ÁLBUM DE IMAGENES DE "MIRANDO HACIA ADENTRO"

Todas las imágenes originales producidas por "Mirando hacia adentro" han sido publicadas en un blog satélite llamado "Mirando hacia adentro. Álbum de imágenes".

DEUDA EXTERNA ARGENTINA ON LINE

La página norteamericana "usdebtclock.org" informa segundo a segundo la evolución de las deudas de los países. Vea online y en directo el DESENDEUDAMIENTO ARGENTINO presionando AQUÍ.

Translate

lunes, 25 de mayo de 2015

MANUEL GALLARDO: "Hablábamos de devolverlo cuando hubiera democracia, y eso es lo que hizo Cristina", por Lucía Álvarez (para "INFOnews" del 25-05-15)

Arriba: CFK restituye el sable al Museo Nacional


Manuel Gallardo es uno de los militantes de la JP que sustrajeron el sable en 1963. Mezclado entre el público, celebró la restitución.


Podría haberse quedado en el Museo Histórico Nacional, recibiendo cumplidos y felicitaciones. Pero prefiere verlo de afuera, en el Parque Lezama, perdido entre la gente, junto con sus compañeros de la Asociación Resistencia Peronista y su familia, repartiendo fotocopias de un volante, tamaño A4, que comienza: “El 12 de agosto de 1963 la JP se apropiaba del Sable Corvo del Gral. San Martín…” El texto lleva una cita de la época, habla de “un acto heroico”, para lograr la vuelta de Perón, la devolución del cadáver de Evita, la aparición del cuerpo de Felipe Vallese, la liberación de los presos políticos, el castigo a los fusiladores de 1956. Manuel Felipe Gallardo, uno de los militantes que sustrajo la espada del Libertador como un golpe de efecto para revitalizar la Resistencia, prefiere quedarse en un segundo plano para hacer lo que siempre: transmitir su historia como un modo de militancia.


A sus 80 años, vive la vuelta del sable como una reparación colectiva y personal, un “momento maravilloso después de 50 años de ostracismo, de ser invisibles”. Y también lo hace con la tranquilidad de quien cumplió una misión: “En uno de nuestros documentos decíamos que lo devolveríamos cuando hubiéramos recuperado la democracia. Eso es lo que hizo Cristina. Hoy nuestra soberanía está garantizada por esa juventud militante que tomó nuestro legado”, cuenta Manuel, la escarapela en el pecho, los ojos quebrados.
Según consignó Tiempo Argentino, sufrió persecución, cárcel, torturas. Estuvo preso un año y medio en el penal de Olmos luego de participar, como oficial de la Policía Bonaerense, del levantamiento del 9 de junio organizado por Juan José Valle contra la Revolución Libertadora. En el ‘60, lo volvieron a detener por el Plan Conintes decretado por Arturo Frondizi y pasó otros dos años y medio en la cárcel de Magdalena. Quizá por tozudez, como prefiere decir él, o por valentía, como dicen sus compañeros, en 1962, recién liberado, se puso en contacto con la JP, liderada en ese entonces por Calos Caride, Envar El Kadri, Jorge Rulli y Héctor Spina, para involucrarse de lleno en el secuestro del sable corvo.

En el ’70, Manuel fue sentenciado a otros tres años de prisión, que no terminó de cumplir gracias a la amnistía de Héctor Cámpora.
 
La operación, además de objetar la proscripción, le permitía a la Juventud Peronista trazar un puente entre las tres grandes referencias del peronismo: San Martín, Rosas y Perón. “Sabíamos que iba a provocar una conmoción muy grande y los sectores de derecha se nos tiraron encima. Mirá si no habremos generado conmoción que el ruido llegó hasta hoy”, cuenta Manuel, orgulloso.
El 12 de agosto a las 19, justo antes de la hora del cierre, cuatro militantes se presentaron en el Museo Histórico y le juraron al ordenanza que eran estudiantes tucumanos. Fue un operativo sin violencia y sin heridos. Sólo dejaron unos folletos con los mismos reclamos que aparecen en el volante que Manuel reparte ahora en el parque: “Un acto heroico para (…) dar al pueblo la libertad para expresar su pensamiento y ejercer su voluntad al amparo de la ley y lejos de los decretos delictivos.”
En el ’70, Manuel fue sentenciado a otros tres años de prisión, que no terminó de cumplir gracias a la amnistía de Héctor Cámpora. Volvió a militar en una organización de La Plata, “Dele, dele”, con el peronismo dividido en sus intenciones y en sus objetivos. “Nos pasaron tantas cosas. Y después tuvimos a Menem. Por eso, yo aliento la idea de un peronismo abierto, un proyecto nacional en el que confluyan distintas militancias, como retomó Néstor. Nos va llegando el momento de los grandes movimientos sociales”, dice, y agrega: “No es nada nuevo, ya lo vaticinaba Perón.”

Publicado en:
http://www.infonews.com/nota/201724/hablabamos-de-devolverlo-cuando-hubiera-democracia-y-eso-es-lo-que-hizo-cristina

No hay comentarios: