mecanismo democrático del voto sino produciendo el gesto de deslealtad al régimen democrático que significa el retiro del recinto. Para eso falsean la esencia de la democracia y la limitan a un régimen de pluralismo cultural. En este caso, la etimología da una pista importante: democracia es poder del pueblo.











Publicado en:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-258415-2014-10-26.html 

NOTA DEL EDITOR:
Las imagenes han sido seleccionadas por "Mirando hacia adentro" y, a excepción de la foto de Ernesto Sanz, no figuran en la publicación original de Página 12