ÁLBUM DE IMAGENES DE "MIRANDO HACIA ADENTRO"

Todas las imágenes originales producidas por "Mirando hacia adentro" han sido publicadas en un blog satélite llamado "Mirando hacia adentro. Álbum de imágenes".

DEUDA EXTERNA ARGENTINA ON LINE

La página norteamericana "usdebtclock.org" informa segundo a segundo la evolución de las deudas de los países. Vea online y en directo el DESENDEUDAMIENTO ARGENTINO presionando AQUÍ.

Translate

lunes, 31 de agosto de 2015

EL PERRO Y EL ELEFANTE, por Eduardo Aliverti (para "Página 12" del 31-08-15)


Por Eduardo Aliverti
Cuál es el límite, si acaso lo hubiera, resulta una pregunta tan obvia como pertinente para hacerse al cabo de esta semana.

Lo primero que salta a la vista es un tucumanazo mediático, por cierto que bien trabajado desde el espectacularismo. Con entre 27 y 40 urnas quemadas en una localidad o en un par –según la versión que quiera tomarse– sobre 3601 en el total de la provincia, se montó un show de fraude generalizado. Horas después, la inconcebible represión de la policía tucumana contra unos cientos de manifestantes permitió redondear el dibujo de poco menos que una situación incontrolable. Y dio la excusa a fin de que la dirigencia opositora nacional se juntara para la foto en un reclamo de “transparencia” completamente abstracto, no sólo por lo incomprobado de las denuncias de fraude a gran escala sino, y sobre todo, porque las propuestas de reemplazar el sistema de votación en menos de dos meses –y en todo el país– pueden caber únicamente en la cabeza de un delirante. De hecho, y aun cuando fuere posible en lo técnico, la propia candidata a vicepresidente de Cambiemos, Gabriela Michetti, admitió que en esta elección no puede hacerse reforma electoral alguna porque la oposición no dispone de los votos parlamentarios suficientes para impulsarla. De todas maneras, está o debería estar claro que el aquelarre de acusaciones persigue con exclusividad el objetivo de embarrar la cancha creando un clima de podredumbre e inestabilidad institucional. El análisis frío, tanto de las pruebas ofrecidas cuanto de los delitos e irregularidades comprobados, no permite sacar otra conclusión. Ni siquiera sería necesario recordar antecedentes y a partir de allí extraer deducciones como, por caso, que el macrismo también denunció fraude en Salta, con boleta electrónica, y en Santa Fe, con boleta única. O que no hubo ninguna queja en los distritos donde triunfó la oposición. Un dato notable son las declaraciones del fiscal general de Tucumán, también sometidas a manipulación periodística. Según tituló la prensa opositora, Gustavo Gómez dijo que “ya están dadas las condiciones” para pedir la nulidad de los comicios. Sin embargo, contradiciéndose durante la misma nota, en radio Mitre, el funcionario señaló que no había que descartar una anulación de los comicios y que las irregularidades, analizadas por la Junta Electoral, podrían traer como consecuencia la nulidad absoluta del acto electoral. Afirmación por una parte y uso de potenciales por la otra, como fuere el fiscal tucumano advirtió que ningún partido político pidió de modo formal la invalidación de las elecciones provinciales. Este aspecto resalta en todas las denuncias de fraudulencia que se hicieron en todos los distritos, desde que se abrió el proceso electoral: son periodísticas, no judiciales.

El esquema de votación tucumano, ni qué dudarlo, es casi surrealista. Hubo más de 25 mil candidatos para 345 cargos, entre gobernador y vice, 19 intendentes, 49 miembros de la Legislatura unicameral, 184 concejales y 93 comisionados rurales. En la provincia rige una ley de lemas, denominada sistema de acoples, que permite anexar colectoras no solamente a las postulaciones ejecutivas máximas, sino también a las municipales y provinciales. Para ponerlo en números concretos que no tuvieron circulación mediática y que dan una mejor dimensión de ese laberinto, en el cuarto oscuro había 1275 combinaciones de ese tipo (leyó bien, no es figurativo: 1275). Hasta el momento, y tal vez es tan curioso como respecto de los 1,20 metros que tenía la boleta catamarqueña, no hay noticias de que alguien haya presentado al Guinness una cifra electiva semejante. Sin embargo, precisamente por esa insondable cantidad de opciones, veedores de la Junta Electoral tucumana calcularon que, por mesa, hubo entre 15 y 20 fiscales partidarios. Cualquiera habrá visto imágenes televisivas en las que, por momentos, parecía haber más fiscales que gente esperando para votar. Como dijo otro fiscal, Jorge Di Lello, al actuar de oficio ante la indescriptible denuncia de Felipe Solá acerca de que le robaron 196 mil votos en las últimas primarias nacionales, la ciencia ficción indicaría un operativo de hipnosis colectiva capaz de involucrar a todos los presidentes de mesa y todos los vocales, que son elegidos por sorteo, más todos los fiscales de todos los partidos, de forma tal que prácticamente ninguno de ellos habría visto ni robos escandalosos de boletas ni maniobras semejantes. Más aún, el procedimiento hipnótico tendría que haberse extendido al acto de contabilizar los votos y cargarlos en el despacho del conteo. Pero no es todo, porque además es necesario que en el escrutinio definitivo haya otro dispositivo de ensoñación para que nadie se dé cuenta de nada.

El 9 de agosto pasado, fecha de las PASO, en Página/12 se publicó un artículo de Martín Granovsky que incluía consulta al director nacional electoral. El título acabó siendo incontrastable: “Una forma de llanto anticipado”. Alejandro Tullio explica allí que “fraude no es cualquier maniobra, sino un conjunto de maniobras capaces de alterar un resultado”, y que, a un promedio de 300 personas por mesa, para alterar el voto de unos 10 mil ciudadanos se necesita ser eficaz en 33 o 34 mesas, en cuyo caso se estaría hablando de fraude absoluto o, dicho en otras palabras, que no queda validado ningún voto salvo el que surja del fraude. Por otro lado, agrega Tullio, la comprobación histórica es que la participación electoral, o falta de ella, es pareja en todas las mesas. Y por si fuera poco, al ya no haber mesas de varones y mujeres, “los promedios se emparejan aún más, porque las mesas se van ordenando alfabéticamente y todas las características –sociales, de clase o de compromiso con el acto electoral– se reparten de manera pareja”. Como adosa Granovsky y a esta altura, a quién puede ocurrírsele que un fraude de escala masiva puede darse con unos 18 millones de celulares inteligentes en el país, capaces de transmitir y recibir datos y sacar fotos con definición cada vez más alta, “fotos (y filmaciones) de falsificadores de votos y fotos (muy fidedignas) de pruebas sobre que esas falsificaciones existieron y no fueron un simple producto de la fantasía de un dirigente político”. Otro apunte del colega es que, “si se habla de fraude efectivo, la alteración de votos debería ir para el mismo lado. Eso supondría un acuerdo de amplio alcance geográfico y prácticamente la inexistencia de fiscales, no sólo del principal oponente sino de los demás. ¿O acaso lo que imaginan los que denuncian fraude es que los fiscales cuyos partidos no entablen una disputa especial con otro, o no participen de una interna caliente, mirarán siempre para otro lado y, encima, todos juntos para ese lado?”. En síntesis, y como resumió la volanta de ese artículo, “los controles cruzados, la tecnología, los testigos y la falta de antecedentes (en Argentina, desde 1946) hacen inútil la discusión sobre el ‘fraude’”.

Inútil técnicamente, sí, pero no en la interpretación o manipuleo político. Si uno tiene delante un perro y está convencido o necesita convencerse de que es un elefante, pues será un elefante y no habrá explicación que valga. Y si se sabe que no es un elefante pero tampoco conviene decir que es un perro, mejor seguir diciendo que se trata de un elefante porque, como sea, es lo que el auditorio adicto quiere escuchar. En la mañana del lunes, cuando el escrutinio provisorio ya había marcado una tendencia irreversible, el candidato opositor tucumano, José Cano, dijo que, a pesar de las irregularidades, debía admitir que muy probablemente el ganador era Juan Manzur. Pero en simultáneo, los referentes nacionales de Cano insistían con que el centro de la discusión era el fraude. Mientras tanto, el escrutinio definitivo avanza a ritmo de tortuga, al punto de calcularse que estará terminado a mediados de septiembre, y cabe ensayar la hipótesis de que dé ganador a Cano. No importa si es probable o descabellado. Si eso ocurriese, ¿cuál habría sido el fraude determinante, en tanto faltaba el escrutinio definitivo? ¿No era mejor mostrarse con la responsabilidad institucional que pregonan y, en medio de los incidentes en algunas localidades del interior tucumano, y después frente a la represión policial, y con tanta sospecha a cuestas, convocar a la paciencia en espera del resultado concluyente? Desde ya que hubiera sido mejor, en lugar de echarle nafta al fuego. Mejor en todo sentido, salvo para la especulación política.

Se hace difícil no reparar en la secuencia escándalo Nisman, escándalo jueces subrogantes, escándalo efedrina, escándalo Jujuy y escándalo fraude, sólo por tomar las operaciones más destacadas. Probatoriamente van cayéndose una tras otra, y tienen su reemplazo con otra, y otra, y otra. Como también es difícil calcular a cuánto más se animarán en la arena política-crimen, que no sea repetitivo y aunque no deba subestimarse la capacidad de imaginación mediática, quizá corresponda observar al mercado financiero, el dólar blue, las expectativas de fuerte devaluación, su ruta. En esos escenarios es igualmente previsible lo que vayan a intentar, ayudados por los sacudones internacionales, pero para una parte significativa de la población es terreno muy sensible. El miércoles pasado, cuando empezó su discurso ante unos 650 empresarios, inversionistas y operadores financieros, en el aniversario de la Bolsa de Comercio, Cristina lanzó una ironía tan sutil como arrolladora: “Me encanta venir a la Bolsa porque es uno de los pocos lugares donde uno siempre escucha lo mismo”.

No sólo pasa en la Bolsa.

Publicado en:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-280573-2015-08-31.html

domingo, 30 de agosto de 2015

LA IMPOTENCIA OPOSITORA, por Roberto Caballero (para "Tiempo Argentino" del 30-08-15)


Los candidatos antikirchneristas pidieron cambiar el sistema electoral. Lo quieren suplantar por otro que designe ganador al que saca menos votos, como sucede en los diarios que ellos leen. Así están viendo la realidad.

Si la oposición quiere ganar el 25 de octubre, lo que debería cambiar son sus propuestas y no exigir de la noche a la mañana un nuevo sistema electoral nacional.

Con boleta única electrónica, con la sábana habitual, con señales de humo, con conteo a mano o usando el más poderosos de los software, si la mayoría decide no elegirlos porque no prende lo que sus candidatos prometen, va a caer derrotada igual.

La foto del hotel Sheraton con Mauricio Macri, Sergio Massa, Ernesto Sanz, Margarita Stolbizer y Ricardo Cano, tratando de sacar algún tipo de provecho de las denuncias de fraude en la provincia de Tucumán, es el óleo vivo de la impotencia política opositora, independientemente de lo que se opine, o decida la justicia del accidentado escrutinio tucumano.

Lo que devuelve la imagen del Sheraton es insuficiencia, falta de resto, agotamiento de recursos, no el comité de salvación republicano para el que los protagonistas del encuentro se viven autopostulando.

Hay una exagerada, por no decir fantasiosa, preferencia de los candidatos antikirchneristas por los atajos mediáticos. Cuando no logran ganar una elección en las urnas, luego pretenden remontarla desde las páginas de los diarios. Subestiman así, incluso, a su propio electorado, que existe y es tan respetable como el kirchnerista. Por las dudas, vale la aclaración, después de tanta campaña demonizante: electorado oficialista que también existe y se expresa, y le otorga triunfos al FPV.

Esa foto del Sheraton dice más por lo que omite, que por lo que expone. No refiere a la ley electoral, sino a los ingratos efectos que ésta reserva a los que no resultan victoriosos.

Exigir como posible un nuevo sistema electoral cuando es prácticamente imposible ejecutarlo en tiempos tan escasos, es arrojar una cortina de humo, como sacar de apuro un conejo de la galera para evitar asumir lo que se torna evidente para cualquier elector sensato: los preocupa afrontar otro revés en las urnas, al que van a tratar de explicar por la tangente, con airadas denuncias de trampa de antemano buscando deslegitimar al triunfador. Son tan obvios, tan previsibles, que si después ganan otros que hacen mejor las cosas, no deberían quejarse.

Están presos de un infantilismo político sorprendente. Fueron tan malcriados por el paternalismo mediático, que los trata indulgentemente como dirigentes de mayorías sociales cuando no llegan a evidenciarlo en los papeles, que en vez de desarrollar estrategias de poder convincentes, capaces de aglutinar y capturar adhesiones masivas rotundas, solo saben hacer pucheros. La foto del Sheraton es eso: refunfuñar porque las cosas no salen como ellos creen o ansían que van a salirles.

Sergio Angelini, el dueño de MSA, la empresa que Mauricio Macri contrató para hacer el escrutinio porteño con boleta única electrónica, ya alertó que no hay "ninguna posibilidad" de desplegar de acá a octubre ese modelo a escala nacional.

Le dijo a La Nación: "Si se pusiera en marcha sería un voto calificado, porque habría gente que entendería el sistema y otra que no." Se calcula que habría que capacitar a 200 mil personas que deberían hacerse cargo del control y la gestión de la votación, además de la población en general. "Modificar el sistema –explicó Angelini–, sería cambiar las reglas de juego en medio del partido. A la vez, tendrían que aprobarse varias leyes que requieren mayorías especiales en el Congreso".

"Creo que recién en 2017, si la política se pone de acuerdo y evita las especulaciones, podríamos tener en todo el país voto electrónico o incluso sistema de boleta única. Antes sería un mamarracho", sentenció el empresario; se supone, primer interesado en ganar millonadas con el cambio, que hoy ve, según él mismo dice, inviable.

Fuegos de artificio. Eso son, como puede advertir cualquier persona avispada, las demandas histéricas de Macri, Massa, Stolbizer y Sanz por un sistema de imposible ejecución en los plazos perentorios que proponen. La explicación, entonces, hay que buscarla por el lado de la motorización de una campaña de deslucimiento del sistema actual, cuyo mayor pecado es que no traduce el aval de votantes que ellos mismos se atribuyen.

Los hechos ocurridos en Tucumán merecen atención. La injustificable represión de la policía provincial, sobre todo. Porque no sólo los bastones y los gases no dan razones en democracia, sino que esos mismos hechos terminan siendo la plataforma que abona y da verosimilitud a las confusas denuncias de fraude posterior con las que la oposición puso en terreno de incertidumbre absolutamente todo, hasta que el sol sale por el Este. La interpretación ladina de los medios opositores contribuyó al intento de escarnio público, es cierto, pero el recurrente maltrato de esos medios no exime de responsabilidad a los funcionarios inhábiles que tutelan con impericia a fuerzas se seguridad desbordadas o fuera de control. 

Sin los palazos, sólo cabía esperar el recuento definitivo y a otra cosa. Como puede ser, como debe pasar. Con los episodios violentos de por medio, la oposición se envalentonó al punto de exigir una nueva votación provincial y un nuevo sistema nacional electoral, nada menos. Aún en la hipótesis que señala a dirigentes o militantes opositores quemando urnas o queriendo copar la Casa de Gobierno, es tarea indelegable del funcionariado tucumano evitar que este tipo de provocaciones lleguen a mayores. Neutralizarlas con anterioridad sin el uso desmedido de la fuerza es la destreza mínima que puede exigírseles a hombres y mujeres que conocen la situación política local. O, por lo menos, la teoría exige eso.

Dicho esto, no se puede pasar por alto el festival morboso de interpretaciones derivadas del pleito tucumano. Son temerarias. Joaquín Morales Solá, en su columna del miércoles 26 en La Nación, titulada "El peor final: violencia y sangre", se despacha con un párrafo de apertura que se parece a una amenaza. ¿Sólo se parece? "Un viejo presagio sostiene que el kirchnerismo no se irá del poder sin violencia y sangre". Después sigue con un rosario de acusaciones de fraude, feudalismo, clientelismo y todos los lugares comunes del manual del antiperonismo decimonónico.

La ya inclasificable Laura Alonso volvió a twittear. Esta vez no para tratar de zonzo al Papa por plegarse al pedido de diálogo por Malvinad, sino para reclamar, con algo de decepción por la falta de aguante de sus adherentes, al parecer, que los tucumanos debían haberse quedado a vivir en la Plaza Independencia. Es textual: "En Ucrania, estuvieron más de 100 noches en la plaza Maidan. Mataron e hirieron a muchos. La gente no se movió hasta que no logró su objetivo."

Esto no es Ucrania. Esto es Tucumán. La Plaza Independencia no es la Plaza de Maidán. Allí existe una guerra con separatistas pro-rusos que lleva 6000 muertos. Si las comparaciones son odiosas, ¿las exageraciones qué son? No hay en Tucumán ningún problema que se solucione con la matanza o la herida de muchos.

¿Por qué insistir en descalificar las instituciones nacionales o provinciales, que todos sabemos que no son perfectas, ni inmaculadas, ni ejemplares muchas veces, pero que son las únicas vigentes en nuestro país?

¿A qué tipo de revuelta, a qué costo y con qué saldo en víctimas humanas llaman Laura Alonso y el partido de Macri? ¿Contra qué se quieren levantar que no puedan resolver con propuestas que cautiven a las mayorías sociales que son las que se expresan en las urnas? ¿Qué tipo de fraude no pueden controlar con sus propios fiscales y las autoridades legales de cada mesa, que ahora invitan a las multitudes a inmolarse en las plazas públicas como si fuera una revolución clase B?

El feudalismo, las prácticas clientelísticas, los sistemas más o menos eficientes de votación; hablando en criollo, las "avivadas", existen y gozan de un salud para nada reivindicable en la democracia argentina del siglo XXI, pero desde 1983 a la fecha no definen las votaciones. Eso lo sabe cualquier político. Ninguna de estas prácticas corruptas ha sido sustantiva ni determinante a la hora de modificar los resultados de elecciones finalmente validadas por el sistema político en su conjunto, atendiendo siempre a las leyes electorales en vigencia. Son la excepción, no la regla.

Decir otra cosa, plantear una duda ilimitada, de carácter sideral, poner en tela de juicio el todo por el todo, no es una crítica a las fallas o irregularidades puntuales de cada votación, que las hay: es empujar a la ciénaga de la sospecha inevitable la voluntad popular libremente expresada en todos estos años. Como pretender abrir, de la noche a la mañana, porque así se los ocurrió a Macri & Cía, las urnas de todas las elecciones de Raúl Alfonsín para acá. Un disparate.

La foto de todos los candidatos opositores cantando fraude tiene un problema para esos mismos candidatos. En todo caso, por el mal uso que hicieron de las PASO. Si creyeran en serio, como afirman con rostros circunspectos que remiten al trato que se le da a asuntos de verdadera vida o muerte, que enfrente tienen a un sistema tan eficazmente corrupto administrado por adversarios venales capaces de torcer resultados electorales adversos con tanta impunidad, ¿cómo es que no se juntaron antes y van por separado a las elecciones que valen, las de octubre, sin resignar personalismos, confluyendo en una alianza que los una a todos? ¿O, acaso, los temas trascendentes no implican renunciamientos así? Al parecer, no. Se pusieron de acuerdo en tejer la sospecha sobre el kirchnerismo, el peronismo tucumano, las instituciones en general, la justicia electoral, los mecanismos de votación, como si Argentina fuera la Rumania de Ceacescu, y cuando llega la instancia donde podrían derrotar la suma de calamidades que denuncian a los cuatro vientos, cada uno atiende su kiosco. Algo no cierra. O es tan grave que merecía reunirlos. O no lo es, y eso explica que cada uno vaya por su lado a probar suerte.

Para que se entienda. Si se unen para denunciar que enfrente tienen a las siete plagas de Egipto, ¿por qué Macri va por un lado, Massa por el otro y Stolbizer de contramano? Si eso que denuncian es tan terrible, ¿cómo es que no lo vieron antes de las PASO y recién lo advierten ahora, que no tienen chances de aliarse legalmente, con la dimensión dramática, border, que le dan, infundiendo miedo y desconfianza entre la gente?

Así no vale. Eso de “no gano porque me hacen trampa” e introducir en el debate público un nuevo eje abismal, evitando explicar cuáles son las medidas económicas y sociales que podrían aplicar si llegaran a ser gobierno, es una estrategia que degrada el sentido de la política.

Claro que es mejor para ellos denunciar que el gobierno prepara imaginarias celadas electorales, que reconocer que son la fotografía de la devaluación y el ajuste.

Esa foto del Sheraton dice más por lo que omite, que por lo que expone. No refiere a la ley electoral, sino a los ingratos efectos que ésta reserva a los que no resultan victoriosos. El que más votos saca, gana. El otro, el que sacó menos, pierde.

Dos más dos es cuatro y no cinco. Aunque se cambie de calculadora o se la estrelle contra la pared. Pretender cambiar el sistema electoral por otro que designe ganador al que saca menos votos, solo ocurre en los diarios que ellos leen. Será otra cosa, pero no la realidad.



Publicado en:
http://www.infonews.com/nota/245233/la-impotencia-opositora

URTUBEY: "Si te comiste seis goles no podés decir que el juez de línea es ladrón", entrevista de Gimena Fuertes para "INFOnews" del 30-08-15



El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, cuestionó las denuncias de fraude de la oposición tras las elecciones tucumanas y pronosticó que Scioli ganará "por afano" en las presidenciales de octubre.

Según consignó Tiempo Argentino, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, cuestiona a  la oposición por su "modus operandi de deslegitimar el proceso electoral", y asegura que "Macri tiene escasa o nula presencia en muchas provincias". También arriesga que Daniel Scioli puede llegar a los 45 puntos en octubre y destaca que tiene una forma de trabajo "más horizontal que Cristina". Desde Salta, y en la misma semana en que arreciaron las denuncias mediáticas de fraude en la elección de Tucumán, Urtubey reclama un cambio en el sistema electoral y sostiene que el electorado no vota por lo que se hizo sino que "vota a candidato". 

"En octubre la gente va a elegir a un candidato, no va a votar para atrás, por lo que se hizo. La Argentina nunca votó para atrás. No va a elegir anti kirchnerismo o kirchnerismo, ni peronismo o anti peronismo, esas clasificaciones las tenemos los dirigentes, pero la  mayoría no vive del comentario de la política. La gente va a votar a Macri, Massa, Del Caño, Scioli o Stolbizer. Todos los datos dicen que cuando la gente piensa en el candidato vota a Scioli por afano. Macri tiene un problema de techo más serio".

"Salta es lindísima, pero la gente todavía se caga de hambre y tenemos serios problemas".

-¿Cree que Macri esta es haciendo una buena campaña a partir de Tucumán?

-No soy objetivo, juego en contra. Pero para lo que él puede hacer, es de lo mejorcito, dentro de sus limitaciones. No tengo una mala valoración personal de Mauricio, es un tipo que viene de otro palo, yo soy un cuadro de la política, y todos esos tipos son empresarios y se meten en política. Daniel hace 20 años que está en política, por más que tenga otro pasado, entró al barro de la política sin ningún grupo económico detrás. Es cierto, no hizo la colimba desde chiquito, pero hace 20 que está en política. Él se metió en el peronismo a hacer peronismo con todos los quilombos que eso significa. Macri se cuelga de cualquier cosa que le pueda dar brillo, pero Mauricio tiene escasa o nula presencia en muchas provincias, acá salió tercero. En mayo el tipo estaba empatado en 30 puntos con Scioli, después Scioli sacó 44 y pico y él sacó menos de 20.  

-¿Qué opina de las denuncias de fraude?
-Es el modus operandi de la oposición cada vez que no le gustan los resultados. La violencia es condenable venga de quien venga, es absurdo pretender justificar hechos de violencia, pero hay cosas que se repiten sistemáticamente, entre desinformación y mala intención. No hay responsabilidad del Ejecutivo en la organización de los comicios ni en la seguridad, en Tucumán ni en ningún lado. Es horrible que se quemen las urnas, y no voy a entrar en la barbaridad de discutir si el que lo hizo fue radical o peronista. Pero más horrible es hacerlo y después denunciarlo. Cuando un partido político le gana a otro por un punto o dos, lo discutimos; pero si ganaste por 15 puntos, déjate de joder. Si te comiste seis goles no podés decir que el juez de línea es un ladrón. De igual modo, no se sostiene más que la gente se vaya a dormir y no sepa quién  ganó la elección. Soy un convencido que hay que cambiar eso. Por eso lo hice en Salta. Hay que ir a un sistema distinto.

 -¿Por qué en esta campaña se ve a los gobernadores apuntalando a Scioli?

-Daniel tiene una lógica de trabajo diferente a la que venimos acostumbrados, siempre laburó más en equipo, apostó a algo más horizontal. Vamos a una elección con un tipo que hoy no es que tenga un liderazgo indubitable en la sociedad, lo va a tener cuando sea presidente. Pero frente a esa situación, hay mucha más visibilidad de los otros actores que estuvimos siempre pero con menos visibilidad, porque hoy Cristina conduce nuestro espacio y está diez cuerpos adelante. En la pantalla entra solo ella, pero cuando mirás toda la carrera venimos todos atrás. En cambio Daniel va más o menos a nuestra velocidad. El gobierno de Cristina tiene un equipo con el que ella se siente cómoda y trabaja con excelentes funcionarios y buenísimas personas. Daniel tiene una mirada diferente. Mi experiencia es igual a la de Daniel. Cuando asumí no tenía a nadie y me paré sobre aquellos que tenían representación propia. Daniel desde el 95 nunca armó una orga propia y le fue bastante bien así.

-¿Cree que después del 10 de diciembre seguirá Cristina conduciendo el movimiento?

-Eso contraviene la lógica no sólo del peronismo o la Argentina, sino del planeta tierra. En el mundo el presidente es el que conduce. Denme un ejemplo diferente y me retracto. Había convivencia entre Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde hasta que Eduardo quiso volver  y ahí la cagó. ¿Por qué les va bien a Tabaré y Pepe, a Lula y a Dilma? Porque no hinchan cuando no gobiernan, porque el poder de ellos está en el prestigio que tienen. Si acá en Salta (el ex candidato a gobernador Juan Carlos) Romero no hubiera pretendido volver, quizá hubiera sido un prócer, hoy es un menesteroso, porque quiso venir a discutir poder. Cristina es una mujer súper inteligente. Me he peleado con amigos del gobierno cuando dije que Cristina no iba a ser candidata. Es una mujer inteligente, y su prestigio es lo que le va a dar poder. Personalmente, la veo en un modelo parecido al de Lula o Tabaré.

 -¿Por qué a Scioli le fue mejor en el norte del país que en su propia provincia?

-En la provincia hubo una situación chiva. Estoy convencido que vamos a estar bien en la provincia, arriba de los 40 puntos, y si a eso le sumamos el resto de las provincias, lo vamos a poner cerca del 45.

-¿Cómo cree que jugará Aníbal Fernández en esta elección?

-Esa provincia de Buenos Aires es tan especial, es importante y densa. Yo no lo subestimo a Aníbal como candidato, va a ganar. De los cuatro candidatos, Aníbal es el que más volumen tiene. Yo si viviera en la provincia lo voto a Aníbal. Felipe ya está, ya fue gobernador. No existen esas vueltas de próceres que vienen a salvarnos. El voto de Domínguez es peronista. Había una gran posición del aparato peronista de los intendentes y ellos van a jugar dentro del peronismo.

 -¿Formaría parte del gobierno de Scioli?

-Soy goberndor de Salta por cuatro años. Quiero ser presidente después. Pero soy práctico, no milito en la agrupación de empujadores de paredes en patines. Si Daniel es la reencarnación de las virtudes de Perón me van a encontrar haciendo sciolismo fanático dentro de tres años. En un gobierno hipotético de Scioli soy un engranaje importante. Voy a laburar a fondo para que Daniel sea presidente, como gobernador y militante. Salta es lindísima, pero la gente todavía se caga de hambre y tenemos serios problemas, yo necesito a un gobierno al que le vaya bien para que nos vaya bien a todos.


Publicado en:
http://www.infonews.com/nota/245250/si-te-comiste-seis-goles-no-podes-decir-que-el-juez-de-linea-es-ladron

El dibujo presupuestario de Macri lo pagarán la salud, la vivienda y la educación, por Alfonso Villalobos (para "INFOnews" del 30-08-15)


Según el equipo técnico del auditor general de la CABA, Eduardo Epszteyn, la sobreestimación de la devaluación y la suba de precios produjo un dislocamiento del presupuesto que generará un déficit un 203% mayor que en 2014. Se cubrirá con ajustes y emisiones de letras de corto plazo.


El 11 diciembre de 2014 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el presupuesto presentado por el ejecutivo para el ejercicio 2015. La propuesta oficial fue aprobada con 35 votos a favor de los bloques PRO, Confianza Pública, SUM y PSA y obtuvo 20 votos negativos del interbloque FPV, de los bloques del Frente de Izquierda, el MST, BC y SL. Además hubo cuatro abstenciones de la Coalición Cívica, el Partido Socialista y Proyecto Sur.

Allí, los técnicos del Ministerio de Hacienda, a la hora de elaborar su plan de gobierno para el año siguiente tal como lo hacen todos los ejecutivos, pronosticaron determinadas variables a futuro que, a su vez, ofician como base del cálculo para otros ítems que deben proyectarse.Se trata de la inflación y el tipo de cambio como insumos para determinar la recaudación y, a su turno, el gasto.

Las estimaciones del equipo técnico del Ministerio de Hacienda, seguramente orientados ideológicamente por el poder político porteño, decidieron esbozar un panorama catastrófico de cara al año entrante. Les salió muy mal.

Tiempo Argentino accedió a un informe reciente elaborado por el equipo técnico del Auditor General de la Ciudad, Eduardo Epszteyn, en el que, sobre la base de datos oficiales, se verifica una ratificación de la orientación general del gobierno porteño en lo que se refiere a subejecuciones presupuestarias en sectores sociales (eduación, salud y vivienda) una tendencia creciente al déficit fiscal y una linea de endeudamiento no sustentable.

"Plantean refinanciar deuda con más deuda. Este presupuesto termina siendo un dibujo porque no tienen el dinero para afrontar los vencimientos de abril".

Lo real y lo aparente

En primer lugar, los pronósticos del PRO incluyeron un tipo de cambio oficial promedio anual de 12,50 pesos por dólar (el presupuesto nacional pautó $ 9,45). Sin embargo, a casi nueve meses del año (tres cuartos del período), el promedio del valor de la divisa norteamericana no llega a los 9 pesos (se ubica al 24/8/15 en 8,9). De allí surgieron, claro, las estimaciones de inflación para el período que elaboraron los técnicos PRO y que pronostican la suba de precios interanual en un 28 por ciento. Sobre esas cifras es que, luego, se proyecta la recaudación esperada en la medida que el grueso del presupuesto porteño surge de ingresos brutos, un impuesto al consumo cuya evolución depende directamente de las facturas de ventas en comercios y empresas radicadas en la ciudad. Sin embargo, las estimaciones más pesimistas en materia de precios presentan una proyección anual del 27% (el INDEC proyecta un 17%). Ese diferencial antojadizo la ciudad lo está pagando muy caro.

Por eso el jueves último se aprobó un proyecto de modificación presupuestaria de la CABA donde se solicita a la legislatura ampliar los gastos en unos 4200 millones de pesos. El mismo Macri explicó que, según mediciones de la Ciudad, la inflación en el primer semestre fue del 25,50% (menor a la que estimaron), y pasará al 29,50% en la segunda mitad del año. Esto implicaría recursos extras para la ciudad. "Vuelven a sobreestimar la inflación como cuando sancionaron el presupuesto para justificar ingresos que no ingresarán a la ciudad". se quejan técnicos de la AGCBA y explican que la caída en la recaudación no se explica por una menor ac tividad: "los indicadores de consumo que emite CAME no indican una caída del consumo en cantidades. Si tomás el IVA de nación está aumentando según lo presupuestado", grafican..
Déficit crónico: la basura debajo de la alfombra

Allí, con un "ejercicio muy simple" estiman "cuánto se van a perjudicar las cuentas públicas por esta actitud ineficiente e irresponsable". Para los años 2013 y 2014, explican, "la ciudad, hasta mitad de año, había recaudado el 47% de sus recursos y erogado el 38% de sus gastos. Si se aplicaran estos mismos porcentajes para este año en curso surge un numero escalofriante: la CABA plasmará un déficit financiero de 13.662 millones de pesos, un 203 por ciento más que durante el año 2014". Aquel año ya había mostrado un incremento del déficit de 270 por ciento. Así de 2013 y 2015 el déficit fiscal anual de la ciudad creció un 441% y acumula, desde 2007, cuando asumió la gestión PRO, un incremento absoluto de casi 25.500 millones de pesos. Es que, "solo por Ingresos Brutos la Ciudad estaría recaudando 3.000 millones de pesos menos que lo presupuestado para este año.El Ministerio de Hacienda–coherente con la verdadera ideología del PRO– está solicitando a todas las áreas de gobierno que restrinjan los gastos públicos".

Curiosamente, denuncian, el informe de ejecución presupuestaria del segundo semestre fue presentado fuera de fecha, apenas diez días después del día señlalado pero, sugestivamente, un día después de las PASO nacionales.
La lógica de tomar deuda para pagar deuda e intervención de la justicia

Pero, además, para financiar semejante agujero fiscal el ejecutivo ha tenido que recurrir a emisiones de letras, en general y crecientemente, bajo la modalidad atada al movimiento del dólar denominada "dollar linked" y por la cual el ejecutivo porteño tiene una causa abierta en el juzgado de Instruccción en lo Criminal y Correccional Nº 46 por los delitos de adminsitración fraudulenta, incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociados con fondos públicos. Pero además, según los técnicos de AGCBA, "la sobreestimación de recursos y el exceso de gastos los está llevando a emitir deuda de corto plazo, por primera vez desde el año 2012 (sólo tuvo una pequeña emisión en 2014),para financiar ese déficit de caja. En lo que va del año ya licitaron letras del tesoro por 2076 millones de pesos". alertan.

Martín Hourest, legislador de la ciudad por el GEN y activo seguidor de la causa mencionada explicó que "la causa se mueve y va a haber novedades pronto, ahora el juez ordenó que los peritos de la corte opinen sobre varias cuestiones. Quiénes son los tomadores de títulos, porqué el gobierno de la ciudad en un marco devaluatorio evidente no detuvo el cierre de la cotización y, por último, cuanto beneficio y /o perjuicio para el gobierno de la ciudad tuvieron las colocaciones de esos bonos".
Deuda interna

La contracara de las emisiones financieras, claro, sigue siendo la deuda interna en materia social. Educación, vivienda y salud. Pese a existir alrededor de 700 mil personas con déficit habitacional, según denuncian los técnicos "el gobierno invierte cada vez menos en vivienda. En 2014, se gastó más en pagar sólo los intereses de la deuda que en toda la inversión de vivienda. Según el presupuesto 2015, la situación aparenta agravarse más".

Por el lado de la educación pública, "a pesar de que la ley de financiamiento establece que el 6% del PBI debe ser destinado a ese ítem, lo cual determina un piso de inversión equivalente al porcentaje del presupuesto del 2005 (en CABA es del 27.57% ), el PRO está lejos de cumplir esta meta. Para 2015 el presupuesto en función educación es del 22.3 por ciento. Cerca de 5000 millones de pesos menos de lo comprometido". denuncian.

Para el caso de la Salud la situación es similar. Si bien no existe una ley que determine un piso, "la desinversión fue sistemática en los últimos tres años, pasando de casi un 28% en 2007 a un 22.3% en 2015. Esos 3,4 puntos de diferencia representan alrededor de 3000 millones de pesos, suficiente para resolver todos los problemas de infraestructura y recursos humanos que enfrenta la salud de la CABA", concluyen los equipos de la AGCBA.

CAUSA ABIERTA CONTRA MACRI

"El juez ordenó que los peritos investiguen quienes son los tomadores de títulos, porqué no se detuvo el la cotización y el perjuicio que generaron las colocaciones", Martín Hourest (legislador CABA GEN).

PRONÓSTICO

"Plantean refinanciar deuda con más deuda. Este presupuesto termina siendo un dibujo porque no tienen el dinero para afrontar los vencimientos de abril" (11-12-2014), Marcelo Ramal (legislador CABA FIT-PO).


Publicado en:
http://www.infonews.com/nota/245239/el-dibujo-presupuestario-de-macri-lo-pagaran-la-salud-la-vivienda-y-la-educacion

MILAGRO SALA: "Gerardo Morales pasó todos los límites", entrevista realizada por Tali Goldman (para "INFOnews" del 30-08-15)




Lo dijo Milagro Sala, diputada jujeña y titular de la Tupac Amaru. No oculta su indignación por la acusación del senador radical a la Tupac por el crimen de Ariel Velázquez. "Quemaron la tumba de mi viejo en abril y ahora esto", dice, y deshace a los mitos en torno a la organización.


A la casa de Milagro Sala se entra directo, sin tocar la puerta. En el living, diez personas con la remera de la Tupac Amaru están sentadas en los sillones mirando en la tele el festejo del día del niño de su organización que se realiza a unas pocas cuadras y al que irán en unas horas. Unos pasos más allá, la cocina-comedor. Ahí está Milagro Sala sentada a la punta de la mesa. A su izquierda, Raúl Noro, su marido, y otras diez personas más. Bife, ensalada, arroz, papas y sopa desfilan ante los comensales. Son las dos de la tarde del sábado. "El hambre es un crimen", dice La Flaca entre risas, un poco más tranquila después de una de las peores semanas que tuvo en los últimos tiempos o quizás, de su vida. "Yo pensé que el límite había sido quemar la tumba de mi viejo, en abril pasado. Para mí ese fue un golpe durísimo del que todavía no me puedo reponer, y ahora esto", dice en exclusiva a Tiempo Argentino, en la primera entrevista a un medio gráfico que brinda después de la trágica muerte del joven Ariel Velázquez.

-¿Qué reflexión hace después de que se la acusara de estar detrás de un crimen del que hasta ahora no hay pruebas?

-Tengo mucha bronca, indignación, es un cúmulo de cosas. Querer culparnos de la muerte de un joven pasó el límite de los límites de los límites. Mirá, dos horas después de haberlo dejado a mi papá en el mausoleo de la familia, Gerardo Morales y su gente les pagaron 4000 pesos a unos señores para que fueran a quemarlo. Tengo pruebas, grabaciones y todo de uno de los chicos arrepentidos. Yo creía que la cosa iba a quedar ahí. Me he puesto tan mal y no encontraba explicación porque no entendía hasta dónde llega la ambición de poder. No les interesa si el otro sufre, no les interesa si se daña.

"Nosotros entendemos que hay que seguir reconstruyendo la provincia y el país. Y creemos que las críticas tienen que ser constructivas, no destructivas".

-No es la primera vez que se intenta vincular a la Tupac Amaru con hechos de violencia. ¿De dónde surge este mito?

-Lo que pasa es que la Tupac nunca se ha dejado comprar por un gobierno de turno. Ellos hacen nacer ese mito porque no tienen una propuesta política. Y han metido tanta cizaña que es como el pájaro carpintero. Te taladran tanto la cabeza que te queda instalado. Lo que pasa es que no se bancan que hayamos salido adelante. Mirá, voy a dar dos ejemplos. Cuando Marcelo Tinelli se hizo todos los tatuajes en la mano y se puso la gorrita todos decían "qué bueno, está de moda, qué hermoso". Cuando el compañero de una villa o de un asentamiento se tatúa y se pone la gorrita, es un chorro. Cuando un compañero nuestro se compra un auto, ya es narcotraficante. Ahora cuando un corrupto se compra un auto, "qué bien, cómo avanza". Nuestros compañeros volvieron a tener una cultura del trabajo. Trabajan, se ganan la plata dignamente, tienen una tarjeta. Se pueden comprar las zapatillas que quieren, ir a cenar o ir al cine y eso no pasaba. Mis compañeros hacen eso y ya somos los peores, robamos. Ahora ellos sí lo pueden hacer ¿por qué?

-En su lanzamiento a la gobernación el último viernes, Morales dijo "acá no se toma asistencia", en una clara chicana hacia usted, ¿cómo se lo toma?

-No va a tomar asistencia, pero ese día repartieron choripán y vino y no juntaron más de 500 personas. Yo me río porque todo lo que dice, que nosotros hacemos clientelismo, es él en verdad quien lo hace. Él reparte $1200 por intermedio de la municipalidad de San Salvador de Jujuy a todos sus punteros.

-También él decía que ustedes tenían armas, ¿en dónde quedó esa causa?

-Hace cinco años Morales dijo que la Tupac tenía 500 armas. Nosotros nos pusimos a disposición de la justicia a ver si era así o no y nunca jamás presentaron una denuncia de nada. Pero ya quedó instalado que nosotros tenemos armas. Nosotros recogimos algo que dice Evo Morales. "Queremos el buen vivir para todos. No queremos el mal vivir". Y la indignación de ellos es que no fuimos una organización más, no fuimos un partido más, como son ellos, en donde plata que quedaba se la agarraban los dirigentes y los demás que se jodan. Nosotros no sólo hemos terminado miles de viviendas, sino que con la plata que nos quedaba comenzamos a crear centros de salud y escuelas por todas las localidades.

-Otro mito es que usted tiene campos y es millonaria.

-Si fuese así, ¿vos te crees que me estarían puteando tanto? Jujuy es chico y nos conocemos todos. Todos sabemos quiénes son los más ricos de Jujuy, quiénes tienen tremendas mansiones, tierras y fincas. Yo no tengo ni un negocio. Ni lo tengo ni lo quiero tener, porque así duermo tranquila y puedo mirar a mis compañeros con la frente bien alta. La indignación de la oposición es que nosotros nunca nos prendimos en nada de lo que ellos tienen. Morales tiene tres financieras, en Jujuy, Santiago del Estero, Buenos Aires y tiene inversiones en el ingenio La Esperanza.

-Hablando de elecciones, es la primera vez que van a ir dentro del Frente para la Victoria, y en este caso, con Eduardo Fellner, a quien hasta hace poco usted criticaba públicamente…

-Nosotros entendemos que hay que seguir reconstruyendo la provincia y el país. Y creemos que las críticas tienen que ser constructivas, no destructivas. Nosotros a Fellner le hicimos muchísimas marchas en contra. Y nos sentamos este año a discutir con él el presupuesto, es más, le hicimos cambiar varios ceritos para que nos garantice más salud, educación y vivienda. Hoy lo que nos une a Fellner es el programa nacional y popular que tenemos del kirchnerismo. Y sí, qué vamos a hacer, nos tenemos que juntar, tenemos que garantizar las elecciones en 2015.

-Si hubiera dos fotos, una de las organizaciones sociales en los 90 y una ahora, ¿qué diría de cada una?
-Una es la noche y la otra es el día. La noche es donde había miseria, muchos chicos desnutridos, deserción escolar alta, fábricas que se cerraban y donde no había trabajo. Esa no la queremos volver a pasar más. Ahora estamos en el día, en el que queremos seguir reconstruyendo nuestro país. Seguramente nos faltan muchas cosas, pero no hay que olvidarnos que los que nos dejaron destruidos son los mismos tipos que ahora quieren volver.

La fiesta de los tupaqueritos

La fiesta del día del niño es una de las más esperadas en la Tupac Amaru. El último sábado, desde el mediodía, las principales calles del centro de San Salvador de Jujuy se cortaron. Un enorme escenario, globos y banderines de colores inundaban el cielo, y los miles de chicos tupaqueros, de toda la provincia, se acercaron para disfrutar de los juegos, las comidas y los shows. El momento más esperado es la entrega de juguetes: 150 mil regalos salen de los enormes camiones. Hay para todos. Ningún tupaquerito se puede quedar sin su souvenir. Esa es la regla más importante de la organización que tiene a los más pequeños como bastión principal de la lucha por la salud, la vivienda y la educación.



Publicado en:
http://www.infonews.com/nota/245253/gerardo-morales-paso-todos-los-limites

Vote a Scioli desde la Izquierda, por Víctor Ramos (para "Perfil" del 30-08-15)


Por Víctor Ramos (*) | Las características comunes entre Perón y el candidato presidencial del Frente para la Victoria.

  

Los sectores populares levantan a Daniel Scioli como una bandera de esperanza; nadie conoce las ideas de Zaninni. Poco importa.


  

Luego de 18 años de exilio, Juan Domingo Perón se pudo presentar en los comicios del 23 de setiembre de 1973, sin ningún tipo de proscripción.

Durante una reunión con el General en su casa de la calle Gaspar Campos en Vicente López, mi padre, Jorge Abelardo, le propuso llevar a las elecciones dos boletas con la misma fórmula: Juan Perón - Isabel Perón.

La boleta oficial era del Frejuli (Frente Justicialista de Liberación) y la otra de Jorge Abelardo, la del FIP (Frente de Izquierda Popular) proponía "votar a Perón desde la Izquierda".

Y así fue. Un millón de argentinos optaron por la alternativa que criticaba a la derecha lopezreguista y al camporismo montonero. Juntas sumaron 61,82 % de los sufragios. Perón superó los votos de Cámpora del 11 de marzo anterior en un 12 por ciento. Con ese espíritu votó Arturo Jauretche, Silvio Frondizi, Raimundo Ongaro, Cristina Fernández de Kirchner, entre tantos.

La dictadura militar había hecho lo imposible para evitar la llegada de Perón al gobierno; aceptaron a Héctor Cámpora que también estaba impedido a presentarse a los comicios por un decreto que impuso la propia dictadura que consistía en que "quien no estuviera en el país antes del 25 de agosto de 1972 no podría ser candidato a la presidencia".

En Madrid, el general Perón resolvió no regresar al país con esas condiciones. Cámpora que en ese entonces era su secretario tampoco salió de España. Fue en esa oportunidad que el general presidente Agustín Lanusse se jactó: "A Perón no le da el cuero" para venir al país. De esta manera, Perón quedaba fuera del juego electoral.

En su férrea pulseada con la dictadura, el líder propuso como candidato a la presidencia por el Movimiento a su secretario Héctor Cámpora, que como dijimos también estaba proscrito por la cláusula mencionada. Sorpresivamente, la Junta de Comandantes lo aceptó como candidato, violando su propia legislación. La dictadura prefería a Cámpora antes que a Perón.

Naturalmente Cámpora no era Perón. El pueblo convulsionado no quería intermediarios y llevó la situación a tal punto que Héctor Cámpora renunció y se convocaran a elecciones libres, sin fraude, ni proscripciones el 23 de setiembre de 1973.

Como todo movimiento nacional, el peronismo expresa a diversos sectores sociales. Muchos aparentemente contrapuestos: el movimiento obrero por un lado y sectores empresarios por el otro. Revolucionarios y conservadores. O como decía el propio Perón: "Tenemos el peronismo combativo y también uno contemplativo".

La fórmula "Daniel Scioli - Carlos Zaninni", al igual que la de "Juan Perón - Isabel Perón" como es natural no tenía consenso absoluto en el peronismo. El actor principal era solo uno y ese fue Perón. De la misma manera que hoy Daniel Scioli es el único que cuenta con el consenso popular mayoritario.

Los sectores populares levantan a Daniel Scioli como una bandera de esperanza; nadie conoce las ideas de Zaninni. Poco importa. Lo mero principal es Scioli y el triunfo del Frente para la Victoria en su conjunto.

El peronismo no soporta a dos caudillos simultáneamente. Por ello no funcionó la relación de Eduardo Duhalde - Nestor Kirchner; y a la propia Cristina los medios opositores buscaron desvalorizarla sosteniendo que era manejada por el marido, cuando quedó claro que tuvo fuerza y carácter, macando su impronta.

A Daniel Scioli, como a Juan Perón, se lo pretendía presentar como un candidato conservador, instrumento de las corporaciones. Y también como sucedió con Perón, algunos pretenden subestimar a Scioli; como si fuera posible condicionarlo con La Cámpora, con Zaninni o con la propia Cristina Fernandez. ¿No decían -con sorna- "Cámpora al gobierno, Perón al poder"?

No pasó antes, no pasará ahora. Nada más falso y equivocado. No creen lo que dicen y lo escriben como parte de la campaña opositora. De una manera clara y sin filtro el gobernador de la Provincia de Salta Juan Mnauel Urtubey acaba de decir: "El que tiene la lapicera conduce el país y el peronismo". No hizo falta decir, el que pierde acompaña.

Con solo repasar, no lo que dijo Daniel Scioli, sino sus realizaciones en la Provincia de Buenos Aires, nos daremos cuenta que estamos frente a un hombre consustanciado con las medidas populares que ha tomado y los límites que implanta al poder económico concentrado.

Daniel Scioli no solo impuso impuestos a los pooles sojeros, sino hizo tributar ingresos brutos a los grupos mediaticos de cable de TV; a las monopólicas empresas telefónicas sino que realizó un revolucionario Revalúo Fiscal Rural que no se había concretado en los últimos cincuenta años. El último intento de tocar ese sector privilegiado con una medida similar fue cuando el Ingeniro Horacio Giberti, un hombre el desarrollismo, funcionario de Arturo Frondizi primero y luego del peronismo intentó gravar las tierras improductivas pero fracasó debido a las grandes presiones corporativas.

En el mismo sentido aumentó tributos del 2 al 12 % a las salas de juegos, tocando otra vez intereses económicos de sectores políticos.

Hoy los sectores progresistas y de la Izquierda Nacional, no deben dudar. Si bien Daniel Scioli, no es de izquierda, tampoco es de derecha. Daniel Scioli es un Justicialista que plantea el desarrollo productivo para el país que no es otra cosa que generar valor agregado a nuestros productos primarios. ¿Si eso no es progresivo y revolucionario... que es?

Nadie nos pide que abandonemos nuestra identidad. Ni nuestra ideas. Junto a otros argentinos y latinoamericanos de buena voluntad contribuiremos al desarrollo de la Gran Argentina que propone Daniel Scioli.

En el marco de un territorio más vasto y generoso que es la Patria Grande, la Argentina cosmopolita tiene un liderazgo que cumplir. Como dijo el historiador revisionista nacional, Salvador Cabral, cada argentino tiene un San Martín en el corazón para brindarse generosamente a nuestra América Criolla.

(*) Periodista. Ex Director del Cabildo Nacional y Coordinador Cultural en Villas, despedido luego de su reunión con el candidato Daniel Scioli. Exprecandidato a jefe de gobierno porteño por el Frente para la Victoria.


Publicado en:
http://www.perfil.com/politica/Vote-a-Scioli-desde-la-Izquierda-20150828-0056.html

LA FOTO QUE ADELANTA, por Carlos Alberto Villalba (para "Miradas al Sur" del 30-08-15)




A las 19.30 del domingo 23 de agosto de 2015, en un país del Cono Sur de América llamado Argentina, el Tribunal Electoral de Tucumán, una de las provincias del Norte de su territorio, comenzó a dar los datos de las elecciones provinciales que se realizaron durante esa jornada. Sin embargo, los portales de los diarios más importantes del país anunciaban que “los resultados recién comenzarán a conocerse después de las 22 horas”. A las 18, el sitio web del grupo de medios más importante llegaba aún más lejos, al afirmar que “las autoridades electorales estimaron que recién en la madrugada del lunes se conocerán los primeros resultados”.

Los derrotados de la jornada –el conjunto de la oposición nacional– buscaron a los medios para repetir lo que una supuesta empresa encuestadora ya había anunciado antes del cierre de las urnas y reiterar lo que intentó instalar cuatro días antes Mauricio Macri: la palabra fraude. El jueves posterior posaron para la foto, adelantaron sus relojes y calendarios y ya mostraron la hilacha de su estrategia electoral, que apunta a la deslegitimación de cualquier resultado que no les satisfaga. Sería un paliativo al fracaso del objetivo de los grupos de presión que quieren que Massa baje su candidatura nacional y María Eugenia Vidal la provincial, para que Felipe Solá complemente a Macri.

En ese país, en estos tiempos, pasan esas cosas. Los jugadores más fuertes no salen a la cancha, mandan a sus dirigidos políticos a entreverarse en la disputa, sus medios tratan de moldear a sus propios delegados y pretenden condicionar el pensamiento electoral de los ciudadanos, por ejemplo, dando vuelta el impacto de un resultado electoral para reemplazarlo por denuncias.

Sostener el tufo

Lo que pasó en Tucumán tuvo un antecedente en Santa Fe, donde, con el mismo discurso y a pocas horas de cerrada la elección en la que el PRO jugó su única carta ganadora fuera de la esfera municipal porteña y la perdió, gritaron fraude. Y todo indica –Macri ya avisó– que se repetirá el 20 de septiembre en el Chaco, donde se descuenta un triunfo rotundo del FpV. La intención es sostener en el aire el olor a fraude hasta el domingo 25 de octubre, día de las elecciones generales nacionales. Si al cierre comicial los opositores, sus asesores y sus mandantes olfatean un triunfo en primera vuelta de la fórmula Scioli-Zannini, los focos volverán sobre ella y el título cambiará el “triunfo” –con derrota de Macri-Scioli-Stolbizer-etc.– por “fraude”.

Si los medios o sus notas no definen elecciones, entonces, ¿para qué sirven?, ¿por qué reiteran la maniobra? Si las denuncias son de­sechadas porque, además de falsas, en general ni se molestan en formalizarlas ante la Justicia, entonces ¿de qué se trata? De limar, de pasarle escofina a la confianza de la ciudadanía, de intentar debilitar al candidato oficialista, de tratar de restarle legitimidad a su elección.

Si no lo pueden sacar de la cancha, un presidente electo débil, de escasa legitimidad, sería un objetivo fácil para quienes buscan presionar, imponer condiciones o recortar políticas en vigencia. Un mandato presidencial cuestionado desde el primer día sería presa propicia de los desestabilizadores, de los mismos destituyentes que no pudieron con los dos mandatos de Cristina Kirchner.

Esa es una de las herramientas, lo será durante las siguientes ocho semanas. Habrá más. Las informaciones judiciales, todas en clave negativa y a toda plana en los diarios de mayor peso en la agenda informativa, que marcan el ritmo y los contenidos de la inmensa mayoría de los medios del país, desde los nacionales hasta la menos potente de las FM de baja potencia. Hotesur y la familia Kirchner, Nisman y su “asesinato”, Aníbal Fernández y la efedrina son los títulos ya instalados.

Y el dólar

El dólar en el que lograron refugiarse algunos en medio de hiperdevaluaciones, negociados de la dictadura o los corralitos de la Alianza que hoy pretenden resucitar. El billete verde que enamora a la clase media argentina, el que los sectores más concentrados de la economía quieren empujar a los cielos con corridas bancarias, retención de la liquidación de la soja que siembra de silos plásticos las tierras del poroto aceitero o con maniobras o fugas hacia guaridas fiscales.

Si lograsen teñir un triunfo del Frente para la Victoria con un guión de estas características habrán generado terreno blando para plantar su pliego de condiciones y exigir, por ejemplo, reducciones impositivas –como las que ya les prometieron Macri y Massa–, endeudamiento externo desvinculado del desarrollo –como el que ya contrae la Ciudad de Buenos Aires desde hace años– o una desinversión social que impida sostener los planes sociales que benefician a muchos de los empobrecidos por las políticas que ellos mismos practicaron… antes de que Néstor Kirchner se sentase a gobernar, sin dejar sus principios en la puerta de la Rosada.

Publicado en:
http://www.miradasalsur.com.ar/2015/08/30/revista/tema-de-tapa-la-foto-que-adelanta/

TV EN UNA PLAZA TUCUMANA, por Marta Rondoletto (para "Miradas al Sur" del 30-08-15)



MARTA RONDOLETTO |
Periodista
tucumanhoy.com

La receta se aplica a rajatabla… Desde el piso del céntrico estudio televisivo de Canal 8, integrante provincial de la cadena Telefé, el medio ha intervenido y se juega el todo por el todo, a partir del presupuesto de que el ganador de estas elecciones provinciales sería el Acuerdo para el Bicentenario, un conglomerado de viejos y nuevos opositores políticos a José Jorge Alperovich, gobernador con 12 años de permanencia en la primera magistratura de Tucumán.

Insistir y captar la voz de “la calle” que, espontáneamente y con increíble sincronización, comenzó a llenar la plaza principal, a mostrar carteles hechos a mano, la mayoría con la palabra acusadora “fraude” y con la exigencia de “nuevas elecciones ya”. Como bichitos de luz, sin diferencias etarias, ni de género, ni sociales, ni económicas, se agolparon alrededor de la luz de las cámaras del 8, para tener su minuto de visibilidad ante las preguntas sencillas y directas del periodista: “¿Por qué está acá? A ver… cuéntele a nuestra audiencia”.

La respuesta, retroalimentada en los cánticos de la plaza, se expandía también a través de TN ese lunes a la noche, en el programa “Desde el Llano” del tucumano Joaquín Morales Solá… “Fraude”, “urnas quemadas”, “corrupción”, “que se vayan”, conceptos que fueron instalando, mezclados con el Himno Nacional, cantado cuando ya no se sabía bien qué más decir o hacer…
Mientras tanto, los periodistas y conductores, trabajando a destajo desde antes del informativo de las 20, insistiendo con el mismo eje: “El pueblo tucumano” convocado a manifestar su cansancio, leyendo lo que se decía en las redes sociales, y hablando de un “tucumanazo”, concepto histórico si lo hay en esta provincia, que generó tres momentos de enfrentamientos con las dictaduras de los ’60 y ’70, con el pueblo en la calle, enfrentándose con la policía y los militares de la época.

Los conductores del Canal 8 se regocijaban y a cada momento sintetizaban lo que ocurría en Plaza Independencia con “esto es un tucumanazo”, procurando unir la idea de los levantamientos del pasado con este presente “de fraude y corrupción” y la inducción a la idea de una ¿”Diktadura K”? Lo mismo pasa con el concepto “indignados”, que la prensa escrita, con La Gaceta a la cabeza, está incorporando cuando da cuenta de las personas que se reúnen en la plaza central de la provincia. Es una nueva operación discursiva para homologar la insatisfacción de quienes concentraban y denunciaban los daños sociales producidos por el neoliberalismo en Europa, con los que no aceptan el resultado democrático de las urnas tucumanas.

La intervención policial ante avances de grupos de participantes empujando a los agentes hacia el interior de la Casa de Gobierno, la lluvia de naranjazos y pedazos de bancos de plaza contra “la cana”, le dieron la excusa perfecta para iniciar una represión que produjo corridas, caídas, peleas cuerpo a cuerpo entre manifestantes y policías, bajo la lluvia de gases, balas de goma, latigazos e incluso, persecución a los manifestantes con los caballos de la montada. El jefe de Policía Dante Bustamante poco hizo por controlar el operativo y terminó –48 horas después– acusado de ser el responsable de la represión. Este episodio repudiable le dio argumentos extra a la oposición.

Lo que se presenta como “pueblo de Tucumán” son también, y básicamente, “manifestantes” que no pueden ocultar sus militancias repartidas entre los identificados con las diversas fracciones de la UCR, los de Fuerza Republicana de los hijos de Bussi, en un conglomerado ideológico y político variopinto, matizado por militantes del PRO, Barrios de Pie, del Partido Obrero o del PST… Todos interactuando con los dirigentes agrarios en conflicto, que vienen realizando cortes de rutas desde hace varios días… Todos de la mano con patovicas como fuerza de choque traídos desde varias provincias por la Bancaria, uno de cuyos principales dirigentes logró un escaño legislativo, junto a la principal dirigente femenina de la UCR, Silvia Elías de Pérez.

Los manifestantes de esta Plaza Independencia se sienten republicanos y democráticos, con dirigentes políticos que se construyen como tales y que de una u otra manera vienen de compartir historias políticas y diferentes tipos de divergencias entre sí, sean opositores u oficialistas. Los de esta Plaza son los republicanos y democráticos que pretenden que se ignore lo que la mayoría ya votó y que no fue, precisamente, por el referente radical ni el referente peronista del Acuerdo por el Bicentenario que pretendían el gobierno provincial pero solo ganaron cuatro intendencias. Será por eso que ahora, luego de que creyeran que habían hecho “la” alianza que les daría el triunfo, exigen que se vote de nuevo… ¡a gobernador y vice! solamente.

Publicado en:
http://www.miradasalsur.com.ar/2015/08/30/revista/contratapa-tv-en-una-plaza-tucumana/

UN GOBIERNO AMARILLO CON POCA FUERZA, por Sebastián Abrevaya (para "Página 12" del 30-08-15)



COMO SERIA EL ESCENARIO POLITICO ANTE UNA EVENTUAL PRESIDENCIA DE MACRI


En caso de ganar la presidencia, el PRO sólo tendría una treintena de diputados, cuatro senadores y al jefe de Gobierno porteño. Sumados sus socios de Cambiemos, seguirán en minoría en ambas Cámaras y lograrían entre 3 y 5 gobernadores. El análisis de politólogos.

 Por Sebastian Abrevaya

En caso de llegar al gobierno nacional, Mauricio Macri será el presidente institucionalmente más débil desde el regreso de la democracia. Esa es la conclusión que se desprende de proyectar el resultado de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y de la definición de 10 de las 11 elecciones provinciales que ya se votaron de manera desdoblada. Con un bloque propio que tendría entre 32 y 36 diputados, 4 senadores nacionales y un solo gobernador –el jefe de Gobierno porteño–, el líder del PRO tendrá, aun contando a sus aliados de la UCR, la Coalición Cívica y otras fuerzas menores, franca minoría en el Congreso y una exigua presencia territorial. En base a esos parámetros, se trataría de un escenario más complejo que el que les tocó vivir a los radicales Raúl Alfonsín y Fernando De la Rúa, y más aún que cualquiera de los mandatarios peronistas. En ese contexto, Página/12 consultó a politólogos y especialistas para analizar los desafíos que presentaría un eventual cambio de signo en la Casa Rosada, en un contexto político hegemonizado aún por el peronismo.

Las perspectivas más optimistas, en boca de los propios dirigentes del PRO, es que un eventual interbloque legislativo de Cambiemos oscile entre los 85 y 88 diputados nacionales, lo que representa aproximadamente un 34 por ciento del cuerpo. La cifra se encuentra bastante lejos de los 129 diputados necesarios para lograr quórum propio. En la Cámara alta, el escenario es todavía más adverso: la suma de los senadores del PRO, la UCR, la Coalición Cívica y otros aliados no supera los 15, sobre un total de 72. Para dar inicio a una sesión es necesario que 37 legisladores estén sentados en sus bancas. El Frente para la Victoria, sin contar un incremento de votos respecto de las PASO, tendrá alrededor de 101 diputados y 40 senadores, a los que se le deberían sumar un puñado de aliados permanentes.

Pero al marco de los frentes electorales hay que incorporarle otra dimensión de análisis. A diferencia de la Alianza, dominada por el radicalismo de De la Rúa, el PRO de Macri estará en minoría dentro de su propio frente, hegemonizado por sus socios de boina blanca. En la distribución de bancas, la UCR tiene hoy 35 diputados propios y 4 aliados. Según el presidente del Comité Nacional, Ernesto Sanz, su partido pone en juego 13 y se llevará unos 19. Así, le quedaría un bloque de 45 diputados, incluidos los aliados catamarqueños y de Suma+. En el Senado la correlación UCR-PRO también es despareja en favor del primero. El radicalismo arriesga 9 de sus 13 bancas (11 propias y 2 aliados). Espera retener 6 y le quedaría un bloque de 10. El macrismo, en cambio, tiene sólo dos y un aliado (Alfredo De Angeli). No arriesga ninguna pero en octubre sólo aspira a sumar una senadora por Córdoba, gracias a la renuncia de Luis Juez a su candidatura. Es incierto el alineamiento de Carlos Reutemann, hasta ahora en el peronismo disidente, pero primero en la lista de senadores santafesinos del macrismo.

De todas maneras, el panorama no es del todo sombrío para el jefe de Gobierno porteño. “Los presidentes en Argentina tienen una ‘luna de miel’ durante la cual nunca tuvieron problemas en Diputados y en el Senado. El peronismo tenía mayoría cuando De la Rúa era presidente y le aprobaron todo. El Congreso no es un problema en el primer año, el problema puede surgir a partir del segundo”, asegura el politólogo y profesor de la Universidad de Maryland Ernesto Calvo, autor del libro Exito legislativo en Congresos fragmentados. Su colega Andy Tow, responsable del blog Atlas Electoral, aporta también otra herramienta a la que podría recurrir eventualmente el macrismo: “Lo que existe y está constitucionalizado son los Decretos de Necesidad y Urgencia. Fueron institucionalizados previendo justamente situaciones de bloqueo legislativo. Puede usarse en aquellas materias que no sean legislación tributaria, penal, de partidos políticos y elecciones”, explica.

Para Sergio De Piero, docente de las universidades de Buenos Aires y Arturo Jauretche, “el problema de Macri va a ser que deberá convencer a extraños para conseguir mayorías. Tanto Menem como Kirchner, al momento de asumir, tuvieron que convencer a sus propios compañeros de partido”. En relación con los famosos DNU, De Piero advierte que Menem los utilizó en un contexto de crisis económica y que “el margen político para gobernar por decreto no es el mismo”. “No es lo mismo que los cientos de vetos que hizo en la Ciudad”, completa.

A poco de concretarse este año la alianza entre la UCR y el PRO, Macri adelantó uno de los nudos que deberá enfrentar en caso de llegar al poder: cómo formar gabinete para lograr contener a sus socios. El líder del PRO destrató a sus socios aclarando públicamente que no habría “cogobierno” bajo ningún punto de vista. “En la alianza con el Frepaso, la UCR por lo menos tenía al segundo partido, con un vicepresidente. Al momento que asume Macri, no hay otro actor político en la alianza. La fórmula corresponde sólo al PRO. No es en verdad una coalición de gobierno en la que uno puede sumar al radicalismo y otros aliados. Por más que se sumen algunos ministros, eso no es una alianza formal con el partido”, explica Calvo y aclara que eso no implica que “todo va a colapsar”.

Para el politólogo, el principal desafío no pasaría tanto por el Parlamento sino por la relación con los gobernadores. “Los gobernadores no van a quedarse parados frente a una situación de fragilidad económica. Salen a buscar recursos, presionan por partidas especiales y eso genera mucho malestar político en un contexto de pocos recursos. Y no tener gobernadores propios es más caro para el presidente”, completa.

Además de Horacio Rodríguez Larreta en Capital, el PRO cuenta con dos gobernaciones en manos de la UCR, que podrían convertirse en cuatro si se cumplieran sus deseos de ganar en Jujuy y Santa Cruz. Aun con esa hipótesis, quedarían 15 gobernaciones peronistas hasta hoy encuadradas en el FpV, otras dos peronistas disidentes (Córdoba y San Luis) y dos expresiones provinciales (el Frente Progresista en Santa Fe, el MPN en Neuquén). Tow agrega que, además, Macri heredaría funcionarios de alto rango que no le sería fácil reemplazar, como Martín Sabbatella en la Afsca, Alejandro Vanoli en el Banco Central o Alejandra Gils Carbó en la Procuración General. Con todo este marco, De Piero sostiene que las promesas de “cambio” de Cambiemos serán más difíciles de llevar a la práctica. “Tendría que ser un gobierno de mucha negociación”, concluye.

Publicado en:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-280514-2015-08-30.html

UNA DIFERENCIA QUE YA SUPERA LOS DIEZ PUNTOS, por Raúl Kollmann (para "Página 12" del 30-08-15)


SE ESTIRA LA VENTAJA DE SCIOLI SOBRE MACRI EN LA PRIMERA ENCUESTA NACIONAL DESPUES DE LAS PASO

El sondeo de la consultora Aresco muestra que se afirman en el electorado las tendencias de las PASO. El FpV aparece por arriba del 40 por ciento, a más de diez puntos de la fórmula de Cambiemos. Massa sigue expectante, pero no logra retener los votos de UNA.

 Por Raúl Kollmann

La fórmula del Frente para la Victoria (FpV), que integran Daniel Scioli y Carlos Zannini, se impondría por diez puntos a la de Cambiemos (Mauricio Macri-Gabriela Michetti) si las elecciones fueran hoy. El FpV conseguiría algo más del 40 por ciento mientras que Cambiemos superaría por muy poco el 30. La distancia llama la atención, si se tiene en cuenta que el oficialismo viene de semanas en que el menú de las noticias desplegadas por los medios fue más bien adverso, empezando por las inundaciones, la muerte del joven en Jujuy y las turbulencias por las elecciones en Tucumán. En el tercer lugar sigue Una Nueva Alternativa (UNA), con Sergio Massa y Gustavo Sáenz en la fórmula, que redondea el 17 por ciento. A pesar de que la distancia entre Scioli y Macri se estiró a más de diez puntos, aun no se puede concluir que el FpV ganaría en primera vuelta, sin necesidad de balotaje, porque los números son demasiado estrechos. Una de los grandes motores del oficialismo es la opinión manifestada por los consultados sobre su situación económica personal y familiar: más del 57 por ciento considera que está bien o muy bien.

Las conclusiones surgen de una amplia encuesta realizada por la consultora Aresco, fundada por la familia Aurelio y que hoy conduce Federico Aurelio. En total se entrevistaron 4156 ciudadanos en todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. Una parte de las entrevistas fueron telefónicas y otra parte en estaciones de tren o lugares de concurrencia de los sectores de menores recursos. De esta forma se conforma una muestra amplia y que registra a las distintas franjas de población, ya que en los hogares humildes se tiende cada vez más a no tener teléfono fijo y a manejarse con celular.

“Yo diría que para el oficialismo son buenos números –señala Federico Aurelio–. Debe tenerse en cuenta que las noticias, después de las PASO, fueron más negativas que positivas. Citaría las inundaciones, la muerte en Jujuy, la controversia sobre las declaraciones de Carlos Tevez, las convulsiones en Tucumán. Después de todos esos hechos, vemos que Scioli no sólo mantiene su votación de las PASO sino que aumentó un par de puntos y que Macri tiene una situación de estancamiento. Esa falta de crecimiento de Macri nosotros la venimos viendo desde diciembre de 2014. Está ahí, alrededor de los 30 puntos y no se mueve. Por lo tanto, me animo a decir que los datos de la encuesta plantean cierto optimismo para el oficialismo.”

Clima

“Hay quienes opinan que la campaña del FpV debe concentrarse en quienes fueron sus votantes y están los otros, los que señalan que debe apuntar más al centro, a los ciudadanos que puedan provenir de otras alternativas políticas –analiza Aurelio–. Yo diría que lo primero es mejorar el estado de ánimo con el gobierno y con el oficialismo. Hay que poner todo el esfuerzo en volver a la normalidad, después de estas semanas tan turbulentas.”

Para Aurelio, “la evaluación de la gente de su situación económica personal y familiar es una gran fortaleza del FpV. Casi el 58 por ciento dice que están bien o muy bien las cosas en su hogar. Es una base de enorme importancia. Pero, además, es un porcentaje que viene creciendo, lentamente, pero viene creciendo. Tiene que ver con los niveles de empleo y de consumo. De manera que ahí hay un punto en el que asentarse. Igualmente, yo diría que la campaña de Scioli-Zannini tiene que apuntar a explicarle a la gente cómo se va a seguir avanzando, cómo se va a resolver una parte de los problemas que todavía tienen los ciudadanos. No tengo dudas de que se parte de una situación en que se avanzó, en que la gente consiguió cosas. Se ve en la encuesta. Pero en buena parte, el ciudadano considera que lo que se consiguió ya se consiguió y por lo tanto hay nuevas exigencias, nuevos desafíos. Reitero que no se vota por conceptos ideológicos o de política partidaria, sino por la perspectiva de que tal candidato va a solucionar problemas”.

Gobernabilidad

–¿No se plantean dudas sobre la gobernabilidad entre los ciudadanos? –le preguntó este diario a Aurelio.

Yo creo que eso va a pesar más adelante, cerca de la elección –responde Aurelio–. Pero me parece que allí esta la clave de las razones por las cuales Macri no crece: las dudas sobre la gobernabilidad. Insisto con el dato de que nosotros lo tenemos estancado en un número que se parece al 30 por ciento desde diciembre de 2014. Ahora retiene los votos de la UCR y de Carrió, pero no avanza nuevos pasos. Su presencia política se asienta básicamente en la crítica al oficialismo, casi no menciona nada sobre sus propuestas de gobierno y, menos todavía, cómo las va a llevar a cabo.
Sin hacer un amplio desarrollo, el consultor se refiere a que hacia el final de una campaña presidencial el electorado evalúa riesgos y allí es donde más pone en la balanza esa evaluación positiva que tiene sobre su situación personal. Es lo que explica la trepada de última hora que hubo en algunos comicios provinciales. En Santa Fe, por ejemplo, parecía que el oficialismo de esa provincia perdía y terminó ganando. En Córdoba no fue tan acentuado, pero hubo una trepada del delasotismo en las semanas finales. En Tucumán el viraje se produjo un mes antes de los comicios. Aurelio piensa que en el tramo final cobra peso el hecho de que el oficialismo –con aciertos y errores– exhibió gobernabilidad, además de contar con importantísimas mayorías en las dos cámaras del Congreso, exhibir en sus filas a la mayoría de los gobernadores y contar con una inserción gremial y territorial de envergadura.

Cambio

El debate sobre el cambio y la continuidad está planteado desde el principio de la campaña. A tal punto que la alianza opositora adoptó el nombre Cambiemos. Sin embargo, sobre el final de la campaña de las PASO, Macri giró bruscamente y trató de exhibir un respaldo –muy cuestionado– a la continuidad de numerosas políticas del FpV: estatización de YPF, de Aerolíneas, negociación dura con los fondos buitre, asignación universal. Destinado a tranquilizar a los votantes sobre cómo afectaría sus vidas una eventual presidencia del PRO, quedó fuertemente instalada en la ciudadanía la duda sobre la autenticidad de ese giro.

En la encuesta de Aurelio se verifica nuevamente que quienes están más cerca de la continuidad, suman casi el 53 por ciento, un porcentaje muy superior al 45 por ciento que necesita un candidato para ganar sin balotaje. Cerca de un 41 por ciento está a favor de un cambio de modelo, pero más de la mitad se inclina por una continuidad lisa y llana o por una continuidad con algunos cambios.

UNA
“La candidatura de Sergio Massa mantiene su posicionamiento –señala Aurelio–. Perdió unos puntos, yo creo que a manos de otras opciones que no son las dos mayoritarias. Algo creció Adolfo Rodríguez Saá, un poco creció Margarita Stolbizer y un poco también Nicolás Del Caño. Por ahora, Massa conserva su lugar, aunque diría que su posición es frágil, sobre todo en la medida en que vayan avanzando las semanas y nos acerquemos a la elección. Uno puede trazar un par de hipótesis. Que Massa se mantenga, en cuyo caso Scioli tendrá que buscar los diez puntos de diferencia con el segundo para ganar sin balotaje, porque le resultará muy difícil llegar a los 45 puntos. La otra hipótesis es que Massa caiga muy fuertemente. En ese caso, Scioli tendrá la chance de buscar los 45 puntos. Hay que decir que Massa se mantiene y se presenta claramente haciendo propuestas. En eso se diferencia de Macri.”

Regiones
Para algunos estrategas del pPV, una clave para Scioli-Zannini es mejorar su votación en dos lugares, Provincia de Buenos Aires y Córdoba.
“Si tuviera que dar una diagnóstico general –señala Aurelio–, los números de hoy se parecen bastante a los de las PASO. No hay cambios sustanciales, salvo los que hemos señalado. La fortaleza del FpV está en el conurbano bonaerense, en el interior del país y continúa bien en Santa Fe. Las debilidades –siempre en términos relativos– están en la Ciudad de Buenos Aires, en Córdoba y en el interior bonaerense. Pero repetiría el concepto de que los dirigentes políticos de las regiones no son generales que mueven para donde quieren a la tropa. Los ciudadanos no son soldados. La clave está en mejorar el estado de ánimo con el oficialismo, el gobierno y el FpV después de varias semanas de dificultades. Y si pese a esas dificultades, el FpV mantiene diez puntos de ventaja, el panorama es de optimismo más para el FpV que para Cambiemos. No se puede decir que el oficialismo gana sin balotaje ni tampoco que en esta situación la perspectiva es de segunda vuelta. Es tan fino el diagnóstico; estamos hablando de décimas de un punto. Y lo cierto es que una encuesta, que tiene márgenes de error, no es un instrumento al que se le pueda pedir semejante definición. Más todavía cuando faltan dos meses para la elección.”

raulkollmann@hotmail.com


Tendencia y proyección de voto a presidente - Octubre 2015

Continuidad o Cambio


Evaluación de la gestión de la Presidenta y de la situacion económica personal


Publicado en:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-280524-2015-08-30.html

Los indecisos y ausentes, claves para octubre, por Demiám Verduga (para "INFOnews" del 30-08-15)





Esta semana, varios encuestadores llegaron a una misma conclusión: el escenario que arrojan los sondeos es idéntico al que mostraron las primarias. Pero detectaron dos sectores donde el FPV podría agrandar la diferencia.

Han pasado 21 días desde que se celebraron las PASO nacionales. El escenario político, en términos electorales, parece haber quedado congelado, como si alguien hubiese apretado el botón de pausa mientras miraba una película. Es lo que indica la mayoría de las encuestas que se han cerrado en estos días y que casi ningún consultor quiere publicar. Los partidos políticos también prefieren, por ahora, mantener los números encajonados.

Tiempo Argentino accedió a tres mediciones diferentes, cuyas fuentes no se pueden revelar, que muestran un escenario similar de intención de voto para el 25 de octubre. Un elemento a tener en cuenta, que podría dar una "sorpresa", leve, es la porción del electorado que no fue a las urnas. Comparativamente, en las PASO 2015 participó casi un 8% menos del padrón que en las de 2011. En un panorama en el que dos o tres puntos pueden definir la elección en primera vuelta, las inclinaciones de este sector serán claves.
Los números

Los tres encuestadores que hablaron con este diario, y pidieron no ser mencionados, tienen mediciones nacionales recientes. Cabe recordar que, en las internas abiertas del 9 de agosto, la mayoría de las consultoras tuvieron la oportunidad de redimirse, habían anticipado con bastante precisión el resultado. Los números, en concreto, no han cambiado demasiado en estas tres semanas. Daniel Scioli, candidato del FPV, oscila entre el 39 y el 41% de intención de voto. La cifra contiene un elemento central. La ley electoral pone un piso mínimo de 40 puntos para ganar en primera vuelta. Luego, si el candidato queda por debajo de 45, tiene que sacarle 10 de diferencia al segundo para alzarse con el triunfo. Pero si no se llega al 40 no importa la distancia, no gana. Scioli, con el 38,4, había quedado muy cerca de ese piso en el escrutinio provisorio de las PASO y, según fuentes de la Dirección Nacional Electoral, en el conteo definitivo quedará aun más cerca. Esto es lo que confirman las nuevas mediciones. Con eso no alcanza para el triunfo el 25 de octubre, pero es una condición inexorable.

Las autoridades electorales esperan tener, entre mañana y el martes, el resultado del escrutinio definitivo de las PASO del 9 de agosto.

El principal candidato de la oposición, Mauricio Macri, ronda entre el 30 y 32 % de intención de voto. El dato responde una de las incógnitas que habían arrojado las Primarias. Macri, como candidato, había sacado algo más del 24% de los sufragios. El frente Cambiemos, que reúne al jefe porteño con la UCR y la Coalición Cívica, había conseguido el 30 en total. A esa cifra llegó por el aporte al caudal de la coalición que brindaron las candidaturas de Ernesto Sanz y Elisa Carrió. Los nuevos números indican algo que era esperable: el alcalde de la Ciudad contiene a los votantes que en las internas abiertas del frente opositor respaldaron a Lilita y al senador.

No es igual la situación de Sergio Massa. El ex intendente de Tigre, según los sondeos a los que accedió este diario, ronda entre 16 y 17 puntos. Es decir que no estaría, por ahora, conteniendo al 20% de los votantes que habían optado por su frente UNA, al que el "Gallego" José Manuel De la Sota le había aportado seis puntos. Quienes optaron por el cordobés el pasado nueve de agosto no están respaldando monolíticamente a Massa y han hecho crecer la cifra de los indecisos.
Los que faltaron

Además de los indecisos, que según dos de las tres mediciones crecieron al 10%, otro caudal que conviene tener en cuenta son los ausentes. Tomando las cifras globales, comparando las Primarias de 2015 con las de 2011, el pasado 9 de agosto hubo un 8% menos de participación. Hace cuatro años votó el 81,4% del padrón y ahora el 73,11. Uno de los consultores que habló con este diario sostuvo que en esa porción del electorado que no fue a las urnas en esta ocasión hay más simpatizantes del FPV que de las fuerzas opositoras.

¿Por qué? Porque el ausentismo fue fuerte en provincias y municipios en los que el peronismo tiene un alto respaldo y donde, de hecho, ganó. En La Rioja, por caso, en las PASO nacionales participó el 66% del padrón y Salta un 65. Ambas provincias se ubicaron unos siete puntos por debajo del promedio de participación nacional y casi 10, por debajo, de la convocatoria que hubo hace cuatro años en esos mismos territorios. Como suele pasar con las provincias del norte, cada una por su cuenta tiene un peso electoral leve, pero cuando se las suma, la situación cambia.

Si el escenario no varía, ningún movimiento dará una sorpresa impactante el próximo 25 de octubre. Sin embargo, la distancia entre Scioli y Macri, con el bonaerense a la cabeza, es hasta ahora de un 8 por ciento. Por ende, si el candidato del FPV estira esa diferencia tres puntos más ganaría en primera vuelta. Como se dijo, todo porcentaje en apariencia pequeño puede producir un gran cambio en el resultado final.
Escrutinio

Las autoridades electorales esperan tener, entre mañana y el martes, el resultado del escrutinio definitivo de las PASO del 9 de agosto.


Publicado en:
http://www.infonews.com/nota/245241/los-indecisos-y-ausentes-claves-para-octubre

sábado, 29 de agosto de 2015

Fuerte apoyo del hermano de Scioli a la candidatura de Aníbal, por INFOnews del 28-08-15



El vicepresidente ejecutivo del Grupo Provincia, Nicolás Scioli, sostuvo hoy que Aníbal Fernández "tiene todas las cualidades y es el mejor candidato".

El vicepresidente ejecutivo del Grupo Provincia, Nicolás Scioli, sostuvo hoy que Aníbal Fernández "tiene todas las cualidades y es el mejor candidato para continuar el trabajo que hizo Daniel en la Provincia".

En ese marco agregó: "Qué bueno sería para la Provincia tener a dos hombres que tanto la conocen, a Daniel como presidente y a Aníbal como gobernador".

"Aníbal es el indicado para continuar con lo que falta en una Provincia en la que se avanzó mucho y que hoy tiene 25 mil nuevos policías, cerca de 20 nuevos hospitales intermedios, una nueva autovía 6 con 180 kilómetros que llega al nuevo Puerto La Plata, la nueva Autopista La Plata Buenos Aires y un Banco que está al servicio de las Pymes y es líder en financiamiento agropecuario, entre otros avances", dijo.


"Aníbal llega con la experiencia no sólo de haber sido intendente, senador por nuestra provincia, ministro de Justicia, del Interior, secretario de Presidencia, pero sobre todas las cosas como jefe de todos los ministros de la Nación, lo que le da el conocimiento y la experiencia necesarios para gobernar una provincia tan compleja como la de Buenos Aires", agregó.

Por último, señaló que "gobernar un país y una Provincia de las dimensiones de la nuestra implica responsabilidad, coherencia y una experiencia comprobable, real. Daniel y Aníbal son los más preparados en ese sentido, tanto para la presidencia como para la gobernación".

Publicado en:
http://www.infonews.com/nota/245103/fuerte-apoyo-del-hermano-de-scioli-a-la-candidatura-de-anibal

LULA, A LA CANCHA PARA DEFENDER A DILMA, por "Página 12" del 29-08-15



El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva anunció que decidió volver al primer plano de la política de su país y defender a su sucesora y actual jefa de Estado, Dilma Rousseff. "Como tengo las espaldas anchas y ya recibí demasiado, veré si le dan un poco de sosiego a Dilma y me pegan a mí", manifestó.

La afirmación del ex mandatario se asocia con la afirmación que hizo ayer, en el sentido de que estaba evaluando volver a postularse en los comicios de 2018 para presidir Brasil. Lula, quien estuvo flanqueado por el ex presidente de Uruguay José Mujica, afirmó ante los asistentes a un seminario que permaneció "callado" en los últimos cinco años, desde que terminó su segundo mandato, y afirmó que ahora ha decidido "viajar, hablar y dar entrevistas" para defender la labor de Rousseff.

"Como tengo las espaldas anchas y ya recibí demasiado, veré si le dan un poco de sosiego a Dilma y me pegan a mí", dijo el fundador y líder del Partido de los Trabajadores (PT) en alusión a las críticas de la oposición hacia la presidenta.

Lula sostuvo que "la derecha reaccionaria" le ha dado por "muerto" en varias ocasiones. "Los adversarios todo el santo día dicen mi nombre. Aprendí una cosa, solo matas a un pájaro si se queda quieto, si se mueve no lo cazas. Yo volví a volar otra vez", dijo Lula y desató la ovación en un auditorio colmado de personas en São Bernardo do Campo, la ciudad satélite de San Pablo en la que inició su carrera sindical y política.

El ex mandatario aseguró que no se siente insustituible en la política brasileña, puesto que "en todo hombre que se siente imprescindible, está naciendo un dictador dentro de él", pero puntualizó que no es fácil crear nuevos líderes.

Lula aseguró que Brasil vive una "lucha de clases" que viene "de arriba abajo" y que responde a los "prejuicios" de la elite hacia los pobres y que se ha traducido en el "odio" y en un proceso de "criminalización" del PT, en alusión a los escándalos de corrupción de Petrobras y otros por el que están enjuiciados varios dirigentes.

En línea con su anuncio de volver a los primeros planos, Lula da Silva defendió la reinstauración de la llamada Contribución Provisoria sobre los Movimientos Financieros (CPMF), un tributo conocido como impuesto al cheque, que ayudaría al gobierno a cerrar la brecha fiscal en el 2016, y opinó que nunca se debiera haber eliminado. "No se si es verdad si (el ministro de Salud, Arthur Chioro) defendió la CPMF. Pero es verdad que no debería haber sido extinta", dijo Lula.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff considera recrear la CPMF, en medio de las dificultades financieras creadas por la caída de la recaudación en un contexto de debilidad económica. Se calcula que la brecha fiscal a cubrir en el 2016 es de unos 130.000 millones de reales. La posibilidad de reinstaurar la CPMF despertó la oposición de empresarios y el Congreso.

La CPMF fue creada en 1997 por el gobierno de Fernando Henrique Cardoso y derogada por el Poder Legislativo en el 2007. El ministro de Salud, Arthur Chioro, defiende una alícuota de 0,38 por ciento, la última que rigió en la CPMF anulada ocho años atrás.

Publicado en:
http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-280478-2015-08-29.html