ÁLBUM DE IMAGENES DE "MIRANDO HACIA ADENTRO"

Todas las imágenes originales producidas por "Mirando hacia adentro" han sido publicadas en un blog satélite llamado "Mirando hacia adentro. Álbum de imágenes".

DEUDA EXTERNA ARGENTINA ON LINE

La página norteamericana "usdebtclock.org" informa segundo a segundo la evolución de las deudas de los países. Vea online y en directo el DESENDEUDAMIENTO ARGENTINO presionando AQUÍ.

Translate

viernes, 31 de diciembre de 2010

OBSESIONADOS POR EL AJUSTE, por Tomás Lukin (para "Página 12" del 31-12-10)




LA POLEMICA Y CONTRAPUNTO EN TORNO DEL PAGO DE DEUDA CON RESERVAS


“Hay que tener cuidado con la obsesión que sigue teniendo gran parte de la oposición de seguir mirando la realidad con la lupa de los ’90”, advirtió la presidenta del Banco Central. Las reservas y los márgenes de maniobra del actual modelo.

Por Tomás Lukin, para PÁGINA 12

El cuestionamiento más reiterado durante 2010 por los detractores del Fondo del Desendeudamiento fue que el uso de una porción de las reservas del Banco Central generaría un alza de precios generalizada. El retorno a las prácticas tradicionales que postulan los economistas del establishment y un amplio grupo de legisladores opositores se enmarca dentro de una lógica de pensamiento económico neoliberal donde un “excesivo” gasto público y una “descontrolada” emisión de dinero de parte del Banco Central son los responsables excluyentes de la inflación. La receta que ofrecen –aunque no explicitan– para limitar los aumentos de precios es contraer la demanda agregada, una política similar a la aplicada durante los años de convertibilidad. “Hay que tener cuidado con la obsesión que sigue teniendo gran parte de la oposición de mirar la realidad económica argentina con la lupa de los ’90. Este es otro modelo totalmente distinto, donde las reservas internacionales son posibles porque son fruto del trabajo argentino. Tenemos que valorar este margen de maniobra para hacer política económica”, consideró ayer la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont.
La inflación se mantuvo elevada pero estable, no se disparó por pagar vencimientos de deuda por 6569 millones de dólares con los activos de la autoridad monetaria. Sin embargo, la reedición de la herramienta en 2011 para cancelar obligaciones por 7504 millones de dólares volvió a activar el mismo debate.
“Desde su visión (neoliberal), la inflación es por un exceso de demanda y proponen reducir el gasto público en salud, educación y los subsidios. Proponen volver a las políticas de ajuste donde la única medida antiinflacionaria es generar desempleo y bajar salario real”, explicó a Página/12 el economista del Cemop, Andrés Asiain. Por su parte, Mara Pedrazzoli, de GPS, y Alejandro Fiorito, del Grupo Luján, remarcaron a este diario que una mayor emisión monetaria no provoca los incrementos de precios, ya que la oferta de dinero es una consecuencia de la inflación y no su causa.
Los dos principales ítem que explican el aumento en el gasto público en los últimos años son el gasto social y los subsidios. En ese sentido, el investigador del Ceil-Piette, Demián Panigo, advierte que quienes proponen bajar el gasto público no tienen en cuenta que una porción relevante de esos recursos son antiinflacionarios como los subsidios para anclar las tarifas, y enfatiza que, aunque puede generar inflación, el gasto social debe aumentarse porque siempre es progresivo.
Un aspecto relevante a considerar en el cambio de estrategia de financiamiento para pagar la deuda es el origen de las reservas y su nivel. Durante la década del ’90, los activos del Central crecían impulsados por el ingreso de capitales especulativos y el endeudamiento externo. A partir de 2004, la sostenida acumulación de reservas fue el resultado del comercio exterior y la política cambiaria que apuntó a preservar un tipo de cambio real competitivo y estable.
Las reservas internacionales terminaron 2010 en 52.429 millones de dólares, 4462 millones más que cuando se lanzó el Fondea. Un reciente documento publicado por la Subsecretaría de Programación Económica destaca la relevancia del proceso de acumulación de reservas para sustentar el crecimiento y reducir la vulnerabilidad externa; sin embargo, introduce un debate que existe a nivel global sobre el nivel “óptimo” para esos recursos.
La acumulación de reservas más allá de ciertas proporciones deja de ser óptima a partir de un punto en el cual los costos empiezan a ser mayores que sus beneficios. Pagar la deuda sin utilizar las reservas internacionales de la autoridad monetaria fue la práctica común para cancelar sus obligaciones. El proceso previo a la creación de un mecanismo como el Fondea implicaba destinar una porción significativa del presupuesto para hacer frente a esos vencimientos. El Tesoro nacional contaba con dos mecanismos para efectuar esas operaciones: comprar los dólares necesarios en el mercado cambiario utilizando recursos corrientes o recurrir a la lógica del endeudamiento externo.

Publicado en :
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-159646-2010-12-31.html

2011 SEÑAL DE LARGADA, por Fernando Cibeira (para "Página 12" del 31-12-10)











LOS ENCUESTADORES ADELANTAN LOS ULTIMOS NUMEROS AL INICIO DEL AÑO ELECTORAL

Los analistas coinciden en que la presidenta Cristina Kirchner encabeza los sondeos. Mauricio Macri y Ricardo Alfonsín se disputan el segundo lugar, pero a no menos de 15puntos de distancia. Fortalezas y debilidades de cada uno.

Por Fernando Cibeira


Aun con las turbulencias de las últimas semanas, la presidenta Cristina Kirchner ingresa al año electoral como amplia favorita, casi en un remedo del escenario de inicios de 2007, cuando ningún candidato opositor podía descontarle al oficialismo los 15/20 puntos de diferencia con los que se llegó a los comicios. Respecto de la oposición, según los encuestadores consultados por Página/12, el que mejores perspectivas de progreso muestra es el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, aunque cuenta con el limitante de la falta de una fuerza con estructura nacional, que casi lo obligaría a buscar una alianza con el Peronismo Federal. En contraposición, el radicalismo tiene la ventaja de un expandido desarrollo en todo el país, pero entró en una nube de indefinición en la que su precandidato más taquillero, el diputado Ricardo Alfonsín, hoy presenta mucho mejor imagen como dirigente que votos como aspirante a la presidencia. Pero, a diez meses de las elecciones de octubre, los analistas coinciden en que hay una porción del electorado –de centroderecha o moderado–, marcadamente opositor al Gobierno, que aún busca y todavía no encuentra dónde depositar su voto.
Los encuestadores distinguen entre imagen e intención de voto como dos indicadores diferentes, que a veces coinciden y en otras muestran particularidades propias. La Presidenta mostró un salto en ambos luego de la muerte de Néstor Kirchner, aunque ya venía en una leve tendencia alcista desde antes. Al compás de los sucesos de los últimos días –ocupaciones, represión policial, desabastecimiento– habría comenzado a sufrir una caída, pero más que nada en imagen y no así en intención de voto, que se mantiene sólida. Además, lo de la merma de imagen positiva sería, para algunos, sólo un estado de ánimo porteño.
Artemio López, de la consultora Equis, está entre los que piensan así. “Pensar que lo que sucede en Lugano influye en todo el país habla de un gran egocentrismo porteño. Hoy, el dominio electoral de Cristina Kirchner es absoluto, aun en las provincias más impactadas por la 125”, asegura. Roberto Bacman, de CEOP, acepta que “la Presidenta bajó un poquito en imagen en las últimas semanas, no tanto en la intención de voto”.
Los encuestadores muestran a Cristina Kirchner invariablemente en el primer puesto de los sondeos con porcentajes que van del 32 al 44 por ciento. Proyectados los indecisos, queda al borde o directamente ganando en la primera vuelta. Muy lejos aparece el segundo ubicado, que según los sondeos puede ser Macri –en leve ascenso con porcentajes que van del 10 al 17 por ciento– o Alfonsín –con adhesiones del 6 al 10 por ciento, pero en declive–. Enrique Zuleta Puceiro, de OPSM, cree que las diferencias que hoy muestra la Presidenta no son reales porque enfrenta una oferta opositora fragmentada que cuando llegue el momento de la verdad se unirá en unas pocas opciones.
Una mirada diferente aporta Sergio Berensztein, de la consultora Poliarquía, quien prefiere no hablar de intención de voto tan lejos de las elecciones y cuando –según sus números– todavía un 40 por ciento de los argentinos que está indeciso o ni siquiera se puso a pensar en quién va a elegir. “Dicho esto, estamos viendo una correción en los números que se habían dado luego de la muerte de Kirchner”, explica. De acuerdo con su visión, se había generado una reacción solidaria con la viudez de la Presidenta que provoca una situación ficticia porque el Gobierno nunca había tenido esos niveles de aceptación. “Volvemos de a poquito a la normalidad, con el Gobierno con un piso de apoyo fuerte pero acotado y una mayoría que está buscando”, agrega.

Los distritos

Una particularidad que marcan quienes hicieron encuestas en el último mes es que el alza en la intención de voto de la Presidenta es parejo en todo el país. Esto incluye a los distritos que han sido opositores al Gobierno durante los últimos años, que se abroquelaron durante el conflicto con el campo y que votaron en contra en las elecciones legislativas de 2009.
Según los números que maneja Artemio López, en provincias como Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, Cristina Kirchner muestra niveles de adhesión tales –una intención de voto que va del 42 al 45 por ciento– que le permitirían ganar allí en primera vuelta. “El paso al costado de Carlos Reutemann dejó muy bien posicionada a la Presidenta en Santa Fe”, coincide Bacman. Doris Capurro, de la encuestadora Ibarómetro, también maneja la misma información, lo que dejaría a la elección 2011 prácticamente en el campo de lo definido, con poco lugar para las sorpresas. Otro punto en común es marcar el llamativo repunte kirchnerista en la Capital Federal, aunque posiblemente resentido en los últimos días (ver aparte).
Zuleta Puceiro, en cambio, cree ver que al oficialismo aún le falta recrear una alianza con los sectores medios urbanos, que fue lo que buscó en 2007 con la fórmula compartida con el radical Julio Cobos. “Para intentar ganar en la primera vuelta le falta atraer a ese sector que no creo que ya esté definido”, evalúa.
Para Berensztein, en el escenario “hay mucho ruido” y todo lo que se midió hasta hace unas semanas pasó a ser viejo. “El Gobierno tomó nota después de siete años del problema de la inseguridad y creó un ministerio, hay que ver cómo impacta. Lo mismo que las ocupaciones que no fueron sólo en la ciudad sino que se replicaron en 30 lugares de todo el país”, marca.

Oposición radical

Si en algo coinciden los encuestadores es en señalar que el fallecimiento de Kirchner dejó a la oposición a la deriva, sin un blanco a donde apuntar sus tiros. “El galvanizaba mucho, su muerte le generó a la oposición un desafío que no ha podido resolver”, acepta Berensztein.
“La oposición se había recostado sólo en cuestionamientos antioficialistas que ahora no le sirven. Quedó desinflada y no tiene nombres que descuellen”, indica Analía del Franco, de la consultora Analogías. “La oposición no tiene una estrategia clara, hay un electorado opositor, pero no se siente representado por nadie”, agrega Capurro.
En ese cuadro complicado, el radicalismo parece haber retrocedido casilleros: algunos meses atrás tenía dos candidatos fuertes y ahora tiene tres más débiles. “En el radicalismo se renunció a la reunificación. Está Cobos por un lado, con una caída muy superior a la que se podía imaginar. Esto hizo caer también a Alfonsín, que ahora anda por el 10/11 por ciento. Por eso sale Ernesto Sanz, que va intentar a unir a todos los distintos sectores del radicalismo”, apunta Zuleta Puceiro.
Capurro explica que Cobos y Alfonsín ni siquiera habían podido consolidar el voto radical. “Si el candidato fuera Cobos, los alfonsinistas no lo votarían y, viceversa, si el candidato fuera Alfonsín, los cobistas no lo apoyarían. De ahí surge la variante Sanz, pero arranca con un muy alto nivel de desconocimiento”, dice.

Oposición peronista

Frente al declive de los postulantes radicales, quien viene consolidándose en el segundo lugar de intención de voto es Macri. Hay un tercio del electorado moderado, explican los encuestadores, que aún está a la búsqueda y el jefe de Gobierno tiene buenas posibilidades de agenciárselo. Los acontecimientos de los últimos días sirvieron para posicionarlo porque el Gobierno lo identificó como su rival y Macri se esmeró en buscar una posición diferenciada.
“Para la gente que busca una opción, que es mucha, ve en Macri a alguien que gestiona. Fue el propio Gobierno quien posicionó a Macri como algo distinto en el conflicto por las tomas y sin dudas él fue quien salió mejor parado. La gente vio su posición como más razonable, mientras que el Gobierno apareció dudando”, opina Berensz-tein. “Mientras más conflicto hay, Macri se afirma más en el favoritismo de la derecha del electorado”, añade Bacman.
Algunos consultores marcan como un fuerte límite para el crecimiento del jefe de Gobierno la falta de un partido con desarrollo nacional que apuntale su candidatura en todo el país. Eso, imaginan, lo llevará a buscar una alianza con el Peronismo Federal, con estructura pero sin candidato potable.
Luego de su ensayado lanzamiento al estilo norteamericano, Eduardo Duhalde apenas si muestra 5 puntos de intención de voto. Lo mismo sucede con la candidata de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y con el de Proyecto Sur, de Pino Solanas, quienes por ahora se ubican más en el terreno de las candidaturas testimoniales que con chances ciertas de disputar el poder en 2011, según apuntan los encuestadores.
Un dilema para Macri es que un frente con el duhaldismo le aportaría la estructura nacional que necesita pero, en términos de imagen, le resta, porque ya le quita la chapa de “lo nuevo” en política con la que busca mostrarse.
“A Macri no le ha ido bien en la Ciudad, pero mantiene su imagen a nivel nacional porque quedó instalado como opositor al Gobierno con temas como seguridad ciudadana. Creo que finalmente Macri va a representar a ese electorado de centroderecha, no por él sino porque ese sector busca un candidato”, apunta Zuleta Puceiro. También Berensztein destaca la popularidad de Macri a nivel nacional conseguida durante su mandato como presidente de Boca Juniors, lo que le eximiría de la necesidad de contar con una estructura nacional. “La política hoy es muy mediática y Macri ya está instalado”, asegura.

Largada

Así están las cosas al inicio del año electoral. En apariencia, el oficialismo cuenta con amplias ventajas mientras que la oposición se mantiene en una nebulosa de indefiniciones que conspira contra sus posibilidades de descontar terreno, aunque hay un electorado atento a quien emerja de allí. Sus posibilidades están latentes.
Eso, claro, en tanto y en cuanto sea Cristina Kirchner la candidata del oficialismo. En su mensaje de fin de año, la Presidenta insistió anoche en su “compromiso con todos los argentinos” y su promesa de “redoblar sus esfuerzos” en 2011, pero hasta ahora nunca habló sobre su reelección. El Plan B –y que se sepa no hay otro- es el gobernador Daniel Scioli. Pero ahí, según Artemio López, habría que barajar y dar de nuevo. “Hay que medir todo otra vez, Scioli no es lo mismo, ni para afuera, ni para adentro del peronismo”, asegura.



Publicado en :
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-159669-2010-12-31.html




CRISTINA DEFINIÓ EL 2010 COMO "UN AÑO EXCEPCIONAL" Y PIDIÓ RECORDAR A KIRCHNER, por "El Argentino" del 30-12-10.


MENSAJE DE FIN DE AÑO

"Yo personalmente me comprometo a redoblar el esfuerzo"

La presidenta Cristina Fernández emitió un mensaje en cadena nacional en el que destacó que 2010 "fue un año excepcional para Argentina". Además, pidió recordar a Néstor Kirchner durante el brindis de Año Nuevo. "Él tuvo mucho que ver en este país que hoy tenemos todos", dijo.


La mandataria Cristina Fernández emitió un mensaje en cadena nacional en el que saludó a todos los argentinos por Año Nuevo y describió el 2010, como un año de "fuertes contrastes", "muy" bueno para el país y, tal vez, "el peor" de su vida, en el plano personal, en clara alusión al fallecimiento de su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner.

"Buenos días, faltan 5 minutos apenas para las 12 del mediodía del 30 de diciembre y muy pocas horas para terminar este año 2010 del Bicentenario", comenzó la Jefa de Estado su mensaje ubicando el horario de la grabación del mismo, antes de viajar a Río gallegos, Santa Cruz.

Acto seguido, consideró que el 2010 fue "un año la verdad que de fuertes contrastes, por lo menos para quien les habla".

"En lo institucional un muy buen año para la Argentina, que culmina sus 200 años de historia con el período de crecimiento económico y de inclusión social más importante creo de toda su historia", señaló.

En esa misma línea, Cristina destacó el "récord de reservas". "Me acordaba hace unos instantes que el año pasado exactamente a esta misma altura estábamos en medio de una feroz discusión, si las reservas sí, si las reservas no; hoy es una discusión afortunadamente superada y con saldo positivo porque estamos con más de 5.000 millones de dólares por encima de lo que teníamos en el momento de decidir el pago de la deuda. De la deuda de otros períodos de gobierno que teníamos que afrontar todos los argentinos", añadió.

Se trata de "un año que termina con un masivo consumo popular, como se pudo ver en estas fiestas de fin de año, con un crecimiento en el tercer trimestre del 9,1 en la actividad económica, con una desocupación del 7,4; hoy cerquita de ese 7,3 que había sido récord y que seguramente vamos a alcanzar", continuó.

Además, la Presidenta enfatizó que fue un 2010 en el que "hemos vuelto a posicionar a nuestro país en términos internacionales como tal vez nunca lo estuvo en toda su historia".

"Un año que culmina además con lo que se vino reclamando durante décadas: justicia, memoria y verdad para miles de argentinos. También nos enorgullece como país ser un ejemplo en materia de derechos humanos", remarcó.

Luego, subrayó que "en lo personal tal vez haya sido el peor año de mi vida, sin lugar a dudas, pero creo que en todo esto que estamos viviendo los argentinos, este crecimiento inédito que seguramente va a prolongarse y profundizarse aún más a partir del año 2011, porque el siglo que ha comenzado y este primer año del tercer centenario seguramente van a marcar un hito en la construcción de esta nueva Argentina que estamos haciendo entre todos, yo quisiera también homenajear a todos los argentinos, a los más de 40 millones de argentinos, de acuerdo con el último censo, que participan de este esfuerzo colectivo".

"Porque un país no se hace solamente con un presidente o una presidenta sino con todos los argentinos, trabajando, esforzándose, tirando para el mismo lado, en la medida que todos puedan darse cuenta de que si se favorece la Argentina, si la Argentina sigue creciendo, nos vamos a favorecer todos", argumentó.

"Cuando mañana 31 de diciembre a las 12 de la noche todos levanten su copa, les pido que piensen mucho en la Argentina, que piensen en todo lo que tenemos que seguir trabajando y haciendo para que esta Argentina siga creciendo, y en algún momentito, un segundo nada más, piensen también en él, porque él tuvo mucho que ver en este país que hoy tenemos todos", continuó, en referencia al ex Presidente.

Cristina remarcó también que Kirchner "puso mucho de su vida personal, de su vida familiar también porque en definitiva él dedicó su vida a las convicciones, a lo que él creyó, a un mundo mejor, a una Argentina mejor".

"Entonces les pido solamente un instante, un segundo, que piensen en él, aún los que no lo quisieron, porque realmente hizo mucho para que hoy podamos tener esta Argentina y para que esta Argentina siga creciendo con la fuerza que todos nos merecemos", continuó.

"Yo personalmente me comprometo a redoblar el esfuerzo, a quitarle horas a mi descanso y a mi sueño como hacía él. El ejemplo de él, de su sacrificio, de su voluntad, de su esfuerzo, es lo que me guía", señaló.

En el tramo final de su mensaje, Cristina Fernández destacó que "ese compromiso con todos, con absolutamente todos los argentinos, es inquebrantable, desde mi vocación para seguir construyendo una Argentina inclusiva, de todos; que sea el orgullo de todos los argentinos, que nos permita vivir en paz, porque a pesar de las diferencias que vamos a seguir teniendo -eso también es parte de una sociedad plural, diversa, democrática- hoy la Argentina es más diversa, más plural y más democrática que nunca".

"Tenemos que sentirnos todos muy orgullosos de haber protagonizado este cambio y de vivir en un país que es mirado con admiración desde muchos lugares del mundo que todavía no han podido alcanzar esta diversidad, esta pluralidad, este crecimiento. Que también es un ejemplo, porque desafortunadamente no a todos en el mundo les va como le ha ido a la Argentina afortunadamente este año", reiteró.

Finalmente, Cristina sostuvo que "por eso quiero, a pocos minutos de que esta Casa Rosada declare su asueto y se quede vacía, porque sus empleados se irán, desearles a todos los argentinos un muy feliz Año Nuevo, un mucho pero mucho mejor 2011, con el esfuerzo de todos y con el compromiso personal e institucional de esta Presidenta. Muchas gracias", concluyó.

Publicado en :
http://www.elargentino.com/nota-120474-Cristina-definio-al-2010-como-un-ano-excepcional-y-pidio-recordar-a-Kirchner.html

jueves, 30 de diciembre de 2010

LOS MÉRITOS DE CLARÍN Y LA OPOSICIÓN, por Roberto Caballero (para "Tiempo Argentino" del 30-12-10)

Arriba : Alfonso Prat Gay, Héctor Magnetto, Miguel Ángel Giubergia y Federico Pinedo.

Alfonso Prat Gay (CC), Federico Pinedo (PRO) y Miguel Ángel Giubergia (UCR) salieron ayer a criticar a Cristina Kirchner por el decreto que modificó el Presupuesto 2010 para poder aplicarlo en 2011. Ellos hicieron lo suyo, y Clarín habló del manejo discrecional de miles de millones de dólares desde su tapa. Lo que no dicen Prat Gay, Pinedo, Giubergia y Clarín es que fueron ellos mismos los que impidieron que la Argentina tuviera, por ley, un presupuesto. Es decir, se quejan ahora de lo que antes provocaron. No es el primer papel papelón de Magnetto y el Grupo A. Habría que recordar el Caso Sadous (una novela absurda) la falsa denuncia de la Banelco K que hizo Lilita Carrió (otro culebrón insólito) y así una serie de al menos diez disparates que condenaron a la oposición política y empresaria a su actual insignificancia. Algunos kirchneristas están contentos: creen, en serio, que todo se debió a su astucia. Que no se equivoquen: la oposición hizo todos los méritos para llegar adonde llegó. Ella solita.


por Roberto Caballero, Director de "Tiempo Argentino".

Publicado en :
http://tiempo.elargentino.com/notas/los-meritos-de-clarin-y-oposicion

MARCÓ DEL PONT : "Las reservas crecerán en U$S 5.000 millones", por "El Argentino" del 29-12-10


La presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, señaló que las reservas monetarias del país aumentaron aún después de "haberlas utilizado" para pagar deuda pública y señaló que "poder utilizar ahorros genuinos, nos permitió no endeudarnos a tasas internacionales altísimas".



Mercedes Marcó del Pont es la titular del Banco Central de la República Argentina.


La presidenta del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, señaló hoy que las reservas monetarias del país crecerán este año alrededor de 5.000 millones de dólares aún después de "haberlas utilizado" para pagar vencimientos de la deuda pública. "Mañana terminamos de pagar lo que nos queda por cancelar durante este año, de los más de 6.500 millones de dólares de reservas que se utilizaron para ese fin, pero de todos modos se terminó el 2.010 con 5.000 millones de dólares más que cuando se empezó a pagar esta etapa de deuda pública", indicó la titular del Banco Central. Durante el acto de presentación de la segunda edición de la revista "Desafíos para un proyecto nacional", Marcó del Pont agregó que "poder utilizar ahorros genuinos que generó nuestra economía y están depositados en dólares dentro del Banco Central, nos permitió no endeudarnos a tasas internacionales altísimas". "Por otro lado, no cumplimos con lo que nos planteaba la oposición cuando no nos dejaba usar reservas y pedía un ajuste fiscal, de forma tal de generar un excedente que permitiera comprar los dólares para pagar la deuda", añadió la funcionaria. La titular del Central remarcó además que "nosotros no recurrimos ni al endeudamiento externo, ni tampoco al ajuste fiscal, sino que hubo una nueva apuesta para consolidar el crecimiento con distribución del ingreso, pero fundamentalmente atendiendo a los sectores de más bajos recursos". Por otra parte, realizó un balance de su gestión durante el primer año al frente del Central y señaló que "el 2010 nos dejó muchas enseñanzas, especialmente sobre las cosas que se decían a principio sobre algunas decisiones estratégicas que asumió la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, entre otras, pagar servicios de la deuda pública con reservas internacionales". "Nuevamente, todos los gurúes y los referentes de la oposición anunciaban terribles males que íbamos a sufrir. Se demostró que no, que este es un modelo consistente y solvente", enfatizó. Del Pont destacó además el rumbo económico del país y precisó que "el nuestro es un modelo que privilegió desde el principio el crecimiento de los argentinos, el mercado interno y la participación de los trabajadores en la distribución del ingreso. Es un modelo sólido que se puede bancar crisis internacionales como las que vivió el mundo en los dos últimos años". Respecto del futuro de la economía del país, la titular del Central aseguró que "el desafío es seguir afianzando, reconociendo y recuperando soberanía en el uso de las políticas públicas". "Además, hay que reconocer que tanto las reservas, como el superávit de balance de pago, el desendeudamiento son parte de una lógica que tiene la inclusión social a partir del trabajo y del mercado interno y que, a partir de ese mercado interno, puede insertarse en el resto de los mercados del mundo". Por último, Marcó del Pont recordó que "es necesario recuperar la economía como un instrumento de las decisiones políticas, como nos enseñó Néstor Kirchner y lo hace diariamente la Presidenta. Las decisiones políticas deben estar siempre subordinadas a los intereses del pueblo argentino".

Publicado en :

http://www.elargentino.com/nota-120375-Reservas-creceran-en-U$S-5000-millones.html




EL AMOR Y LA POLÍTICA, por Norberto Galasso (para "Telam" 28-12-10)



Por Norberto Galasso

En la historia de nuestro pueblo latinoamericano, se reiteran los casos de importantes figuras políticas unidas por una fuerte relación sentimental y al mismo tiempo, por un mismo ideal de redención social o nacional.

Pero, como la Historia no sólo la escriben los que ganan sino especialmente "los hombres que ganan" y no las mujeres, resulta que muchas admirables luchadores han quedado en el olvido o son apenas reconocidas sin otorgársele la debida importancia.

Una de estas mujeres fue Manuela Sáenz, quien luchó junto a Simón Bolívar. Como se sabe, Bolívar fue traicionado por su vicepresidente, Francisco de Paula Santander -indignidad que suele ocurrir en nuestra América Morena- y precisamente a Santander se lo acusó por el golpe comando del 25 de septiembre de 1828 en el cual intentaron asesinar a Bolívar, ocasión en la cual Manuela impidió el crimen, enfrentando a los conjurados y dando así tiempo a la fuga del Libertador.

Manuela salvó así a su hombre y al mismo tiempo a su líder político, a quien acompañó en una lucha que le había valido, años atrás, una condecoración del General San Martín.

Otro caso semejante es el de Elisa Lynch, en la cual encontró su gran compañera el mariscal Francisco Solano López, en su trágica epopeya de la Triple Alianza.

Aunque escocesa de nacimiento, Elisa unió su destino al de la Patria Grande Latinoamericana martirizada por aquel infame genocidio y cuando quince años después de la tragedia -luego de sufrir toda clase de humillaciones por parte de las damas aristocráticas- arribó al puerto de Buenos Aires, la abucheó un grupo de mitristas hasta que le abrió paso a bastonazos el poeta Carlos Guido Spano para rescatarla y protegerla.

En estas historias se puede ir más lejos, como cuando las guerrillas altoperuanas impidieron una y otra vez el avance de las fuerzas realistas. Allí combatió también una pareja, consolidando su amor en la lucha por la libertad: Juana Azurduy y Manuel Ascencio Padilla.

Una y otra vez enfrentaron a la reacción, pero en 1816, en la acción de Villar, Padilla fue muerto y degollado, siendo clavada su cabeza en lo alto de una pica en el pueblo de la Laguna. La Juana no pudo soportar semejante ignominia y tiempo después, al frente de sus amazonas, ocupó la Laguna y recuperó la cabeza de su esposo.

Luego, acompañó la lucha de las guerrillas de Güemes en el Norte, ya con el título de Teniente Coronel que le otorgó el General Belgrano.

También se puede ir más cerca y recordar la entrega total de Evita junto a Juan Domingo Perón, donde la pasión por el compañero de lucha, se consolidaba en el común proyecto político de emancipación social.

Y por supuesto, se reitera en el matrimonio Kirchner, en estos días: más allá de la maledicencia de los diversos opositores, algunos para quienes no gobernaba él entre 2003 y 2007 sino que era ella la que dirigía; otros, para los cuales no era ella la verdadera presidenta entre 2007 y 2010 sino él quien gobernaba desde las sombras, míseras chicanas de quienes personificaban en el matrimonio su rechazo al avance popular, cuando resultaba evidente la complementariedad de ambos en la acción política.

También en este caso, las circunstancias produjeron la muerte de uno de ellos y la soledad del otro, soledad que sólo puede superarse con la presencia popular en las calles.

Néstor, a pesar del alerta de los médicos, no puso límite alguno a su militancia llevado hacia la muerte por su consecuencia porque, como él decía, no había llegado a la presidencia para abandonar sus convicciones sino para empujar en el camino de los cambios necesarios.

Esta vez no fue, como en el 52, que el hombre quedó solo prosiguiendo la lucha sino que, en cambio, Cristina vive su lucha por superar su dolor mientras redobla esfuerzos para continuar el camino que había comenzado con Néstor en las luchas estudiantiles del pasado.

En sus palabras de estos días, Cristina ratificó la clave de esa identidad en la lucha: "El nos diría seguramente: seguir adelante, para eso vinimos, a cambiar la Argentina".

En todos estos casos, se ensamblan los afectos personales profundos con la identidad en el proyecto político de liberación.

Quizás todavía haya muchos que no lo entiendan porque se lo impide su cerrado sentido de clase que abomina de todo progreso popular y de los líderes que lo representan, y que, además, en su formación enciclopedista, conocen seguramente los entretelones de alcoba de las corruptas dinastías europeas, pero no comprenden estas historias de la propia patria, donde el amor no se expresa en predominio alguno entre dos seres que se complementan en la lucha política, sino que se sublima en una sola palabra: Compañeros.

Publicado en :

http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=207655&id=394326&dis=1&sec=1

miércoles, 29 de diciembre de 2010

LA PALOMA DE DUHALDE, por Sandra Russo (para "Página 12" del 29-12-10)


Cuando Eduardo Duhalde llegó a presidente, después del verano ardiente del 2002, puso orden. Su llegada al poder fue la consecuencia de una escena de la que él fue un constructor. No sólo por haber fogoneado los saqueos en el conurbano para darle un empujón a De la Rúa (que por otra parte se hubiera ido igual con sus 39 muertos en la conciencia), sino desde antes, sobre todo desde antes. Duhalde ayudó a construir esa escena también por haber sido uno de los principales protagonistas de las políticas neoliberales que implantó el menemato. Cuando se reformó el Estado por ley, cuando se lo achicó, cuando se decidió trasladar al poder económico, al mercado, la brújula de la democracia, Duhalde era vicepresidente. De modo que cuando llegó a presidente también puso orden en lo que había colaborado a gestar, ese Conurbano que era una brasa de rabia contenida, la trampa cazabobos para los excluidos de todo el país. Lo que antes habían sido las villas de emergencia quedaron congeladas en la pobreza estructural. Desde pueblos fantasma del interior, ya devastados por las privatizaciones generalizadas, llegaban los desesperados. Pero nunca pudieron ingresar, sólo asentarse.
Si Menem era la versión un poco libertina del paisaje neoliberal, Duhalde fue siempre la versión cuáquera, la que podía sostener un hombre casado con Chiche. Menem declaró el sorprendente “Día del Niño No Nacido” para hacer rosca con el Vaticano, pero ahí salió poco después su ex esposa, a la que había echado de Olivos, relatando el viejo y doloroso recuerdo de un aborto. Menem inflaba su fama de mujeriego y coqueteaba con las divas de la televisión. Mirtha Legrand le decía: “Las mujeres se vuelven locas por usted” y él se reía, cachondo, mientras una decena de actrices y vedettes se jactaban de visitarlo en privado.
Los Duhalde siempre fueron otra cosa. Pareja estable, vida en familia, hija con vocación religiosa, rectitud. Boliches que cerraban a las tres de la mañana. Padres al tanto de dónde están sus hijos pero no por onda, por sospecha. Sospechar lo oscuro del otro es inherente a esa subjetividad que hace pie en la “rectitud”: por eso en el reciente debate sobre la Ley de Matrimonio Igualitario, Chiche se preguntaba si no empezarían casándose personas del mismo sexo para después habilitar otras yuntas muy raras, de tío con sobrina, por ejemplo. A este tipo de gente se le pasan cosas muy rebuscadas por la cabeza.
Georges Bataille decía que no hay peor perversión que la abstinencia–, y aclaró que lo escribió con vuelo poético, para que no se malentienda. Pero es que el abstinente de experiencias, de impulsos, de deseo, generalmente está enojado. La gente muy recta tiene cara de culo.
Hay en esa pulsión que luego derivará en la mano dura una predisposición al control. Políticamente, eso recorre una zona social que es a la vez una zona individual, el área privada del miedo. Eso está presente en cada uno, basta escuchar lo que dicen los automovilistas embotellados en Buenos Aires y que son la larga nota que se ve todas las tardes en los canales de noticias: no es que uno no comprenda lo insoportable que es estar embotellado porque las calles están cortadas por protestas. No pedir represión a las protestas sociales no implica estar de acuerdo con todas ellas, y mucho menos ahora, en estos días, cuando algunas parecen coreografiadas para los apetitos políticos de Duhalde. Pero entre lo insoportable, entre el mal humor o la irritación, y el “hay que matar a todos estos negros de mierda”, hay un trecho importante. Tanto, que es el que mide nuestro grado de civilización.
No son los hombres y las mujeres encerrados en sus autos los únicos o más destacados exponentes de nuestro grado de civilización. Nunca se ha asociado esa construcción mediática del automovilista como sujeto habilitado para exabruptos de todo tipo, con otros exabruptos que terminan en accidentes de tránsito. El uso obsesivo e iracundo de la bocina quizá sea el rasgo distintivo de este tipo de sujetos, que son los mismos que taponan las bocacalles cuando el semáforo ya está rojo, y cortan la circulación en las esquinas.
¿En qué consiste ser “civilizado”, es decir, bañado por la propia calidad de civil, sino en sublimar los instintos de ira y de violencia? Poder hablar en lugar de pegar, negociar en lugar de matar, terciar en lugar de enfrentar, es lo que nos hace humanos. Pero no es de esa civilización de la que nos habla nuestra historia. Es de otra, una que deriva de las sociedades etnocéntricas que brillaron en el siglo XIX. Deriva en buena parte de la abstinencia de la reina Victoria.
En esa tradición de la rectitud, la crueldad es un ingrediente indispensable. Así fuimos colonizados y así colonizamos, despreciando, ignorando, violentando. Hay una larga tradición de representantes del orden y la rectitud de la que Duhalde se presenta tributario. Quizá por eso el candidato no ve tan mal el genocidio, o por eso no habla de genocidio y elige otros rodeos. Quizá tenga ese punto de vista por su idea de la rectitud, y porque cree que “el estilo de vida argentino” es el que había que defender de aquellos “intentos de implantar ideologías foráneas”. Esta semana fue todo un déjà vu.
La apelación a recrear la escena de los setenta, sólo caracterizada por la violencia, obliga a generar violencia. Pero es que ya todos somos más viejos, ya lo hemos visto, se ha investigado, se estudia en las escuelas, los pibes lo saben, uno se da cuenta aunque los canales de noticias cubran solamente –qué cosa– la violencia, y nunca raspen demasiado ni a Macri ni a Duhalde. Todo es obvio, menos, quizá, la cucaracha en la oreja y los gestos de pastor electrónico que ha recomendado el consultor ecuatoriano. Kosteki y Santillán no han sido dolorosos para Duhalde. Tuvo que irse del poder por esos asesinatos, pero no hubo arrepentimiento. Kosteki y Santillán fueron asesinados en el curso de una represión policial que ordenó liberar el Puente Pueyrredón. El candidato ahora defiende la represión “sin tiros”. Puede que tenga otras cosas en mente. Hay aparatos muy sofisticados de represión que no necesariamente matan, aunque si lo hacen parece un accidente, como las pistolas Tazer que Macri no pudo usar en la ciudad. El Screamer que el gobierno golpista hondureño había instalado en la puerta de la embajada de Brasil, cuando se refugió allí Manuel Zelaya, produce ultrasonidos que provocan desmayos, y emite olores tóxicos que provocan gastroenteritis y vómitos. Estos aparatos represivos son los que se empezaron a usar contra los movimientos globalifóbicos de los ’90. La pionera en usarlos fue la Organización Mundial de Comercio.
Día tras día se hacen más evidentes los fórceps con los que se quiere estimular la escena propiciatoria del orden, que es el desorden. Día tras día la paloma se queda atascada en la manga del mago, muere ahogada por las malas artes de quien pretende que la trae en son de paz.

Por Sandra Russo para “Página 12”.

Publicado en :
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-159505-2010-12-29.html

NILDA GARRÉ : "Lo del Club Albariño ha sido un ejemplo", por "Página 12" del 29-12-10


LA POLITICA LE GANO A LA REPRESION

La ministra de Seguridad destacó el desalojo pacífico del club de Villa Lugano y manifestó que demuestra que "en muchos casos la solución que los temas requieren es un tiempo que permite conversar con la gente". Garré rescató también que se buscó ir "a la raíz del problema y no al efecto" del problema, al actuar contra la "banda que lucró e hizo esto muchas veces".

"Lo del club Albariño ha sido un ejemplo, donde queda sentada una premisa de que no es el desalojo urgente, activo, violento, y que demuestra que en muchos casos la solución que los temas requieren es un tiempo que permite conversar con la gente", dijo Garré.
Tras 16 días de ocupación y varias detenciones ordenadas por la justicia, los ocupantes desalojaron el predio ubicado en el barrio porteño de Villa Lugano.
Según explicó la ministra, en este caso "había claramente dos realidades que ver: una la de la gente muy humilde y manipulada por una banda de delincuentes inescrupulosos, que juegan con la situaciones de necesidad y pobreza de la gente desesperada".
"Afortunadamente se pudo ir conteniendo, algunos se fueron voluntariamente, otros resistían porque estaban presionados para no retirarse", dijo Garré, y destacó especialmente la actuación "impecable y de mucha determinación" del juez federal Daniel Rafecas, quien "siempre tuvo claro que el desalojo no podía ser violento".
Garré expresó en declaraciones a radio Del Plata que con estos desalojos "vamos más a la raíz del problema y no al efecto, que es lo que vemos" sino que se actúa contra la "banda que lucró e hizo esto muchas veces, porque si no se la desarticula y se la condena, lo seguirá haciendo".
Al ser consultada sobre a dónde se dirigió la gente que ocupaba el club, la funcionaria explicó que "probablemente han vuelto a los lugares que tenían en Ciudad Oculta, en alguna vivienda precaria, o estaban alquilando, o con algún pariente que tenían en la villa".

Publicado en :
http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-159515-2010-12-29.html

lunes, 27 de diciembre de 2010

DOS MESES, por Adrián Corbella (para "Mirando hacia adentro")


Ya hace dos meses que nos dejó, y todavía cuesta creerlo. Se nos fue tan sorpresivamente como llegó. Fue como una estrella fugaz que se consumió en poco tiempo. Pero, a diferencia de una estrella fugaz, nos dejó sus transformaciones, su proyecto político, y a una heredera intelectual y política de proporciones gigantescas.
Muchas son las figuras que pasan anodinamente por la historia de los países, que lucen por unos años y luego pasan al olvido. No porque mueran sino porque su accionar no merece a veces siquiera la crítica. Son uno más de una lista interminable.
Pocos son los que marcan un antes y un después, los que trazan un surco tan profundo que incluso aquellos que lo rechazaron se ven obligados a reconocer que no es fácil atravesarlo, superarlo para iniciar otro camino.
¿Desapareció la ley Sáenz Peña tras la caída o incluso tras la muerte de Yrigoyen?.
¿Pudieron eliminarse las medidas sociales del peronismo tras la muerte de Eva?
¿Desapareció el peronismo tras la muerte de Juan Perón?
Pienso sinceramente que Néstor y Cristina, los locos pingüinos patagónicos, pertenecen a esa raza. Son figuras de aquellas que marcan un antes y un después, que dejan una huella tan profunda que nos acompaña durante años, durante décadas.
Néstor se nos fue, seguramente al cielo de los pingüinos.
Cristina sigue de pie, avanzando por un campo minado, resistiendo las bombas políticas y mediáticas, enfrentando a fuerzas que representan el poder real, ese poder que siempre desde las sombras usaba a los presidentes como simples cadetes, ese poder que hacía y deshacía gobiernos.
Néstor se nos fue.
El camino será duro.
Pero seguimos de pie, y avanzando.

Adrián Corbella, 27 de diciembre de 2010.

domingo, 26 de diciembre de 2010

PIROTECNIA DE UN DICIEMBRE CALIENTE, por Florencia Peña (para "Tiempo Argentino" del 26-12-10)


Si un grupo de trabajadores tercerizados corta la calle para protestar por su situación, los medios se concentran en el caos de tránsito, pero nunca nos dicen quiénes son los que protestan, qué reclaman y a quiénes. Esa información se pierde entre imágenes de pedradas y uniformados.Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay otros que luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay quienes luchan toda la vida, esos son imprescindibles.
Bertolt Brecht

Otro diciembre intenso en la Argentina. Otra vez, a medida que sube la temperatura y se acercan las fiestas, el clima se pone tenso. ¿Será que cuando llega el momento de reunirse y celebrar por el año que se va y compartir las expectativas y deseos por que el llega, las de-sigualdades se vuelven más evidentes? Sin duda, los conflictos que estuvimos viviendo en las últimas semanas son expresión de necesidades genuinas, como la falta de acceso a la vivienda o la lucha contra la precarización laboral. Tampoco cabe duda de que esas necesidades están siendo manipuladas por intereses oscuros: intereses mafiosos, desestabilizadores, como lo demuestra la presencia de punteros de distintas calañas y extracciones en los focos de tensión. Y también es obvio que la agitación popular tiene muy distintas interpretaciones, acordes a esos intereses.
Si miramos los titulares de diarios y noticieros de la corporación mediática, pareciera que el país está sumido en el caos y se avecina el Apocalipsis. Los medios hegemónicos se esmeran en destacar los enfrentamientos, la violencia, los disturbios, pero sistemáticamente eluden indagar en las causas de los conflictos, e insisten en desacreditar las propuestas de resolución. No quiero entrar en enumeraciones, pero les propongo un ejemplo: si un grupo de trabajadores tercerizados corta la calle para reclamar por su situación, los medios se concentran en el “caos de tránsito”, el “infierno en la ciudad”, la “locura para los automovilistas”, pero nunca nos dicen quiénes son los que protestan, qué reclaman y a quiénes. Esa información se pierde entre imágenes ominosas de pedradas y uniformados. Parece que celebraran la aparición de los problemas, y no porque vayan a mejorar la situación de los protagonistas, sino porque les sirve de combustible para sus discursos paranoides, que reclaman más seguridad para los “buenos ciudadanos”, o sea, más represión.
Espero que la Nochebuena y la Navidad traigan un poco de calma para mirar las cosas a mayor escala y no quedarse con estas sensaciones de rabia e impotencia que nos transmiten en casi todas las tapas y pantallas. Porque, paradójicamente, en estas fechas deberíamos estar brindando por un año indiscutiblemente positivo en muchísimos aspectos. Y levantando las copas para que 2011 nos permita seguir avanzando sobre las cuentas pendientes.
Mirando hacia atrás, 2010 parece un año larguísimo. Después de un 2009 difícil para el gobierno y para la profundización del modelo (el conflicto del campo, la primera traición de Cobos, los reveses electorales del oficialismo), parecía que esa gran bolsa de gatos llamada oposición se haría fuerte e impondría su agenda (o las de sus grupos de poder representados). Pero lejos de eso, por distintos motivos, el año parlamentario no fue tan favorable para sus intereses como para los del pueblo.
Hoy parece mentira que en su momento algunos cuestionaran los beneficios de ampliar la Asignación Universal por Hijo: y ahora hasta Cobos elogia la medida. Y lo mismo puede decirse del uso de reservas para desendeudamiento y del manejo de recursos de la ANSES para fomentar políticas de inclusión: decisiones muy cuestionadas y que hoy los números avalan. Recuerdo cómo, lo que ahora podemos considerar como logros, necesitó de una lucha sostenida en los medios y en la calle. Pienso en la entrada en vigencia (todavía se sigue batallando en la justicia) de la tan perseguida Ley de Medios de la Democracia.
Cuánta agua bajo el puente. Recordando las declaraciones xenófobas de Macri, uno vuelve a preguntarse por la argentinidad, por lo que es ser argentino, por habitar estas tierras. Y casi me parece un sueño algo que todos vivimos con tanta alegría: los festejos del Bicentenario. ¿Se acuerdan cómo salimos todos a las calles embanderadas de celeste y blanco a festejar el cumpleaños de nuestro país? Cuánta felicidad y cuánta unión: sin importar la ascendencia, el color de piel, la clase social, las ideas políticas, todos sentimos que participábamos con la misma felicidad de algo grande. Millones de personas en las calles. Ningún disturbio. Festejos en armonía y sueños compartidos.
Después, en el frío de julio, que ahora parece tan lejano, otra vez la pugna entre los intereses conservadores y quienes buscamos seguir conquistando derechos para las minorías y los sectores más vulnerables. ¡Cómo hubo que pelearla, abrir el debate, poner el cuerpo, para que se apruebe la Ley del Matrimonio Igualitario! ¡Cuánto orgullo en ser el primer país de Latinoamérica, los que marcamos el camino! ¡Y cuánta felicidad para cuántas personas que pudieron ver sus deseos y sus sueños protegidos por la ley!
Julio también fue un mes cruel: las ilusiones de ganar el Mundial tuvieron corta vida. La pasión que le pusimos, el amor por la camiseta, la entrega del Diego y sus jugadores, la amargura del final. Las críticas despiadadas y los insultos desmedidos. Todo junto y mezclado. Todo rabiosamente revuelto. Así vivimos el fútbol, y así fue la tristeza de quedarnos afuera. Grande y honda. Teníamos mucho para llegar, pero ya sabemos que el resultado final no siempre se condice con el esfuerzo. Aunque el éxito o el fracaso no son medida de la justeza de una línea, diría Fidel. Habrá que seguir peleándola. La Argentina tiene un gran equipo y lo último que se pierde es la esperanza. Igual a nivel nacional, me sentí bastante eufórica, por no decir chocha con el 4 - 1 que le metimos a España en el Monumental. Fuimos con mi hijo Toto a la cancha y flasheamos viendo los goles. Y con el 1 - 0 que le hicimos a Brasil cantamos línea para bingo. ¡¡¡Y está biennn!!! Ganarle a Brasil, aunque sea a la bolita, siempre cotiza en Bolsa. El rojo, y esto a título personal, nos dio una sorpresota. Con la llegada del Turco salimos campeones de la copa Sudamericana. ¡Tomá! El Rey de Copas volvió a las pistas… Y eso nos renovó el aire. Festejamos con orgullo el Mundial que supieron conseguir Las Leonas. ¡¡¡Qué garra!!! Aplastantes. ¡¡¡Brillantes!!! Perdón, me fui de la cronología, me cebé.
En septiembre (¿habrá sido un aviso?) Néstor fue operado y los medios ya se preguntaban si era posible el kirchnerismo sin Kirchner. Y la respuesta fue contundente: Néstor reapareció en un acto de la juventud en el Luna Park. Tuve la suerte de estar ahí. Se lo veía emocionado y feliz. Y fue precisamene la imagen del gran líder con la figura del Eternauta que se utilizó en aquel acto, la que hoy asoma en las pintadas callejeras, como una metáfora de su gestión.
La oposición desesperada, agudizando sus contradicciones, buscó restarle impulso a esta ola aprovechándose una vez más de los jubilados. Los mismos que les entregaron “la plata de los viejos” a esa gran mafia llamada las AFJP, los mismos que, siguiendo recetas del FMI, les quitaron un 13%, impulsó el todavía impracticable 82% móvil, sin decir nunca cómo instrumentarlo. Y con el caradurismo de criticar los aumentos reales y sostenibles en las jubilaciones, los mayores en muchos años. Y ninguneando el derecho de miles de trabajadores a jubilarse sin aportes.
En octubre, nos topamos con lo inesperado: la tragedia de perder a Néstor. Una tragedia esperanzadora, por todo lo que generó. Millones de personas en duelo por las calles, una rotunda demostración de cariño y gratitud. Más allá de las diferencias, una muestra de apoyo decidido a la presidenta y al modelo.
Y un noviembre agridulce, con Cristina demostrando su fortaleza y capacidad de gestión, haciéndole frente a todos los cascotes (son más que piedras) que le tiran, para ver si de una vez por todas se cansa y se va. “La señora de enfrente”, con la que tanto ironiza Macri, les está dando cátedra a los que la rebajaron a la categoría de “mujer”. Para los que vaticinaban el final… ¡Salud!
Así llegamos a un diciembre con récord de consumo, con una economía donde abundan los indicadores favorables, y un verano que promete ser histórico para el turismo en la Argentina. Un fin de año con decenas de genocidas en el lugar que les corresponde: la cárcel común y perpetua.
Un fin de año opacado por los hechos de los últimos días, pero, será que soy optimista, donde las respuestas del gobierno a los problemas concretos son más que alentadoras: no a la violencia represiva, sí al diálogo y la búsqueda de alternativas.
Espero que aquietadas las aguas podamos contemplar mejor lo que se lleva el río. Y que nuestros deseos para 2011 se hagan realidad... Un placer haber compartido con ustedes este 2010 en este espacio. Nos vemos el año que viene. ¡¡¡Fuerza, Argentina!!! ¡¡¡Fuerza, Cristina!!!

Publicado en :
http://tiempo.elargentino.com/notas/pirotecnia-de-diciembre-caliente

FEINMANN : "HAY QUE DEJARSE DE JODER Y APOYAR EL PROYECTO", entrevista de Daniel Enzetti para "Tiempo Argentino" del 26-12-10.


Se apasiona cuando dice que la demostración popular generada por la muerte de Kirchner “fue el golpe político más espectacular del matrimonio”. El movimiento, para él, tendría que llamarse “neokeynesianismo nacional y popular”.

Daniel Enzetti : -Pasaron casi dos meses desde la muerte de Néstor Kirchner. ¿Cuál es tu opinión sobre el escenario político actual?

José Pablo Feinmann : –En principio me gustaría decir que siento dolor. Me da mucha bronca que alguien se muera a los 60 años. Está bien, hay gente que se muere antes, porque este mundo y la vida misma es muy injusta. Si vos pensás que (Amadeus) Mozart se murió a los 36, (George) Gershwin a los 38, y al mismo tiempo (Jorge) Videla está por los 80 y pico, te horrorizás. Y este tipo brillante, que lo tenía todo para ser un gran político, y lo era, ¡que se muera a los 60! Kirchner era un tipo lleno de vida, jodón, un chico grande que no sabía qué hacer con ese cuerpazo, le gustaba el rock y era divertido, sabía un vagón de política y era una fiera para la pelea, para la pelea más sucia.

D.E. : –Su último papel.

J.P.F. : –Claro, porque de eso tenemos que hablar, de quién va a remplazarlo en ese lugar. Porque Néstor iba a las piñas, digamos, y pegaba muy bien. Mirá, al principio del gobierno de Kirchner me llevé algunas sorpresas con varios muchachos, que incluso habían leído mis libros. Una vez se me acerca (Héctor) “El Chango” Icazuriaga, y me invita a que lo visitara a su oficina en la SIDE. Cuando le reconocí que no podía creer esa invitación, me contestó “tranquilo José, con nosotros las cosas cambiaron, ahora entrás a este edificio y al rato salís sano y salvo” (se ríe). ¿Sabés lo que me dijo el Chango? “No te creas lo que se habla por ahí, Néstor va por Duhalde.” En ese momento pensé: “La puta madre, este tipo es distinto”, porque prácticamente todos eran del aparato duhaldista.

D.E.: –Y los medios insistían con lo de Chirolita.

J.P.F. : –Sí, ¡mirá qué Chirolita de Duhalde resultó ser con el tiempo! (se ríe). Pero volviendo a su muerte, y al mapa político que veo, la pérdida para el país es terrible. La gran sorpresa, que ya estaba un poco preanunciada por los festejos del Bicentenario, fue lo espontáneo del apoyo de la gente cuando se supo la noticia, algo que tapó la prensa opositora. Fue hasta divertido, porque los reporteros de los canales iban a las agrupaciones kirchneristas y preguntaban si habían venido por el choripán, mientras que a los garcas que concentraron en la Plaza San Martín, los noteros los entrevistaban por los “motivos” de su presencia ahí. Y acá se reveló otra cosa, que fue la actitud de Cristina, poderosa y sensible a la vez, completa. Ella dijo algo muy inteligente: no hay que confundir dolor con debilidad. “Si tengo que gobernar sin presupuesto, gobernaré sin presupuesto.” El panorama lo veo muy bien porque la presidenta está fuerte y segura. A Cristina no le van a torcer el brazo estos idiotas.

D.E. : –¿Qué recordás de Kirchner cuando lo conociste?

J.P.F. : –Lo conocí bastante y compartí muchas cosas con él entre 2003 y 2006. Hablábamos sobre el proyecto de partido de centro izquierda, de la trasversalidad. Yo le rompía mucho las pelotas con la militancia territorial, con la necesidad de formar cuadros, y le decía que nadie se sostiene sin eso, y que la política no es mediática, o mejor dicho, que eso no es lo único. El se resistía bastante. Claro, era una personalidad tan segura de sí que no pensaba mucho en esto de los cuadros, pero a la vez se asumía como un político moderno, y veía en lo mediático la nueva manera de hacer política. Para mí, esta movilización que hubo fue el golpe político más espectacular de la pareja Kirchner y de este proyecto, tan espectacular que a ese proyecto habría que darle un nuevo nombre, para que deje de llamarse K. “Neokeynesianismo nacional y popular” me parecería fantástico. Esos días en la Plaza de Mayo se vieron cosas increíbles, pero que ya se vislumbraban antes. Últimamente estuve dando muchas conferencias en el interior del país, y por ejemplo de las 1000 personas que me escucharon en el Chaco, la gran mayoría eran pibes jóvenes; era impresionante.


D.E. : –Te iba a preguntar, justamente, tu opinión sobre la juventud y una especie de “vuelta a la militancia” que se ve en muchos lugares.

J.P.F. : –Por eso digo que con la muerte de Néstor la juventud explotó, pero en realidad ya había arrancado antes. Lo veo con mis hijas: la mayor trabaja en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, que dirige Eduardo Jozami, y la menor me vive preguntando dónde militar, porque tiene muchas ganas de hacer cosas. Me parece que los jóvenes recibieron el “calor” que les daban Néstor y Cristina, esa suerte de conjunción donde ella era lo racional, con una inteligencia superlativa, y él lo visceral, lo peleador. Los jóvenes fueron algo impresionante, porque entre otras cosas, y volviendo a los Kirchner, reconocieron la fuerza de un tipo joven que había muerto, y la ternura de alguien a la que justamente se le reprochaba no demostrar sus sentimientos, reconociéndole que “sólo” era inteligente. Bueno, esos días Cristina los mató a todos, porque más sensible, imposible. Lloró, acariciaba el cajón, le decía “cabezadura”. Impactó. Pero además, no olvidemos en este contexto de las ganas de la juventud lo que significa el mapa latinoamericano. Hace un montón de tiempo que América Latina no presenta una serie de gobiernos populares como estos, porque no hay mucho más que se pueda hacer. Cuando recibo los folletos de los llamados partidos de izquierda, ruidosos pero compuestos por muy poca gente, me doy cuenta que no entienden nada de política. Son maximalistas, piden siempre reforma agraria, toma del poder, expropiación de la fortuna. El Plan de Operaciones de Mariano Moreno, más o menos. Es lo mismo que Moreno, que en esa época no tenía nada, a nadie más que a (Juan José) Castelli. Pero no vamos a discutir eso ahora, saco el tema porque yo creo que Moreno hizo un plan y no se preguntó nunca con qué poder político imponerlo, lo mismo que los partidos de izquierda.


D.E.: –Tampoco pudo. ¿Y lo del veneno en el barco?

J.P.F.: –¿Qué veneno? No creo que haya sido veneno, eso es un invento de (Felipe) Pigna. No… ¿quién querría matar a Moreno? (Cornelio) Saavedra era un tarado. ¿Los ingleses lo iban a matar? ¡Si Moreno les iba a dar la isla Martín Garcia! Dejá, estoy podrido de discutir de esas cosas. Además, no discuto, y menos con los pibes de los partidos de izquierda. Para ellos todo es reaccionario, nada alcanza, siempre falta algo, y eso no es hacer política. Si supieran lo que es llegar al poder y tener que ver lo que aparece, las cosas que hay que hacer para poder gobernar, incluso en lo que hay que convertirse para poder gobernar. En este país la izquierda nunca entendió que la realidad ofrece resistencias, y que se pueden hacer ciertas cosas y otras no. Más o menos eso están entendiendo los gobiernos populitas y populares de América Latina. El de (Rafael) Correa es interesante por lo que pasó, por el coraje que tuvo el tipo. Lo de Evo (Morales), bueno, ¿quién no lo puede querer a Evo? Además, no olvidemos que Bolivia es un país que mata a todos sus presidentes progresistas, lo arregla así, simplemente. (José) Mujica también despierta esperanzas. Te cuento una anécdota de Mujica: estábamos en una cena hablando de varias cosas, con Hernán Patiño Meyer. En un momento, Mujica se me acerca al oído y me dice: “¿Sabés qué pasa José?, antes queríamos cambiar el mundo; ahora, si asfaltamos algunas calles estamos conformes” (se ríe).

D.E.: –Claro, ya no estaban más los tupamaros.

J.P.F. : –Bueno, ¡pero ese es un tipo que se da cuenta de la coyuntura y de cómo viene la mano, viejo! Tenemos un imperio arriba que está distraído, pero puede volver, y volver de mal humor. La mina esta que ganó el Oscar por la película de Irak, Kathryn Bigelow, si filma en la Triple Frontera es porque los yanquis algo están pensando…

D.E.: –Volviendo a los partidos de izquierda y al llamado progresismo, como por ejemplo “Pino” Solanas. ¿Qué opinás del desconocimiento de los avances que pudo hacer el país desde 2001?

J.P.F.: –En realidad preferiría no hablar de Pino, porque me iría de boca. Tengo mucha bronca con él, mucha bronca. Pino no para de subirse a estatuas. Desde La hora de los Hornos estaba bien, pero ya cuando después hace una película con todas las respuestas del viejo, va al exilio… Se puede hacer una política independiente apoyando a un gobierno que es sin duda lo mejor que podemos tener. Y si es lo mejor que podemos tener, y las elecciones están a seis meses, hay que dejarse de joder y apoyar este proyecto. Lo que pasa es que Pino quiere estar a la cabeza de algo importante, y eso “importante” es Proyecto Sur, eso es Pino en su personalidad, yo lo conozco bien. Además le debo muchos insultos, porque cuando se estrenó Eva Perón, con un guión que era totalmente mío, empezó a putear contra la película diciendo que agredía al general Perón, que parece propiedad suya. Otra cosa, recuerdo aquel proyecto del Imaginario Latinoamericano que quiso hacer en el ’89.


D.E.: –Cuando tuvo aquella famosa pelea con Julio Bárbaro, el secretario de Cultura de Menem.

J.P.F.: –Sí. Julio me llamó muy dolorido. “Pino anda diciendo que soy un corrupto”, me contaba. Bueno, al final se pelearon y vino “El Turco” y les dijo “no muchachos, esto es para mí” (ndr.: el lugar elegido para el proyecto era Galerías Pacífico, donde finalmente Carlos Menem instaló un shopping beneficiando a su empresario amigo Mario Falak).


D.E.: –Hablemos de toda la oposición, porque también están la UCR, el PRO, la Coalición Cívica de Elisa Carrió. ¿Los ves desesperados por ocupar un nicho, nerviosos porque se dan cuenta que quedaron descolocados políticamente?

J.P.F.: –El tema es que nacieron descolocados. Porque escuchame, “Ricardito” Alfonsín es un personaje patético, lo único que tiene es ser hijo de Raúl, y encima le dijeron “el bigote no te lo saques”. Para mí, ser hijo de alguien no es ningún rédito, y eso tiene la UCR; es decir, no tiene nada. Con respecto a esta mujer que yo no nombro, la señora con sobrepeso y de relación directa con Dios, no tiene idea de lo que es la política, ni de lo que significan las declaraciones públicas, ni de lo que es manejarse dentro de la sociedad civil. Te pongo un ejemplo definitivo: una persona que dice que Kirchner es Hitler sin los campos de concentración, y la cabeza no le da para darse cuenta que Hitler sin los campos de concentración no es Hitler, directamente no sabe pensar, querido…


D.E.: –Vayamos a cuestiones semánticas: ¿hay una “derecha” hoy en la Argentina? Y si es así, ¿cómo está representada, y en qué se diferencian los que nombramos recién de esa derecha?

J.P.F.: –Sí, por supuesto que hay una derecha. Cuando yo hablaba con Néstor en los primeros tiempos, le decía que la derecha necesita uno solo, y no apareció. Me refiero a que no apareció ese tipo que pudiera plantarse frente a Néstor y Cristina. Fijate cuando surgió (Juan Carlos) Blumberg, y recordá la fragilidad de Néstor, que creo que lo llevan a Río Gallegos con un problema intestinal. Ahí está la verdadera derecha, porque esa movilización la hizo Radio 10. La verdadera derecha está en los medios de comunicación. La revolución comunicacional son los medios, que atrapan tu subjetividad. Michel Foucault, cuando habla de sujetar al sujeto, no analiza los medios de comunicación, pero dice que el poder tiene la función de sujetar al sujeto, es decir hacer del sujeto un vasallo del poder a través del manejo de la información. Yo a eso lo llamo “el sujeto otro”, el sujeto que es otro de sí mismo, porque no es el auténtico sujeto, es el sujeto constituido desde afuera por los medios. Por eso la lucha contra Clarín tiene un gran sentido, un sentido te diría ontológico, para que no exista un medio tan enorme que pueda hacer que toda la población piense lo que ese medio quiere que piense. Porque la función de los medios es lograr que la verdad sea la que ese medio marca. Es una lucha por la verdad, y el que impone la verdad tiene el poder.

D.E.: –Convertir aquello subjetivo en algo “objetivo”.


J.P.F.: –Claro, por eso decía lo de la verdad del poder, lo que ellos tratan de imponer a través de los grandes diarios y hasta de los noteritos que mandan por ahí, bien adoctrinados con la idea del ALCA, de reducir el Estado, de dejar totalmente libre al mercado, de usar los salarios como reguladores de la economía, de no distribuir la riqueza. Bueno, ese es el plan de la derecha: rechazar los populismos latinoamericanos, abrirse a relaciones por ejemplo con Chile y alejar el “fantasma” de (Hugo) Chávez, o las “relaciones carnales” con los Estados Unidos, como muy bien dijo Menem. Con respecto a la pregunta de en qué se diferencia esa oposición de la derecha, te diría que en nada. Directamente “son” la derecha. ¿Cuántas veces la señora con sobrepeso estuvo de acuerdo con La Nación, y Pino con Clarín? ¿Dónde fueron cuando se hizo la concentración de la 125? Pino estuvo con la Sociedad Rural. Un tipo de izquierda nunca puede estar con la Sociedad Rural.


D.E.: –Recuerdo una respuesta que Jorge Lanata le dio a Ernesto Tenenbaum, cuando le aclaró que él siempre estuvo a favor de los más débiles, y como en la puja Gobierno-Clarín el grupo era el débil, apoyaba a Clarín sin dudar.

J.P.F.: –Mi respuesta es que Lanata está loco. Miente. Es muy sencillo, se miente. ¿Cómo va a considerar a Clarín algo débil? Me da pena que haya salido al escenario del Maipo con un plumero. Pero es muy piola, en vez de salir con plumas, como las vedettes, salió con un plumero. Qué piolada se mandó; ese muchacho cruzó la vereda del peor modo en la historia. Y en cuanto a Página/12, lo fundó, pero lo dirigió nada más que dos años… y al lado lo tenía a Ernesto Tiffenberg, así que ojo con atribuirle todo a ese tipo.


D.E.: –¿Le tenés miedo a la palabra populismo, un término que muchos tienden a demonizar?

J.P.F.: –No, para nada. Lo que pasa es que para la derecha es sinónimo de manipulación de masas, de agresión a las instituciones, de desprecio al parlamentarismo, de masas vacías. Ojo, porque también hay un toquecito de izquierda, que consiste en decir que el populismo tapa la lucha de clases. Y que no distingue dentro del concepto de pueblo los conflictos internos, los conflictos sociales, lo cual es falso. Comprendo que ellos sacan el tema del populismo para no nombrar tanto al peronismo. En el fondo son gorilas, porque como dice Horacio González, ser gorila es pensar a partir de un prejuicio. Vos tenés un prejuicio, un prejuicio casi visceral: sos antiperonista, y si sos antiperonista no podés pensar la Historia argentina, te la perdés. Fijate en mi libro: tiene todas las posiciones posibles, se enojaron todos, pero a su vez todos quedaron conformes. Dijeron: “Bueno, qué abierto”. Porque como el peronismo es tan basto, yo no tomé ninguna postura. Por ejemplo: el primer gobierno de Perón estuvo bien, pero de 1953 a 1955, una cagada atrás de otra. Se fue sin pelear, no como Salvador Allende, que murió en su puesto. Después, la resistencia peronista es gloriosa. En cuanto a los montoneros, bajo una dictadura como la de (Juan Carlos) Onganía es comprensible, pero la violencia desde el ’73 no tiene sentido, porque ya está el gobierno democrático de (Héctor) Cámpora. Y menos tiene sentido el asesinato de (José) Rucci, a partir de lo cual Montoneros se ilegaliza, y yo me voy con la JP Lealtad.

D.E.: –¿Y Perón?


J.P.F.: –A su vez Perón esta ilegalizado desde Ezeiza. Es un Perón siniestro, no tonto, pero siniestro, que viene a hacer la tarea sucia de los militares, incomprensible. El viejo le dijo a Jorge Antonio: “Yo llego, tomo un vaso de agua, un micrófono, pego dos gritos y todos los pibes se van a sus casas”. Era un megalómano infernal, ese sí que se creía Dios. Y en lugar de hacer política, de integrar, como lo había hecho siempre, no, le da el avance a (José) López Rega, admite la Triple A. Nadie puede decir que Perón no sabía lo de la Triple A. Yo esto te lo digo con mucha pena, con mucho dolor: ojalá se hubiera muerto en Madrid, es una tragedia que Perón haya vuelto.


D.E.: –¿Por qué decís que últimamente resurgió el gorilismo? Convengamos que la palabra gorila estaba un poco olvidada.


J.P.F.: –Por los Kirchner, porque acá hay una cosa importante que está en juego. Cuando Néstor dice “pertenezco a una generación diezmada”, ay mamita, ¿vos te imaginás todos los Grondonas, los Morales Solá? “Este es un montonero”, gritaron. Y vieron que efectivamente el gobierno se llenaba de setentistas, lo que para mí es formidable. Por eso le va tan bien, es un gobierno muy inteligente, y ahí está la explicación de por qué mataron a tantos compañeros. Fue una generación como hubo pocas. Con el tema del gorila, hay algo que Eduardo Aliverti dijo perfecto: con Menem estábamos todos bien, estábamos todos de acuerdo, porque el monstruo estaba ahí. Pero resulta que acá viene un tipo que dice que es peronista, y que pertenece a los setenta, y entonces los medios empiezan a tirarle de todos lados. Por ejemplo las radios, ¡y los taxistas! Porque te digo una cosa: en este país, los taxistas son un instrumento ideológico. ¿Qué es el tacho ideológico? El tipo que mientras maneja te habla, te habla, te habla de cualquier cosa. Los tacheros se meten en política, y de repente te sacan un tema. “Voy a Talcahuano y Corrientes”, le decís al tachero, y lo primero que te contesta es “Y… si llegamos, fíjese que están los piqueteros”. Y uno no tiene ganas de hablar de eso, te tenés que hacer el burro. Con tacheros tengo varias. Una vez me subí a un auto y el tipo me habló de “esa negra infame”, por Cristina. Otro día lo putearon a “ese tira bombas de Kunkel”. Mirá, yo creo que hay una central que los adoctrina, una especie de Escuela de las Américas de tacheros (se ríe). El tacherismo, además, estuvo adoctrinado durante muchos años por Radio 10. Pero no sólo los taxistas son el problema, no nos olvidemos que durante la dictadura, los autos tenían pegada la calcomanía de que éramos derechos y humanos. Hay que preguntarse un poco por las convicciones de nuestro pueblo.

D.E.: –En la época de la comunicación y las distancias que se acortan, sin embargo le das importancia a la militancia territorial, al trabajo de base. ¿Por qué?


J.P.F.: –Porque creo que los medios no están en manos nuestras; los medios están en manos de todo el poder mediático. Y porque no le tengo mucho aprecio a Internet, me parece que es como una cloaquita. Te cuento mi caso: hay un tipo que se hace llamar José Pablo Feinmann, tiene como 10 mil abonados, e incluso me manda cosas a mí. En la red por ahí creés una cosa, y andá a saber qué es. ¡Y los foros, escribe cada tipo, son impunes! Una vez un tarado hizo un foro porque yo escribí una nota cuando se murieron (Ingmar) Bergman y (Michelángelo) Antonioni, diciendo cosas horribles de ellos. Resulta que abrieron un foro, y algunos estaban a favor de la nota. Lo increíble es que los que estaban en contra no argumentaban absolutamente nada, lo único que hacían era putear. Eso te demuestra el nivel de intolerancia y desconocimiento.

D.E.: –¿Quién es para vos la “buena gente”, como dijiste en el programa TVR?

J.P.F.: –La gente buena es la gente que respeta los Derechos Humanos, la que quiere reducir la pobreza, los que escriben buenos libros, los profesores, los buenos periodistas, los que no se dejan comprar.


D.E.: –¿Que opinás del cachetazo de Graciela Camaño a Carlos Kunkel?

J.P.F.: –Eso es impotencia, un verdadero acto de impotencia. Cuando vos no tolerás lo que está diciendo el otro, y no se lo podés refutar hablando, reaccionás de esa manera. Una piña nunca es un acto de justicia, es un acto de desesperación. Un acto violento por el cual vos tratás de intimidar al otro para que no hable más. “Le cierro la boca de una trompada”. No, lo que tenés que hacer es cerrarle la boca con argumentos. El Congreso es un recinto de la democracia, pero si vos vas y le das una piña a otro, ese lugar se convierte en el basural del barrio. No sé, esa mujer debe hacer artes marciales, porque mirá que hay que darle una piña a Kunkel (se ríe).

D.E.: –¿Qué realidad imaginás en lo inmediato, teniendo en cuenta 2011 como año electoral y de reacomodamiento de piezas después de lo que pasó con Kirchner?


J.P.F.: –Veo y deseo la reelección de Cristina, y la formación de un gabinete donde no falte Juan Manuel Abal Medina hijo, y al que Martín (Sabbatella) esté invitado, porque realmente es un tipo que demostró mucha inteligencia . Como decíamos antes: un tipo que conserva su identidad y a la vez no va a joder el proyecto. Quiero que siga ese proyecto, nacional, popular, autónomo, de soberanía, de intervención del Estado para que no haya injusticia social. Un proyecto donde el Estado no sea devorado por los poderosos, donde entregue créditos para que los pequeños puedan crecer, donde se impulse el desmantelamiento de todos los monopolios, donde se implemente la Ley de Medios, donde sigan desarrollándose los Derechos Humanos, y los juicios a los responsables de la dictadura. Te digo algo: la gente está enamorada de Cristina, por su entereza y por la manera en que siguió adelante.

Publicado en :
http://tiempo.elargentino.com/notas/hay-que-dejarse-de-joder-y-apoyar-proyecto